*

X

Los libros que un psicoterapeuta podría escribir con la vida de sus pacientes

Salud

Por: pijamasurf - 07/01/2018

Vistos con humor e ingenio, los problemas que una persona lleva al consultorio del psicólogo podrían dar lugar a algunas de estas obras

Un psicoterapeuta suele ser testigo privilegiado de la condición humana y, más específicamente, de aquello que Jacques Lacan llamó “la dificultad de vivir”

Si vivir –por sí mismo, en todos los seres vivos– presenta sus propios problemas, en el ser humano a la lucha por la supervivencia se suma además la necesidad de entender por qué y para qué se vive, esto es, entender por qué está vivo y qué necesita hacer con su vida. Al final, las respuesta a estas preguntas son sencillas y en cierto modo equiparables a las de otros seres vivos, pero la singularidad humana obliga al sujeto a hacer un recorrido y una elaboración personales antes de poder responder.

Y eso, precisamente, es la materia de los psicoterapeutas, aquello que atestiguan: el esfuerzo del ser humano por enfrentar su propia dificultad, comprenderla y dejarla atrás. En pocas palabras, como también solía decir Lacan: pasar a otra cosa.

Sin embargo, el proceso no es sencillo, y sin duda los psicoterapeutas podrían dar fe de ello. De hecho, el motivo de esta nota es una serie de “libros” imaginados por el psicólogo Johan Deckmann a partir del componente esencial de algunos de los pacientes que han pasado por su consultorio. Una biblioteca peculiar que, si existiera, sería el muestrario perfecto de las contradicciones con las que el ser humano se enfrenta a lo largo de su existencia.

En general, esta es una muestra de ingenio y humor no sólo hacia el trabajo del propio Deckmann, sino también hacia cuestiones que acaso podríamos considerar con mayor sencillez y ligereza. La vida puede ser difícil, ¿pero no bastaría que cambiáramos un poco ese pensamiento para darnos cuenta de que puede ser, también, sumamente simple?

 

Cómo tener éxito instantáneo con tan sólo bajar tus estándares

 

Cómo pasar tu vida con las personas equivocadas porque te da miedo estar solo

 

Cómo despertar cada mañana y dedicar tiempo invaluable a hacer realidad el sueño de alguien más

 

Cómo mantenerte a ti mismo tan ocupado que nunca tengas tiempo para enfrentar tus problemas

 

Yo en las redes sociales / Yo

 

Cómo vivir tu vida de acuerdo a la definición que otros tienen de lo que eres

 

Cómo vivir una vida larga y saludable absteniéndote de todo lo que te da alegría

 

Cómo continuar cometiendo los mismos errores conocidos y esperar resultados diferentes

 

Cómo concluir que tu vida no va a ningún lugar y simplemente seguir concluyendo

 

Cómo sentirte satisfecho con lo ordinario cuando todo lo que deseas es extraordinario

 

Más imágenes en el perfil de Instagram de Deckmann.

 

También en Pijama Surf: 7 razones por las cuales la terapia psicológica funciona

Te podría interesar:

¿Crees que eres atractivo? Este estudio muestra que eres un pésimo juez de tu apariencia

Salud

Por: pijamasurf - 07/01/2018

Pasamos enormes cantidades de tiempo evaluando si nos vemosbien o no, y ese tiempo es absurdo, como muestra esta investigación

Las personas, particularmente los jóvenes hambrientos de aceptación y admiración, pasan grandes cantidades de tiempo ante el espejos acicalándose y evaluando su apariencia. Un nuevo estudio sugiere que esto podría ser una pérdida de tiempo, y no por vanidad sino por la ineficacia de nuestros juicios.

El investigador Nicholas Epley realizó un estudio en el que le pidió a estudiantes universitarios que observaran una foto de ellos mismos que había sido recientemente tomada y que evaluaran el efecto que tendría su apariencia en el sexo opuesto, en una escala del 0 al 10, en la que 10 era "muy atractivo". Luego miembros del sexo opuesto, por su parte, calificaron las fotos.

Los resultados del experimento mostraron que las personas no son mejores en evaluar su apariencia que el mismo azar. Uno podría decir un número al azar y tener la misma efectividad que en atinar a qué tan atractivo se es. O, como dice Epley, tu evaluación de tu nivel de atracción es tan precisa como la de cualquier otra persona que te califique. En términos de qué tan atractivos somos, no nos conocemos. Epley cree que la razón por la que no logramos vernos de manera precisa es que constantemente nos estamos comparando con imágenes previas de nosotros mismos, mientras que los otros nos comparan con las demás personas. Nos vemos como con un microscopio, mientras los demás nos ven con los ojos desnudos. 

Para muchas personas esto es realmente un problema, ya que sufren por sentirse inadecuadas o por distorsiones de su imagen corporal. Si acaso podemos tomar una conclusión de esto es que lo más sano es dejar de escrutinar la propia imagen y aceptar que no podemos hacer demasiado al respecto -ni siquiera emitir un juicio acertado-, por lo cual es más importante dedicarse a otras cosas que puedan hacernos sentir mejor, y cultivar menos el narcisismo.