*

Francia Márquez toma posesión como vicepresidenta de Colombia: es la primera afrodescendiente en lograrlo

Sociedad

Por: Valentina Cisniega - 08/07/2022

Por primera vez en la historia de Colombia, una mujer de ascendencia negra estará en el poder ejecutivo como vicepresidenta
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

El triunfo de Gustavo Petro y Francia Márquez ha iniciado una nueva configuración política en Colombia. Su llamado a un Gran Acuerdo Nacional busca no sólo la gobernabilidad sino también el avance de la paz en un sentido amplio. Además, deberán responder a las expectativas que su triunfo ha generado en gran parte de la población colombiana.

Este domingo 7 de agosto ambos candidatos tomaron posesión de sus cargos (la fecha es significativa pues se conmemora la batalla de Boyacá, un hecho histórico que dio paso a la independencia del país). Esto, según dicta la tradición política colombiana, para entrar a la Casa de Nariño y ejercer el cargo de presidente y vicepresidente hasta el año 2026. Este mismo día, el presidente Iván Duque terminó su mandato.

El 21 de junio, dos días después de las elecciones, Francia Márquez Mina, la nueva vicepresidenta de Colombia, fue entrevistada por primera vez por un noticiero nacional. El periodista le preguntó si "vivir sabroso", una de sus convicciones comunitarias y lemas de campaña, se iba a hacer realidad para ella ahora que podía vivir en una casa oficial. Márquez respondió:

Si crees que porque soy una mujer empobrecida y me han dado una casa presidencial, ya estoy viviendo "sabroso", estás muy equivocado. Eso es parte del clasismo de este país (…). "Vivir sabroso" para los negros, en el seno de nuestra identidad étnica y cultural, se refiere a vivir sin miedo, a vivir con dignidad, se refiere a vivir con derechos garantizados.

Márquez no sólo se dirigía al periodista, sino al grueso de la sociedad colombiana que cree que "vivir sabroso" consiste en llevar una vida opulenta, en la que el objetivo es acumular dinero y lucir el estilo de vida de las clases altas. Esta interpretación equivocada del "vivir sabroso", reproducida y legitimada por los sectores privilegiados de la sociedad colombiana, se deriva del hecho de que Colombia es el segundo país más desigual de América. Se supone que los pobres sólo buscan imitar a los ricos.

Después de manifestarse contra el extractivismo, resistir localmente y enfrentarse al gobierno nacional en múltiples ocasiones, Márquez decidió pasar, en sus palabras, "de la resistencia al poder". Por segunda vez aspiró a contender en una elección popular, postulándose en marzo de este año en las primarias de izquierda, como parte del movimiento Soy Porque Somos y con el aval de la izquierda al partido Polo Democrático Alternativo. Márquez logró más votos que el ganador de la consulta de coalición de centro y quedó segundo en la consulta de Pacto Histórico, detrás de Gustavo Petro. Su popularidad hizo que Petro la eligiera como su candidata a la vicepresidencia

Francia Márquez, una activista ambiental del departamento montañoso del Cauca, en el suroeste de Colombia, se ha convertido en un fenómeno nacional, movilizando décadas de frustración de los votantes y convirtiéndose en la primera vicepresidenta negra del país, como compañera de fórmula de Gustavo Petro.

La candidatura de Petro-Márquez ganó la segunda vuelta de las elecciones del domingo, según los resultados preliminares. Petro, exrebelde y legislador de mucho tiempo, se convertirá en el primer presidente izquierdista del país.

El ascenso de la Sra. Márquez es significativo no sólo porque ella es negra en una nación donde los afrocolombianos son regularmente objeto de racismo y deben lidiar con barreras estructurales, sino porque ella proviene de la pobreza, en un país donde la clase económica define con tanta frecuencia la condición de una persona y su lugar en la sociedad. Los expresidentes más recientes fueron educados en el extranjero y están conectados con las poderosas familias y hacedores de reyes del país.

A pesar de los avances económicos de las últimas décadas, Colombia sigue siendo marcadamente desigual, una tendencia que ha empeorado durante la pandemia, siendo las comunidades negras, indígenas y rurales las más rezagadas. El 40% del país vive en la pobreza.

La Sra. Márquez, de 40 años, eligió postularse para el cargo, dijo, "porque nuestros gobiernos le han dado la espalda al pueblo, a la justicia y a la paz".

Para un segmento de colombianos que claman por un cambio y una representación más diversa, Márquez es su campeona. La pregunta es si el resto del país está preparado para ella.


También en Pijama Surf: Estas son las razones que explican la tensión entre China y Estados Unidos por el territorio de Taiwán

 

Imagen de portada: Federico Ríos / The New York Times