*

X

Escuela, trabajo, familia... o la feliz prisión de nuestras vidas

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/15/2018

La prisión convencional de nuestra época

Esta escena de la película Vampire Assistant: Cirque du Freak -una por momentos genial comedia oscura- muestra la situación emblemática de un joven presionado por la sociedad.

College, job, family... College, job, family: a happy productive life. Este es el eslogan, la receta de éxito, el dogma de nuestra sociedad, en la que el éxito mundano y la conformidad con lo establecido por la sociedad son algo así como la nueva religión o al menos el imperativo categórico. Ir a una buena universidad para tener un gran trabajo y así poder tener una familia propia, de esa manera, en pasos bien definidos.

Por supuesto, no es que haya algo intrínsecamente malo, ni mucho menos, en ir a la universidad (si bien merece decirse que contraer deudas estratosféricas para hacerlo tal vez no sea la mejor decisión), en tener un trabajo y en tener una familia propia. Lo que se cuestiona aquí es la noción de que todas estas son indispensables para ser feliz o están indisociablemente conectadas y dependen la una de la otra. Para encontrar su plenitud, el ser humano ciertamente requiere de una búsqueda de la sabiduría, o al menos, de lo que se revela como verdadero -en un sentido ético y hasta religioso, algo que le enseñe cómo vivir, para qué vivir y le dé una repuesta a la pregunta por "quién soy yo"-. La universidad puede ayudar a esto, aunque no necesariamente.

El ser humano necesita también de una actividad en la cual pueda encontrar una salida a su energía, e idealmente, catalizar una cierta creatividad. El trabajo en el sentido de construir algo, de sembrar y cosechar, de crear una obra, de dedicarse a algo bueno, bello y verdadero, es algo que llena y satisface naturalmente a las personas. Las situaciones económicas suelen hacer que muchas gente tome trabajos que no están alineados con su propia vocación, intereses e inquietudes creativas, y que incluso los orillan a situaciones ética y estéticamente deleznables; esto es un fenómeno lamentable, cuyas causas trascienden el límite de este artículo. Dicho eso, muchas personas, pese a crecer en condiciones desfavorables, podrán con un poco de disciplina, pasión y fe sortear las contingencias para que su trabajo no sólo sea un medio para algo más, sino que sea una actividad suficiente en sí misma, grata, estimulante y hasta espiritualmente enriquecedora.

El ser humano necesita tener relaciones íntimas para sentirse conectado con la vida, e incluso, hasta para tener una vida saludable. Aunque ciertamente tener una familia propia es algo que brinda gran satisfacción e incluso se inserta dentro de un esquema ideal de plenitud en un sentido sociobiológico, es indudable que estamos presenciando nuevos esquemas en las relaciones de pareja y en los núcleos familiares que muestran que se pueden tener vida plenas sin necesariamente tener una "familia propia". Por otro lado, la razón por la cual es tan benéfico tener una familia propia se debe a que esto alienta en el individuo el amor y la responsabilidad por los demás y tiende, al menos idealmente, a mitigar el egoísmo. Amor, responsabilidad, servicio y autosacrificio son cosas que se pueden obtener sin necesariamente convertirse en un jefe de familia, ya que son parte de la esencia humana en su plenitud. Asimismo, nadie conseguirá estas "virtudes" solamente por tener una familia, tener un buen trabajo o haber cursado una licenciatura o un doctorado. En ocasiones, todo ello puede ir en contrasentido de esto, especialmente cuando se hacen las cosas como medios para algo más.

Desde una perspectiva más radical, que tiene como mira la libertad de la conciencia en un sentido último, la escuela, el trabajo y la familia pueden ser prisiones. Tanto Jesús como Buda y Krishna se describieron en sus enseñanzas como aquellos que cortan los lazos con el mundo, y específicamente, con la familia. Éstos son, finalmente, valores mundanos y hasta burgueses, en tanto que la mayoría de la gente busca estas cosas para obtener seguridad y evitar enfrentar el vacío del infinito y las verdaderas preguntas ontológicas. Como dice un maestro budista estadounidense:

Cosas, posesiones, pertenencias, comodidad, seguridad, poder, romance, aprobación son las barras de la celda de la prisión. Tanto la necesidad de ser o el miedo a ser, son las bases de la estructura de la prisión. Ganancias y pérdidas, alabanzas y acusaciones, fama y sinsentido, felicidad y sufrimiento, éxito y fracaso, placer y dolor, nacer y morir, riqueza y pobreza, todos estos son los contrafuertes de las paredes de la prisión. Si las distracciones de la sociedad, las cosas materiales y las relaciones te pueden hacer olvidar que estás en una prisión, entonces sigue durmiendo.

