*

X

Los 6 tipos de expresiones faciales universales y las conductas que producen en los demás

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/03/2018

Investigadores creen que las expresiones faciales, más que expresiones emocionales, son herramientas de influencia social

Una vieja teoría de psicología conductual sostiene que las expresiones faciales están ligadas a ciertas emociones y que son más o menos universales. Aunque no todas las culturas del mundo reconocen una sonrisa como un signo de felicidad o placer, la mayoría la identifican de esta forma y reaccionan análogamente. Contrario a esta noción, investigadores como Carlos Crivelli y Alan Fridlund han esbozado teorías de las expresiones faciales como herramientas de influencia social, considerando que sí existen ciertas expresiones faciales transculturales, pero que lo universal en ellas no es su expresión de una emoción, sino que son herramientas sociales con las que las personas responde a señales ambientales que se repiten en el tiempo y en el espacio. Así entonces, la sonrisa no expresa universalmente felicidad sino que es un recurso, según Crivelli, para ganarse la afiliación de otros. Se ha observado en las más diversas culturas que los bebés responden a comida que no les gusta estrujando la nariz y sacando la lengua, o que responden a un ruido fuerte abriendo los ojos de manera exagerada; estas conductas, no estarían expresando puramente disgusto o alarma sino, por ejemplo, rechazo a una conducta o señal ambiental. Este es un acercamiento funcional a la psicología gestual que resulta muy interesante, pero no deja de ser controversial.

 

Sonreír- Aunque generalmente la sonrisa parece asociarse con la felicidad y el placer, Crivelli y otros precisan que la sonrisa puede ocurrir sin que exista auténtica felicidad y es más bien una expresión que se usa para influir en las demás personas; ya sea para motivar al juego o la afiliación, es una forma de ganarnos a los demás o llevarlos a un estado de concordancia con nuestro estado interno o con nuestra intencionalidad. Todos sabemos que la sonrisa es, también, un arma de manipulación. 

 

Puchero- Hacer un berrinche o enfoscarse, pero con la acción facial específica que en inglés es designada "pouting", esto es, mover prominentemente los dos labios, o sobre todo el labio inferior. Es típicamente una expresión de tristeza, la cual, curiosamente, también suele usarse para parecer más atractivo y aparece comúnmente en fotos de modelos. 

 

Fruncir el ceño- Esta es la expresión del enojo, generalmente acompañada por una contracción de la expresión en la boca. Puede describirse también como un "gruñir" sin que se produzcan sonidos. Tiene la función de hacer que un individuo se someta.

 

Jadeo o respiración entrecortada- Esta es una expresión de miedo o susto, generalmente caracterizada por la boca abierta y la falta de aire, que tiene la función de evitar un ataque o de rendirse ante el mismo mostrando sumisión o una retirada incipiente.

 

Estrujar la nariz- Esta expresión muestra disgusto,  aunque cuando es acompañada de una sonrisa suele comunicar lo que en inglés se conoce como "cuteness". La función de esta expresión es evitar la trayectoria de una acción, por ejemplo señalar que no se quiere comer algo. Al igual que la expresión del puchero, en ocasiones este gesto se considera atractivo, ya que culturalmente existe una idolatría de la juventud y una asociación de la belleza con la infancia, y los niños suelen hacer frecuentemente estos gestos, e incluso los bebés cuando se encuentran con algo que no les gusta.  

 

Neutral- Diversos investigadores notan que existe una expresión de "supresión de emoción", es decir cuando bloqueamos la emoción, que en ocasiones se utiliza como una forma de rechazo a otra persona, o de distanciamiento.

Te podría interesar:

Científica sufre derrame cerebral, su hemisferio izquierdo se apaga y tiene una experiencia mística

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/03/2018

La doctora Jill Bolte Taylor, haciendo uso de su propia experiencia mística provocada por un derrame cerebral, mantiene que el hemisferio derecho existe en un estado de unidad con el universo, en la dicha pura de la energía y el aquí y el ahora

La neuroanatomista Jill Bolte Taylor sufrió un derrame cerebral en 1996, el cual tuvo una serie de condiciones extraordinarias que le permitieron formular una serie de controversiales conclusiones sobre la naturaleza del cerebro y las cuales, por otra parte, la han convertido en una especie de celebridad viral, a partir de una de las TED Talks más vistas de la historia.

El 10 de diciembre de 1996, la doctora Taylor sufrió un derrame cerebral, luego de que un vaso sanguíneo le explotó en la parte izquierda del cerebro, deteriorando progresivamente su capacidad de procesar información. Taylor, quien luego llamó a este episodio My Stroke of Insight (el título de su libro; algo así como Mi derrame de iluminación), presenció durante horas cómo su hemisferio izquierdo se fue apagando, lo cual le impidió hablar, leer, caminar o recordar el pasado. Sin embargo, al mismo tiempo, tuvo una experiencia mística de unidad, lo que le pareció una especie de sendero espontáneo para alcanzar el nirvana vía el lado derecho del cerebro.

Taylor mantiene que el hemisferio derecho es como un procesador paralelo y el izquierdo es un procesador serial. El derecho existe sólo en el aquí y el ahora, y piensa en imágenes; el izquierdo es lineal, analiza y organiza conforme al pasado y proyecta hacia el futuro, es responsable de la sensación de "yo soy" y, por lo tanto, de la sensación de estar separados de las cosas. Durante su derrame cerebral Taylor se experimentó, desde el hemisferio derecho, como "un ser de energía conectado a la energía del universo que me rodea". Por momentos se fusionaba con la pared y se sentía como una niña; no había diferencia entre ella y los objetos.  

Estas impresiones han contribuido a crear la visión dicotómica entre el lado derecho y el lado izquierdo del cerebro, como si fueran dos personalidades muy distintas, una encargada de la parte racional-analítica y la otra de la parte sensorial, basada en el  campo somático, en el instinto y la intuición. Se ha llegado a hablar incluso de personas que se caracterizan por ser algo así como cerebralmente zurdas, y otras, derechas. Estas generalizaciones han sido criticadas por numerosos científicos, quienes señalan que esto es un mero reduccionismo y que en realidad ambas partes no trabajan de manera separada, sino como un sistema. Se ha dicho, por otra parte, que si Taylor hubiera sufrido un derrame en el hemisferio derecho, probablemente también habría tenido una experiencia mística. Estas son cuestiones un tanto complejas. Aquí presentamos las investigaciones que contradicen el trabajo de Bolte Taylor. Por otro lado, hay que decir que existen científicos que defienden una visión similar a la de la doctora Taylor. Dicho todo eso, y tomándolo con un grano de sal, no hay duda de que la experiencia y el relato de Bolte Taylor son fascinantes. El video a continuación presenta su memorable plática de TED del 2008 con subtítulos.