*

X

Investigadores crean el primer mapa de emociones y sentimientos y las zonas del cuerpo que activan

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/15/2018

Un mapa de calor de todas las sensaciones humanas subjetivas

Por más mental que parezca, cada sensación o emoción humana tiene un correlato fisiológico, y un grupo de investigadores finlandeses ha creado el primer mapa comprensivo de lo que llaman "sensaciones subjetivas", lo cual abarca lo que comúnmente se conoce como emoción (amor, miedo, odio, etc.) y sensaciones como el dolor de cabeza o el deseo sexual.

Para realizar el mapa se tomaron en cuenta los sentimientos reportados de más de mil personas, a las que se les pidió que dijeran en qué lugar del cuerpo sentían cada sensación. "Hemos encontrado pruebas sólidas que demuestran que el cuerpo está implicado en todas las funciones cognitivas y emocionales. En otras palabras, el espíritu humano está fuertemente encarnado", dijo Riitta Hari, una de las autoras del estudio.

Los resultados de esta investigación se han publicado en la revista científica PNAS. La idea es hacerse consciente de los diversos sentimientos que definen la experiencia cotidiana de ser seres humanos con conciencia, así como descubrir de dónde proceden y con qué otros sentimientos se relacionan.

Los investigadores separan las sensaciones en positivas o negativas y luego en aquellas vinculadas a la enfermedad, la homeostasis o la cognición. En estos cinco grupos se puede clasificar cualquier sensación humana.

Además, los científicos crearon una especie de huella dactilar corporal, en la que vinculan cada sensación con el área del cuerpo (o las áreas) donde se siente algo. Cuando una persona está triste (o enojada, o enamorada), esto generalmente se siente en ciertas partes del cuerpo; pero también leer o respirar produce una cierta zona de calor. Esto puede ser muy útil para reconocer ciertas emociones negativas y no ceder a sus inercias de descontrol, algo que se suele practicar en la meditación budista. 

 

Te podría interesar:

Científicos de Harvard creen que tal vez fuimos visitados por una sonda extraterrestre el año pasado

Ciencia

Por: pijamasurf - 11/15/2018

Un asteroide que atravesó el Sistema Solar hace unos meses podría haber sido un "velero solar"

El año pasado, una de las grandes noticias en la comunidad astrofísica fue la visita de un misterioso objeto que irrumpió en nuestro sistema solar. Se descubrió que el objeto ahora llamado Oumuamua era un asteroide con forma de cigarro, el primero jamás observado que viajaba desde otro sistema solar. Al observar este objeto, los científicos empezaron a notar ciertas propiedades extrañas que llevaron a algunos a teorizar que tal vez el objeto podría denotar la actividad de una inteligencia extraterrestre. El mismo nombre que los científicos le dieron parece reflejar esta posibilidad: Oumuamua significa "mensajero" en hawaiano. La excitación llegó al punto de que se intentaron "comunicar" con el intruso interestelar.

Esta semana se ha dado a conocer un artículo científico escrito por investigadores del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian en el que se considera la posibilidad de que este objeto, que viajaba a una velocidad de hasta 196 mil millas por hora, tenga un "origen artificial". Los científicos sugieren que Oumuamua puede haber sido una sonda de exploración enviada por extraterrestres de un sistema solar vecino.

La teoría se basa en el "exceso de aceleración" del objeto, es decir, el hecho de que de repente haya acelerado su velocidad al atravesar nuestro sistema, en un patrón de movimiento que lo distingue de un cometa. Si esto fuera así, es posible que se tratara de un velero ligero (light sail) o velero solar, propulsado por la radiación del Sol. Los científicos señalan que "veleros" de dimensiones similares ya han sido diseñados por nuestra civilización, incluyendo el IKAROS Project, y esta tecnología podría ser un lugar común entre civilizaciones avanzadas para transportar cargamentos entre planetas y estrellas.

Otras posibilidades de inteligencia extraterrestre observadas recientemente son algunas señales de radio que parecen haber exhibido ciertos patrones inteligentes, como la teorizada "megaestructura extraterrestre" de la estrella de Tabby (aunque recientemente, los investigadores han postulado una teoría que sugiere que los extraños pulsos de esta estructura se deben al polvo).

Aunque el trabajo de los investigadores de Harvard ha generado enorme interés, acaso por el deseo de no "estar solos" en el universo, otros científicos han contestado a los resultados del estudio realizado señalando que no son completamente convincentes.