Las auténticas escuelas espirituales existen para aquellos que saben que están en prisión. Para aquellos que no han sido seducidos por los adornos de la sociedad en las paredes de la prisión -escuela, trabajo, familia, cena de Navidad-. Antes de que alguien sepa que está en prisión no puede ser ayudado. Hasta ese punto toda la llamada vida espiritual es sólo otro abalorio, otro ornamento más en la vida convencional con sus tediosas vueltas hacia la muerte. Pero en algún punto la mente del corazón entiende la lección de la vida y se convierte en una intensa concentración en ser libre. Es sólo en ese punto que una escuela espiritual puede ayudarte.

Para el budismo el mundo en el que vivimos, el samsara, es una especie de demencial y finalmente triste carrusel en el que nos subimos dando vueltas y vueltas, persiguiendo los objetos de los sentidos y de nuestras propias fantasías, sin darnos cuenta de que afuera está el mundo real, infinito y dichoso. La vida humana es una oportunidad para apearse del caballo -que siempre acabará revelándose como una yegua nocturna: nightmare, una pesadilla- y despertar, pero para hacerlo debemos notar que esta vida es una ilusión, que estamos siendo engañados en tanto que creemos que podemos ser felices a través de las cosas. Lo primero es notar que estamos en prisión. Por eso, el sendero budista empieza con la renuncia al mundo. Una renuncia que no necesariamente requiere de renunciar a la familia, al trabajo, a la escuela o incluso a las cosas materiales; significa renunciar a creer que la felicidad puede encontrarse en ellas. Renuncia a todo lo que es impermanente y condicionado y concentración única en lo que es eterno.

Te podría interesar:

9 ilustradores y blogs de arte erótico que desaparecerán pronto de Tumblr

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/15/2018

Una selección de arte erótico y creatividad que quizá no sobreviva a la censura de Tumblr

La semana pasada, la plataforma Tumblr anunció que a partir del 17 de diciembre de 2018 todo contenido considerado pornográfico será eliminado automáticamente. La medida causó cierto revuelo porque entre los medios sociales o de blogging existentes, Tumblr era uno de los pocos en no haber implementado una censura de ese tipo, por lo cual persistía como una especie de paraíso para quienes gustaban de consumir contenidos porno sin el requisito de pagar o registrarse.

Con todo, esta nueva regla también amenaza con arrastrar consigo expresiones creativas que se encuentran en la frontera del erotismo y la pornografía. Decenas o quizá miles de artistas de todo tipo encontraron en los últimos años en Tumblr una plataforma para hacer público su trabajo, pero ahora la posibilidad de dicha difusión se tambalea.

Antes de que la maquinaria acabe con todo, compartimos esta breve selección de artistas y blogs que celebran con su creatividad el arte erótico. Un consejo para su visualización puede ser agregar /archive a la URL original, para así acceder a la visualización por archivo, que puede resultar más cómoda. Por lo demás, cada imagen conduce al post original del blog donde hasta ahora está alojada.

 

Phazed

Phazed es quizá el artista erótico más conocido de Tumblr. En buena medida, su salto a la fama se dio paradójicamente gracias a la censura. En 2015, el artista compartió algunas de sus piezas en Facebook, pero a los pocos días de haberlas subido, recibió la notificación de que el contenido había sido borrado y su cuenta corría el riesgo de ser eliminada. Al denunciar esta situación, muchísimas personas que ya lo conocían y otras más que se encontraron con su trabajo por primera vez le manifestaron su apoyo, catapultando así su celebridad.

Pero más allá de esta circunstancia, es innegable que Phazed (pesudónimo de Jean François Painchaud) ha triunfado también gracias a su talento y cierta noción de originalidad de sus diseños. Si bien el artista toma imágenes elaboradas por otros (fotografías e ilustraciones), su capacidad para darles una nueva vida a través del color y el movimiento es notable, y el resultado es atractivo y seductor. 

