*

X

Niñas exploradoras hacen una pequeña fortuna vendiendo galletas afuera de expendedora de marihuana

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/21/2018

Estas niñas exploradoras saben que los munchies son una oportunidad de negocio

En el 2014, en el auge de la marihuana médica en California, el LA Times reportó sobre una chica de 13 años, parte de las llamas, Girl Scouts, que hizo una pequeña fortuna al vender galletas afuera de una expendedora de marihuana médica en San Francisco. La niña de 13 años, que ya despuntaba como una futura mujer de negocios, alcanzó a vender 117 cajas en 2 horas, colocándose afuera de la Green Cross. La chica tuvo que pedir que le surtieran más galletas en los primeros 45 minutos. Esta historia se convirtió en algo viral, despertando en otras niñas exploradoras la posibilidad de capitalizar el caso de los munchies. Sin embargo, este hecho hizo que algunas organizaciones locales, como la de Colorado, prohibieran a las niñas que emularan el suceso de éxito.

Dicha prohibición no fue efectuada con rigor en California, y actualmente, con el nuevo boom que representa la legalización de la cannabis recreacional en este estado, han surgido nuevas emprendedoras que cosechan las mieles de los munchies. Y es que, en general, la legalización implica una derrama económica para diversos sectores. Aunque también es cierto que ahora tienen una fuerte competencia con la industria de la inventiva marihuana comestible. 

Diversos medios estadounidenses reportan ahora de una niña exploradora que generó unos mil 500 dólares en 6 horas, después de vender 300 cajas afuera de una tienda de cannabis llamada Urbn Leaf. La tienda incluso utilizó esto como promoción para atraer clientes. Dulces, galletas y fuertes porros, o algo así.

Legalmente es lo mismo vender galletas afuera de una tienda de cannabis que de cualquier otro lugar, pero algunas organizaciones siguen ventilando sus dudas de que esto sea algo bueno y consideran que las niñas corren el riesgo de ser expuestas al uso de la cannabis. "¿Está bien que una joven niña venda galletas cerca de un negocio que vende sustancias que alteran la conciencia?", se preguntan algunos.

Por cierto, en Colorado, las autoridades que organizan a las niñas exploradoras han anunciado que cambiaran sus políticas y dejarán que las niñas vendan galletas afuera de las tiendas de cannabis. Finalmente entran en sintonía con los tiempos, y seguramente quieren parte de este pastel.

Te podría interesar:

Muere Miguel Sánchez Navarro Redo, explorador del "México desconocido"

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/21/2018

Sánchez Navarro Redo fue un importante editor, explorador y promotor en general de la cultura y la natura mexicanas

El pasado 4 de febrero del 2018 en Los Cabos, Baja California Sur, murió el editor, explorador, líder del movimiento ambientalista mexicano y padre de familia Miguel Sánchez Navarro Redo. El filántropo y explorador mexicano realizó importantes labores para la preservación de la naturaleza y la difusión cultural en México a través de la organización civil Pronatura y la editorial México Desconocido, entre otras organizaciones y empresas. 

Sánchez Navarro Redo se desempeñó como presidente y editor de México Desconocido, revista que fuera fundada por el multipremiado periodista y explorador Harry Möller en 1977. Por su labor con esta publicación y la editorial del mismo nombre recibió en el año 2003 el premio Premio Nacional Juan Pablos al Mérito Editorial. La labor de México Desconocido fue única, ya que en su momento llego a ser mucho más que una revista de turismo o de viajes: se convirtió en una publicación de historia, arte, ecología, biología, antropología y en general de divulgación de lo mejor que tenía México. La revista fue, bajo su dirección, una continuación de una profunda tradición de exploradores mexicanos y extranjeros que históricamente han ayudado a preservar la belleza y la diversidad de la cultura y los recursos naturales del país a través del conocimiento y el respeto de las tradiciones y el medio ambiente. Científicos, académicos, fotógrafos y periodistas trabajaron, en ocasiones en conjunto con instituciones gubernamentales y educativas, para dar a conocer ese "México desconocido", creando un importante archivo fotográfico e historiográfico y produciendo diferentes recursos para informar, educar y preservar lugares, tradiciones y especies de flora y fauna. La editorial además editó cientos de libros especializados, produjo una serie de televisión con el nombre La aventura de México Desconocido y varias piezas documentales. 

Miguel Sánchez Navarro Redo también fue reconocido por su labor por la restauración y la preservación del patrimonio natural de México, desempeñándose como presidente del consejo directivo de Pronatura México, una organización que actualmente lleva a cabo una importante labor conservacionista y en favor de la sustentabilidad ambiental.

Dos de su principales amores fueron sin duda los libros y el mar, encabezando él mismo exploraciones en los mares y océanos de las costas mexicanas (aunque también en las profundidades de la selva). Existe una clara coincidencia entre los libros y los mares, que son justamente aquellos elementos por excelencia que tiene el ser humano para aventurarse y conocer lo desconocido. La familia y amigos de Sánchez Navarro Redo lo recuerdan con cariño en su postrera aventura a lo desconocido. En palabras de su amigo y colega Hans Hermann:

Don Miguel Sánchez Navarro Redo explorador, conservacionista, filantrópo, patrón de las artes, esposo, padre y amigo -- el día de ayer falleció uno de las más grandes figuras de México y del movimiento ambientalista y de conservación, quien unió a todas las Pronaturas de México  para constituirse en una sola familia, a lo que él orgullosamente llamaba "El Sistema Pronatura".

Hace 35 años empezaron mis aventuras con Miguel, el proyecto y sueño era Pronatura, viajábamos saltando de ciudad a ciudad y de país a país como verdaderos vendedores de ilusiones, promoviendo la riqueza y maravillas naturales de México y el gran futuro de este país y su gente. Miguel estaba enamorado de la península de Baja California y del mar de Cortés, fue ahí donde vivimos muchas de nuestras aventuras -- desde el hundimiento de barcos para formar arrecifes artificiales, hasta nuestro último viaje a Cabo Pulmo y a la isla Espíritu Santo para promover la protección efectiva de la isla. Cada viaje juntos era como abrir un libro lleno de sorpresas, de cada encuentro aprendía con sus enseñanzas y con su ejemplo.

Miguel ha influido en toda una generación de líderes de conservación, deja un gran legado en su extraordinaria familia, en México, en Pronatura, y en todos los que tuvimos la oportunidad de ser sus amigos y trabajar con él. Ayer falleció mi Jefe, mi gran amigo y mi hermano -- siento un profundo vacío, que habrá que llenar día a día trabajando con la misma generosidad y pasión que nos dejó como ejemplo.

Descanse en Paz mi querido Miguel Sánchez Navarro Redo.