*

X

Digi Lab: MUTEK Match: Interconexiones entre plataformas musicales y las redes internacionales

Arte

Por: Luis Clériga - 11/25/2018

El panel MUTEK Match discutió la expansión de festivales de música e innovación, campo en el cual MUTEK, con sus múltiples ramificaciones, es un emblema

En MUTEK Match, platicamos con Alain Mongeau. El director general de MUTEK Montreal, nos compartió su perspectiva histórica y el hecho de que algunas filiales de la familia internacional llegan a números importantes: Barcelona cumple 10 años, el originario en Montreal va por 20 años de vida y aquí en México es el XV Aniversario. MUTEK Match fue un encuentro en el que diversos líderes de colectivos y de otros festivales locales como Nrmal, Bahidorá y Ensamble compartieron sus experiencias, al igual que agentes internacionales de Suiza y de San Francisco.

Parte de la reflexión es que los festivales a nivel global viven circunstancias similares: mientras que todos tienen su diferente formato y locaciones, a la vez todos hacen un esfuerzo por continuar, evolucionar y crecer, con factores que sin duda afectan al consumo y apreciación de la música, como la gentrificación o la economía. A la vez, se refuerza el tema de que hay un movimiento a nivel mundial que busca empujar el talento femenino para llegar a un porcentaje de equidad o cercano al balance entre el porcentaje de géneros dentro del talento que se presenta.

Otra de las conclusiones es que los festivales que parten desde cero tengan el respaldo de una identidad fuerte como MUTEK o siendo alguna otra iniciativa; e inclusive se equipararon las ediciones de MUTEK Argentina y de MUTEK San Francisco, que viven un momento parecido y cuya misión es similar: implementar un festival en un lugar que no tiene ese contexto entendido por completo o que tiene otro trasfondo, implica explicar que es un proyecto que tiene que ver más con la cultura digital que con la pura fiesta, un proceso que toma tiempo y que requiere de conciencia, educación y de desarrollo artístico.

Mientras ediciones como Argentina y San Francisco se empiezan a consolidar, en otros países aún se lucha por moldearse a la apertura cultural. Hay ejemplos contrastantes como el de MUTEK Dubái o MUTEK Japón, que en el caso del primero es casi como un desierto por su limitada vida artística, mientras que el caso del último es un tanto aislado y cerrado, pese a tener una de las escenas más fuertes del mundo. Esto le da tres funciones a MUTEK: el iniciar una plataforma segura para la música, el experimentar con el crecimiento de la escena local y el ponerla en relación con la escena internacional.

 

Twitter del autor: @bizogramma​

Te podría interesar:

Ondalinda x Careyes: el exclusivo festival en un punto paradisíaco del Pacífico mexicano

Arte

Por: pijamasurf - 11/25/2018

Este evento es una celebración de la vida y el espíritu, una congregación de personas afines que buscan encontrar la inspiración, la belleza y la fuerza espiritual para transformar el mundo

El festival Ondalinda x Careyes, apenas en su tercera edición, es sin duda uno de los más exclusivos y atractivos de México. La revista Vogue lo ha llamado el nuevo (y deluxe) Burning Man, pero mientras que la ciudad itinerante de Black Rock ha crecido hasta el punto de albergar unas 70 mil personas en los últimos años, en esta playa del Pacífico mexicano el aforo es limitado y aunque el festival se está expandiendo, se esperan menos de mil personas.

El festival pretende algo mucho más que poner unos DJs en la playa y pasarla bien un rato. Los 4 días del evento, del 8 al 12 de noviembre, son una celebración de la vida y el espíritu, una congregación de personas afines que buscan encontrar la inspiración, la belleza y la fuerza espiritual para transformar el mundo, según las palabras de sus fundadores, Lulu Luchaire y Filippo Brignone. De acuerdo con Luchaire, que trabajó en Apple y luego se retiró a Todos Santos (Baja California), la idea detrás del festival es reconectarse con la cultura ancestral. El festival pone un especial énfasis en el arte indígena y en los conocimientos chamánicos y medicinales de estas culturas. Cada año, se celebra a cierta etnia (el año pasado fueron los purépechas). El festival cuenta con una galería de arte en la que venden pinturas de artistas indígenas. Y las ganancias son donadas a diferentes comunidades indígenas.

Este año el tema del festival son los alebrijes, en el sentido de ser "animales espirituales personales" y de la conexión que tienen diferentes tradiciones con los animales, en los que encuentran sabiduría, guía y una posibilidad simbólica de transformación.

El line up cuenta con artistas como Oceanvs Orientalis, Nick Barbachano, Viken Arman, Goldcap y KMLN, entre otros.

El boleto al festival llega a costar casi mil 400 dólares, los cuales no incluyen el alojamiento. Así que no es barato, pero no hay duda de que los asistentes serán agasajados con música, paisajes, gastronomía, arte, espectáculos de luz y sonido y demás banquetes multisensoriales. El festival está asociado con Mayan Warrior, el famoso carro alegórico fiestero que todos los años acampa en Burning Man. Cuenta además con temazcales, sesiones de yoga y otras bondades.

Para volar alto a este festival de máximo deleite sensorial, las tarjetas American Express te ofrecen la posibilidad de pagarlo de contado o en parcialidades, además de su servicio 24/7, diseñado para resolver imprevistos en viajes. No vivas esta experiencia sin ellas.