*

X

Los 6 tipos de expresiones faciales universales y las conductas que producen en los demás

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/03/2018

Investigadores creen que las expresiones faciales, más que expresiones emocionales, son herramientas de influencia social

Una vieja teoría de psicología conductual sostiene que las expresiones faciales están ligadas a ciertas emociones y que son más o menos universales. Aunque no todas las culturas del mundo reconocen una sonrisa como un signo de felicidad o placer, la mayoría la identifican de esta forma y reaccionan análogamente. Contrario a esta noción, investigadores como Carlos Crivelli y Alan Fridlund han esbozado teorías de las expresiones faciales como herramientas de influencia social, considerando que sí existen ciertas expresiones faciales transculturales, pero que lo universal en ellas no es su expresión de una emoción, sino que son herramientas sociales con las que las personas responde a señales ambientales que se repiten en el tiempo y en el espacio. Así entonces, la sonrisa no expresa universalmente felicidad sino que es un recurso, según Crivelli, para ganarse la afiliación de otros. Se ha observado en las más diversas culturas que los bebés responden a comida que no les gusta estrujando la nariz y sacando la lengua, o que responden a un ruido fuerte abriendo los ojos de manera exagerada; estas conductas, no estarían expresando puramente disgusto o alarma sino, por ejemplo, rechazo a una conducta o señal ambiental. Este es un acercamiento funcional a la psicología gestual que resulta muy interesante, pero no deja de ser controversial.

 

Sonreír- Aunque generalmente la sonrisa parece asociarse con la felicidad y el placer, Crivelli y otros precisan que la sonrisa puede ocurrir sin que exista auténtica felicidad y es más bien una expresión que se usa para influir en las demás personas; ya sea para motivar al juego o la afiliación, es una forma de ganarnos a los demás o llevarlos a un estado de concordancia con nuestro estado interno o con nuestra intencionalidad. Todos sabemos que la sonrisa es, también, un arma de manipulación. 

 

Puchero- Hacer un berrinche o enfoscarse, pero con la acción facial específica que en inglés es designada "pouting", esto es, mover prominentemente los dos labios, o sobre todo el labio inferior. Es típicamente una expresión de tristeza, la cual, curiosamente, también suele usarse para parecer más atractivo y aparece comúnmente en fotos de modelos. 

 

Fruncir el ceño- Esta es la expresión del enojo, generalmente acompañada por una contracción de la expresión en la boca. Puede describirse también como un "gruñir" sin que se produzcan sonidos. Tiene la función de hacer que un individuo se someta.

 

Jadeo o respiración entrecortada- Esta es una expresión de miedo o susto, generalmente caracterizada por la boca abierta y la falta de aire, que tiene la función de evitar un ataque o de rendirse ante el mismo mostrando sumisión o una retirada incipiente.

 

Estrujar la nariz- Esta expresión muestra disgusto,  aunque cuando es acompañada de una sonrisa suele comunicar lo que en inglés se conoce como "cuteness". La función de esta expresión es evitar la trayectoria de una acción, por ejemplo señalar que no se quiere comer algo. Al igual que la expresión del puchero, en ocasiones este gesto se considera atractivo, ya que culturalmente existe una idolatría de la juventud y una asociación de la belleza con la infancia, y los niños suelen hacer frecuentemente estos gestos, e incluso los bebés cuando se encuentran con algo que no les gusta.  

 

Neutral- Diversos investigadores notan que existe una expresión de "supresión de emoción", es decir cuando bloqueamos la emoción, que en ocasiones se utiliza como una forma de rechazo a otra persona, o de distanciamiento.

Te podría interesar:

Científicos de Harvard creen que esta superburbuja acabará destruyendo el universo

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/03/2018

Conoce al instantón, la burbuja que se expande a la velocidad de la luz y que engullirá al universo

¿Acabará con un quejido o con una explosión?, se pregunta un poema. ¿O acaso con una superburbuja que se expande a la velocidad de la luz y todo lo devora, como el dios destructor Shiva? 

Un grupo de científicos ha publicado un interesante trabajo en la revista Physical Review, en el que mantienen haber encontrado un modelo que predice el fin del universo. El universo acabaría como la consecuencia de un instantón, una pequeña burbuja que se expande a la velocidad de la luz y absorbe toda la materia a su paso. Según Andres Andreassen de la Universidad de Harvard, en algún punto de la historia del universo el instantón deberá crearse. (Y el instantón será el eschaton). Los instantones son burbujas matemáticas, meramente teóricas. En realidad se trata de soluciones a ecuaciones que gobiernan el movimiento de las micropartículas y que se comportan como una especie de efecto de túnel cuántico, en el que una partícula aparentemente logra cruzar una barrera impenetrable. 

Según explica el sitio Live Science, el instantón crea una burbuja dentro del campo de Higgs, el campo que otorga materia a todas las partículas y del cual emerge el bosón de Higgs (la anteriormente llamada "partícula de Dios"). Este instantón es calculado como algo necesario cuando se toma en cuenta la relación del bosón de Higgs con una partícula más pesada llamada quark. De esta relación, que supone una cierta inestabilidad, se genera la burbuja escatológica que es el instantón. Sin embargo, esto no parece que ocurrirá pronto: el universo podría durar una cifra que resulta molesto escribir aquí (un 1 con 139 ceros detrás). Aunque existe una posibilidad de que algo inesperado suceda y Andreassen incluso señala que es posible, aunque poco probable, que la burbuja ya se haya formado. 

Los críticos de esta teoría argumentan que no se tomó en cuenta a la materia oscura y la gravedad cuántica. El tema es que nadie realmente tiene un modelo elegante para incluir la física de la materia oscura.

 

Imagen: Edmon de Haro