 

Mike McDonnell

Mike McDonnell es un ilustrador de origen canadiense que hace un tiempo hizo una serie dedicada al sexo y el erotismo. En buena medida su trabajo destaca porque muestra el sexo crudamente, podría decirse, nada más que el cuerpo en la sensación pura, la respuesta al estímulo que significa un beso, una caricia, una penetración. 

Sin embargo, en el caso del sexo sabemos que el cuerpo no es sólo el cuerpo. Eso que sentimos está vinculado a ciertos significantes que también forman parte de la energía que nos recorre, que nos revitaliza, que gastamos y que se recupera por sí misma cuando besamos o acariciamos o compartimos la cama con alguien.

 

Apollonia Saintclair

Otra pionera de la ilustración erótica en Tumblr, la francesa Apollonia Saintclair fue también una de las primeras en dar valor a esta plataforma en su capacidad de dar a conocer trabajo creativo admirable. 

En los dibujos de Saintclair hay una fuerte tendencia hacia el realismo que sin embargo, en un instante, se interrumpe con la inclusión inesperada de un elemento imposible que trastorna nuestra idea de normalidad.

 

Stephanie Sarley

Stephanie Sarley, de quien hemos hablado antes en Pijama Surf, se destaca por su combinación muy peculiar de erotismo y, podría decirse, gastronomía. Sarley fue censurada hace un par de años en Instagram por subir videos en donde dispensaba un tratamiento poco común a frutas y verduras, que acariciaba y tocaba deliciosamente, logrando que éstas expulsaran sus jugos al contacto de sus dedos.

 

Regards Coupables

Con sede en París, la artista detrás de los trazos de Regards Coupables ha utilizado Tumblr desde el inicio de su carrera para difundir su trabajo. En su caso se trata de ilustraciones en donde la sobriedad se encuentra con el ingenio. Un mismo fondo sólido en casi todas las imágenes, líneas suaves y delgadas, algunas pocas muestras de color y, si acaso, un mensaje adicional: he ahí una fórmula sencilla que, nutrida de una manera inteligente y arriesgada de considerar el sexo, ha conseguido cautivar a miles. 

 

Eromática

La joven artista que da vida a estas ilustraciones reside en México. La profusión de colores y de motivos es parte de su sello personal, al igual que cierta sana irreverencia para acercarse a todas las posibilidades del sexo.

 

Terminamos esta lista con tres blogs en Tumblr que no pertenecen a ningún artista en particular pero, a cambio, han realizado durante varios años una labor muy admirable de compilación de arte erótico de distintas épocas y distintos orígenes. Quisimos incluirlos porque con la censura en dicha plataforma contra toda forma de “contenido explícito”, se pierde también ese trabajo y la oportunidad de conocerlo.

 

Historic Erotic Art from Around the World

Este sitio destaca por el acercamiento histórico con que ha incorporado sus imágenes, pues cada una de éstas lleva la compañía de un comentario (en inglés) que precisa datos como la época a la cual pertenece o la cultura de la cual surgió.

 

Erotic and bizarre art

Una compilación de imágenes con cierta estética kinky como denominador común. Una curaduría que explora los límites de la perversión en el erotismo.

 

INPASSIONED | EROTIC ART

Con cierto eclecticismo, este blog reúne imágenes eróticas con todo tipo de expresión creativa: ilustración, pintura, escultura, dibujo, etc. Asimismo, el resto de sus criterios son amplios, pues no se advierte una diferenciación clara de épocas, estilos, etc. Como sea, es una diversidad que se agradece, pues de esa manera cada cual puede navegar a sus anchas guiado por su curiosidad y su disposición para la sorpresa. 

 

Que la sexualidad humana se convierta en objeto de consumo es sin duda una discusión permanente, en la cual el arte y la pornografía participan. En ese sentido, vale la pena preguntarse por el efecto que la censura tiene en dicho proceso: ¿realmente resuelve algo, o simplemente desplaza la discusión a otro lugar?

 

También en Pijama Surf: Shunga, arte erótico que nos encamina a la utopía sexual

 

Imagen de portada: Phazed