*

X

Las personas con ojos azules comparten un mismo ancestro que se encuentra en España

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/15/2018

Este cambio, previo a los primeros de los registros históricos, sucedió cuando el gen llamado HERC2 sustituyó al gen OCA2 (aquel que determina los niveles de pigmento café en la pupila), resultando en la aparición del color azul en los ojos

Si bien es verdad que los ojos de color azul no poseen tanta resistencia a la luz solar ni precisión visual ante la oscuridad, la realidad es que son mayoritariamente apreciados por su rareza (tanto, que hasta son replicados mediante lentes de contacto). Sin embargo, ¿cómo fue que empezó a existir este fenómeno de la naturaleza?

Desgraciadamente los historiadores, científicos y antropólogos siguen sin descubrir quién fue el primer ser humano en tener ojos azules. Los datos que se tienen hasta ahora apuntan a que “las personas con este tipo de ojos comparten un mismo ancestro, un individuo que vivió hace más de 7 mil años con una mutación genética que ahora se ha extendido a lo largo del mundo”.

De hecho, se cree que se trata de un hombre del período Mesolítico, cuyos restos se encontraron al noroeste de España en el 2006. Según la secuencia de su ADN extraída de sus dientes, el hombre poseía piel oscura y genes que se relacionan con rasgos escandinavos de la actualidad. En palabras de Carles Lalueza-Fox, del Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona:

Es sorprendente encontrar que este individuo poseyó versiones genéticas africanas que determinaron la claridad de la pigmentación de los europeos actuales, lo cual indica que tuvo piel oscura.

[…] Es más sorprendente encontrar que poseía variaciones genéticas que producen los ojos azules en los europeos actuales, resultando en un genotipo único en un genoma que es claramente típico de Europa del norte.

[…] Los ojos azules en humanos modernos se relacionan con la misma mutación que un gen llamado HERC2. Si tienes esta mutación en ambas copias de un cromosoma, entonces tendrás  seguramente ojos azules. Este es el caso de este hombre, quien es seguramente el individuo conocido más antiguo con ojos azules.

Este cambio, previo a los primeros de los registros históricos, sucedió cuando el gen llamado HERC2 sustituyó al gen OCA2 (aquel que determina los niveles de pigmento café en la pupila), resultando en la aparición del color azul en los ojos. De hecho, según los investigadores, “cada persona con ojos de colores tiene esta misma mutación genética”.

Partiendo de la idea de que cada individuo con ojos de color azul también tiene una mutación genética, se podría intuir que el cambio probablemente empezó con la migración humana de África hacia Europa. Incluso, esto podría “explicar por qué las personas de ascendencia europea tienen ojos azules, al compartir un mismo ancestro europeo”.

 

 

Te podría interesar:

Increíble imagen de un átomo visible a simple vista gana premio de fotografía científica

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/15/2018

Una imagen única en la historia de la ciencia muestra lo que es en cierta forma imposible: ver un átomo

Las dimensiones minúsculas de un átomo y de toda la materia subatómica hacen que sea imposible para el ojo humano vaptarla. Pero gracias a una aplicación bastante astuta de tecnología de punta, los científicos han logrado fotografiar por primera vez un átomo único. David Nadlinger obtuvo el premio nacional de fotográfía científica del Reino Unido por esta prodigiosa foto, en la que se aprecia un punto de luz en un campo de iones. Un átomo atrapado entre dos electrodos, separados por 2mm.

Un átomo estándar mide apenas unas 10 millonésimas de 1mm (en 1mm cabrían 10 millones de átomos). Si bien los átomos de estroncio -como el de la imagen- son un poco más grandes, sólo podemos verlos porque absorben la luz del láser y luego la reemiten a una velocidad que puede captarse en una cámara.

La imagen muestra un punto de luz, un átomo cargado positivamente de estroncio, el cual se sostiene inmóvil por campos eléctricos que emanan de los electrodos de metal... Al ser iluminado por un láser, el átomo absorbe y reemite partículas de luz que hacen posible que una cámara lo capte utilizando una simple técnica de larga exposición. Pero lograr la imagen no fue nada fácil, se tuvo que emplear una cámara de alto vacío para albergar la trampa de iones. La fotografía fue realizada en el contexto de la investigación de computación cuántica en la que se utilizan iones enfriados por láser.