*

X
Como todos los años, el 2014 nos trajo finas destilaciones musicales condensadas en unos cuantos discos que mal haríamos en olvidar; aquí algunos de ellos

 eo6c2j

Aunque este año no tuve la suerte de decenas de álbumes de fina estirpe, algo que me revela un aspecto de lo que fue para mí (y quizá para muchos) el 2014, tampoco puedo negar que a lo largo de estos 12 meses escuché pasar más de un álbum que me acompañará el resto de la vida (lo que sea que eso signifique).

En todo caso me temo que en esta ocasión no será un top 10 o un top 20 el modelo que guíe este ya consolidado ritual anual –cuyas ediciones anteriores puedes consultar aquí: 20102011, 2012 y 2013–, sino simplemente una breve lista con algunos discos que brillaron particularmente, para mí, en este año.

Así que tras agradecer a los dioses sonoros las mieles que derramaron sobre nosotros durante este año, o su equivalente en una filosofía atea, pasemos a este listado de recomendaciones:

Reachy Prints - Plaid 

La alta costura del IDM tuvo en Plaid a su mejor embajador durante este año. Este álbum confirma una vez más la extraordinaria calidad del dúo británico.  

* Leer reseña completa

 

Dogs - Kim Hiorthoy

Luego de 7 años en silencio, este lúcido noruego regresó con un disco de fina hechura, sin duda entre lo mejor del año. 

* Leer reseña completa

 

Teenage - Bradford Cox

El brillante niño raro de Georgia (quien encabeza los proyectos Deerhunter y Atlas Sound), musicalizó el documental de Matt Wolf, resultando una esplendida pista sonora que, independientemente de Teenage, por si sola es un deleite narrativo.

 

Mahler Remixed - Fennesz

Este experimentado alemán, guitarrista y explorador sonoro, se abocó a la compleja misión de recontextualizar el trabajo del brillante compositor del siglo XIX. El resultado fue exquisito. 

* Leer reseña completa

 

Syro – Aphex Twin

La complejidad mental-musical de este británico irrumpió en 2014, luego de 13 años de no estrenar un álbum de estudio, con Syro.

* Leer reseña completa

 

 

Chapel Floor - Aaron Martin

Con este álbum, el destacado chelista y compositor nos sumerge en la reverberante melancolía de su instrumento. 

* Leer reseña completa

 

* Mención honorífica:

La estrella dormida – Federico Durand

Obra del argentino que desde 2010 nos ha convidado con un sutil cúmulo de evanescente ambient, este álbum es un pequeño prisma sonoro que vale la pena guardar cerca de nosotros.   

 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 

#YaMeCansé: el hashtag que ha evolucionado el activismo en México

Por: Ana Paula de la Torre - 12/31/2014

Se detonó cuando apareció en las calles el poderoso letrero #YaMeCansédelMiedo, que resonó notablemente en la sociedad

pgr8El fenómeno de los hashtags ha sorprendido a las "democracias" actuales. Estas etiquetas han creado censores analizados por los académicos, la prensa global y la clase política, para seguir la brújula de la discusión pública; y, en el caso del poder político, para atenuarla, suprimirla o manipularla.

Si los hashtags pertenecieran exclusivamente al mundo virtual, ¿por qué entonces preocupan a los políticos? (En México, por ejemplo, está registrado cómo el gobierno de Enrique Peña Nieto ha creado al menos 50 mil bots para "bajar" al popular #YaMeCansé). 

Los hashtags mantienen vivos desde movimientos sociales hasta los rumores de la farándula; sin embargo, en el ámbito político-social, su función es poderosa. Hasta hoy la prensa internacional continúa retomando el caso Ayotzinapa en gran parte gracias al #YaMeCansé, y al efecto simbólico que ha causado su permanencia. Y es que además de figurar como una ironía por la frase del procurador Murillo: “Ya me cansé”, luego de una rueda de prensa en la que aseguró que los estudiantes habrían sido asesinados, #YaMeCansé también se ha convertido, literalmente, en un arma virtual contra las estrategias digitales del gobierno federal para acallar la protesta y  la libertad de expresión.

Hasta hace poco se documentó que al menos 50 mil bots (cuentas ficticias) han intentado “bajar” el #YaMeCansé, repitiéndolo sistemáticamente para que Twitter lo “tire” asumiendo que se trata de una “conversación” forzada. Sin embargo, el movimiento de indignación pareció intensificarse ante esta estrategia del Estado, por lo que los usuarios han estado mutando cada cierto tiempo el número del #YaMeCansé, haciendo además alusión, en un emotivo sentido, al conteo por los 43 estudiantes desaparecidos. 

Hasta hoy el conteo va en el #YaMeCansé18, pero en los últimos días, sobre todo desde las celebraciones navideñas, que suelen causar  un menor tráfico de usuarios en internet, el hashtag ha desparecido sólo esporádicamente de los Trendig Topics. 

Los números

Como contexto, #YaMeCansé tuvo 7 millones de menciones en sólo 2 meses: en un comparativo, #YoSoy132 alcanzó 5 millones de menciones en 7 meses, y en un contexto electoral. 

#YaMeCansé se volvió una tendencia mundial y se mantuvo, inéditamente, 26 días como Trendig Topic. 

 

El resultado 

#YaMeCansé ha servido para mantener vivo el tema de la indignación causada por la violencia y la impunidad por el caso de los normalistas (recordemos que en México suelen apagarse los movimientos sociales). También ha sido útil, por la naturaleza del mensaje, para que la sociedad haga un recuento de la realidad política y social de la que está cansada. El hashtag ha permitido la organización de  las marchas y el aumento de la presión internacional, principalmente por parte de la prensa, para que el gobierno tome medidas contra una violencia causada, primordialmente, por una fallida política económica (que ha mantenido por 30 años los mismos niveles de pobreza) y una guerra contra las drogas cuyos efectos han sido devastadores e inhumanos. 

Cómo mantener vivo el hashtag (y con ello el movimiento)

Aquí algunas de las recomendaciones del proyecto activista LoQueSigue:

 Guia-YaMeCanse

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.