*

El bisonte regresa al norte de México después de 100 años de estar casi extinto

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 01/12/2021

El pasado 5 de enero de 2021 una manada de bisontes americanos fue vista mientras pastaban en la Reserva Natural El Carmen, en el estado mexicano de Coahuila

Después de cien años, los bisontes regresan a las planicies del estado de Coahuila en México.

La reintroducción del bisonte americano en esta reserva comenzó en abril de 2019 y seguirá durante este 2021. 

El bisonte americano es el mamífero más grande de América, su hábitat abarca desde el norte de México, pasando por Estados Unidos hasta llegar a Canadá.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) estima que hace aproximadamente dos siglos la población mundial de bisontes era de unos treinta millones de especímenes. Sin embargo, debido a la actividad humana, a inicios del siglo XX sólo había aproximadamente mil ejemplares. Su drástica reducción es producto de la caza desmedida, las enfermedades y la destrucción de los pastizales en los que habitaban.

En México, los estados norteños de Coahuila, Chihuahua, Sonora, Nuevo León y Durango fueron santuarios del bisonte americano. Ante esta situación, órganos gubernamentales universidades, organizaciones no gubernamentales y empresas del sector privado decidieron regresar al bisonte a su original región. 

El esfuerzo se cristalizó hace once años, cuando el Servicio Nacional de Parques de Estados Unidos donó veintitrés ejemplares a la Reserva de la Biosfera de Janos en Chihuahua. Los bisontes se reprodujeron y hoy ya son doscientes los ejemplares sólo en Chihuahua.

Bisontes_El_Carmen

Hoy el turno es el de Coahuila, que recibió diecinueve ejemplares para comenzar el proceso de repoblar esta región. Los ejemplares se encuentran en El Carmen, una región privada transfronteriza (México y EEUU) de conservación que tiene cinco diferentes ecosistemas en los que habitan aves, mamíferos, anfibios, reptiles y una gran diversidad de plantas. 

Bisontes_Coahuila

Este es el perfecto ejemplo de que dos países diversos en cultura y modos de vida, pueden cooperar para proteger intereses comunes más allá de las relaciones sociales, políticas y económicas: la protección de la flora y la fauna.

 


También en Pijama Surf: Estudio muestra que la biodiversidad hace felices a las personas

 

Imágenes: CONANP