*

X

Digi Lab: Workshop: El futuro del periodismo musical

Arte

Por: Luis Clériga - 11/23/2018

O cómo hackear la hiperdispersión en el panorama posdigital

Recién arrancada la XV edición de MUTEK México, el festival más importante de cultura digital a nivel Latinoamérica, la plataforma se dio a la tarea anual de generar las actividades paralelas en paneles y talleres. En esta ocasión, Ejival, fundador de Static Discos e importante comunicador mexicano, fue la voz que dio el banderazo de inicio al área de Digi Lab, acompañado nada más y nada menos que de John Twells, coeditor de FACT Magazine y fundador de Type Recordings.

En este taller se incentivó la participación del público, mientras que sus integrantes hablaron de nuevos medios, de disrupción, de un contexto capitalista voraz, pero también de "atajos" hacia nuevos discursos intermedios que puedan documentar el acontecer musical en esta época de altísima segmentación algorítmica, poca permanencia editorial y la sobreexplotación de los mercados por las plataformas de streaming principales del momento.

En la charla se generó una dinámica muy abierta con los presentes, al igual que en varias de las actividades experimentales y de talleres del festival, que normalmente terminan en una presentación (i. e. Hacklab, coordinado en la edición anterior por Leslie García y Paloma López del colectivo Interspecifics). John Twells puso la mesa para charlar de la situación socioeconómica de su natal Birmingham, en donde la gentrificación ha encarecido tanto el costo de los shows estelares, que se ha ido perdiendo el gusto por ir a conciertos de bandas locales y semilleros más accesibles económicamente.

De ahí, Ejival planteó un hack. ¿Cómo? Sí, una especie de «atajo inteligente», mediante un proyecto llamado Psiconavegaciones sonoras, en el que se busca plantear un ecosistema en el que la gente le da un marco de referencia histórica a la música, a través de un mapa. Este mapa sitúa diferentes características del contexto global al hablar de zonas, lugares, historias, la evolución y otras descripciones, que ayudan a generar una ruta de apreciación musical en diferentes lugares geográficos.

A grandes rasgos, el taller del Futuro del Periodismo Musical demuestra que se pueden desarrollar nuevas narrativas mediáticas y a la vez reunir una perspectiva de las escenas musicales al hacer énfasis en los pequeños ecosistemas, dándole relevancia a nuevos contenidos sin dejarse afectar tanto por la gentrificación de los mercados actuales, así dando luz a una documentación del verdadero avance musical de una urbe o una escena determinada.

 

Twitter del autor: @bizogramma

 

Te podría interesar:

Preso en cárcel de Xalapa denuncia que lo torturan repitiendo música de Maluma y Bad Bunny

Arte

Por: pijamasurf - 11/23/2018

La música del reggeatonero colombiano es usada como tortura, según un recluso mexicano

La música reggaetonera de Maluma y de Bad Bunny, altamente popular pero ciertamente no una de las muestras más refinadas del espíritu humano, ha sido noticia, esta vez no por un premio o un récord de ventas sino porque es utilizada para torturar, para "quebrar" a un recluso en una cárcel de Xalapa, Veracruz.

Gilberto Aguirre Garza, exfiscal de la ciudad mexicana de Xalapa, denunció que lo torturaron repitiendo música de Maluma y Bad Bunny durante hasta 7 días a todo volumen, de acuerdo con su abogado, Jorge Reyes Peralta.

La tortura, dice, vino por el lado de la voz de un colombiano que no para de sonar en el mundo: Maluma. Aguirre Garza cumple una condena relacionada a  delitos de desapariciones forzosas. La música estaría siendo "reventada" en su oído, con el fin de hacerle declarar en contra de otros funcionarios. Reggeaton para que suelte la sopa, por decirlo vulgarmente. Según reporta un diario mexicano:

Gilberto Aguirre Garza posee una trayectoria de 30 años en el sector público mexicano, durante ese tiempo gozó de una importante reputación entre los juristas del país y llegó a realizar publicaciones de corte académico sobre temas relacionados al derecho.

Presumiblemente se trata de un académico, aunque vinculado con crímenes deleznables. Las reacciones en redes sociales no se han hecho esperar, desde aquellos que sugieren que se lo merece hasta otros que señalan que esta es la condición natural del reggaeton, y especialmente de la música de Maluma: música para torturar.

Maluma no ha comentado nada al respecto. 

El uso de música pop para torturar no es algo nuevo, si bien queda por confirmarse lo aseverado por Aguirre Garza. Incluso se ha revelado una "playlist" supuestamente de la CIA, usada para torturar prisioneros, la cual incluye música de Christina Aguilera, entre otras "luminarias".