*

X

5 actividades cotidianas que suelen estimular la inteligencia

Buena Vida

Por: pijamasurf - 01/17/2018

Hay ciertos hobbies que no sólo comparten las personas inteligentes, sino que también potencian la inteligencia

Existe cierta disparidad en la interpretación de lo que es una persona inteligente. Algunos dicen que se trata de alguien con múltiples niveles educativos que ha alcanzado el conocimiento profundo para desempeñar tareas complicadas; otros, que es aquella que logra adaptarse con facilidad a numerosas situaciones y no forzosamente requiere de estudios académicos para lograrlo. A lo largo de la historia de la Humanidad, existen múltiples ejemplos de ambos casos: Albert Einstein, Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Sigmund Freud…

De alguna manera, la inteligencia, tan compleja como para sólo encasillarla en un Coeficiente Intelectual, es una cualidad inherente de los seres vivos. Incluso, en ocasiones puede llegar a ser una característica muy peculiar de ciertos rasgos de personalidad; es decir que, según algunos estudios científicos, los entrepreneurs famosos y aquellos otros reconocidos por sus grandes ingenios intelectuales, artísticos, creativos o científicos gozan de actividades o creencias en común. Según WordStream y el CEO de Mobile Monkey, Larry Kim, hay ciertos hobbies que no sólo comparten las personas inteligentes, sino que también potencian esta capacidad cognitiva:

– Ejercitarse regularmente

Correr, levantar pesas, cardio, yoga, caminatas, todos tienen una serie de beneficios cerebrales a largo plazo. Ejercitarte no sólo te brinda una mayor salud, también incrementa la inteligencia. Se ha comprobado científicamente que mejora la creatividad.

– Tocar un instrumento musical

Warren Buffett toca el ukelele. Larry Page tocó el saxofón mientras crecía. Los músicos desarrollan habilidades especiales, como liderazgo y autoconfianza. La ciencia nunca ha negado la correlación que existe entre tocar música y el éxito.

– Jugar videojuegos

Éstos poseen beneficios cognitivos. Se ha demostrado que mejoran la memoria, las habilidades espaciomotrices, la estrategia e incluso las habilidades sociales. Si bien poseen mala reputación, algunos videojuegos ayudan a entrenar a la mente a mejorar la memoria, al incrementar la cantidad de materia gris en el cerebro. No obstante, no es recomendable pasar todo el día jugando un videojuego.

– Aprender un nuevo idioma

Estudiar idiomas mejora el entendimiento, la resolución de problemas, la planificación y la ejecución. Mark Zuckerberg aprendió chino mandarín para comunicarse con la familia de su esposa, estudiar la cultura china y crear nuevos retos para sí. Además, se trata de una herramienta que facilita el entendimiento comunitario-social y desarrolla herramientas de negocios.

– Leer

Este hábito diario te hará más inteligente –e incluso más feliz y saludable–. Bill Gates, Ellon Musk y Warren Buffet suelen darle constante crédito a la lectura a la hora de hablar de sus éxitos. La lectura también ayuda a mantener la memoria a su máxima capacidad, fortalece las habilidades cognitivas y energetiza la motivación.

Te podría interesar:

4 preparativos necesarios y vitales para cumplir tus propósitos

Buena Vida

Por: pijamasurf - 01/17/2018

¿Quieres cumplir tus planes de vida? Aquí algo que necesitarás para el camino

Cuando se habla de “tener propósitos en la vida" en la cultura actual, esta idea puede confundirse con cierta tendencia a manejar la vida como una empresa. Pensamos entonces que es necesario tener proyectos, objetivos, e incluso podemos llegar a vivir bajo la tiranía del cronograma y los plazos forzados. 

La vida, sin embargo, es un tanto más compleja que eso. Y no tanto porque sea difícil o enigmática, sino más bien porque es múltiple, tan diversa y tan llena de circunstancias, que usualmente cuando se le intenta contener en los límites de un “plan”, la vida misma se encarga de hacer algunos ajustes, cambiar detalles y desbordar esos límites: en pocas palabras, de modificar ese plan.

¿Eso significa entonces que debemos vivir sin propósitos ni proyectos? No del todo. Es propio del ser humano vivir con la mira puesta en una meta, misma que en no pocas ocasiones es fuente de fuerza, perseverancia y también compasión. Pero sobre todo parece necesario separar la idea de propósito de ese frenesí un tanto agobiante de la vida exitosa, del individuo que alcanza siempre sus objetivos y que triunfa gracias a su voluntad.

La vida es más bien un camino sinuoso y también, a veces, cubierto de niebla. Cumplir un propósito o alcanzar una meta no depende sólo de nuestra voluntad personal y además hay ciertos preparativos que nos ayudan a mirar mejor la senda por la que caminaremos. 

Compartimos a continuación 4 sencillos consejos que suelen acompañar la búsqueda de un propósito, traídos de la experiencia y acordes a ese pulso siempre en cambio que caracteriza la vida.

 

Prepárate para soltar

La única forma de conocer el mar es alejarse de la costa. Y aunque esto es muy obvio, no siempre lo tenemos en cuenta en todo lo que implica. Sin embargo, es necesario. Si quieres moverte de un punto a otro de tu vida habrá cosas que tendrás que dejar atrás. De algunas ni sentirás cuando te desprendas de ellas, pero otras te costará un poco más y quizá incluso te duela soltarlas. Y habrá otras que inesperadamente se quedarán contigo. Eso es parte del viaje.

 

Prepárate para equivocarte

En los asuntos de la vida muchas veces la única forma de saber es equivocándonos. En nuestra cultura el “error” tiene ciertas connotaciones negativas, como si fuera algo que debe evitarse u ocultarse, pero esta idea nos priva no sólo de la posibilidad de disfrutar la equivocación como parte de la vida, sino sobre todo de los aprendizajes que esto conlleva. Nunca te avergüences de tus errores ni tengas miedo de equivocarte. Son las “fallas” las que nos enseñan a vivir.

 

Prepárate para sorprenderte

Emprender el camino hacia una meta implica cambios y los cambios traen efectos inesperados. ¡No te cierres a las sorpresas! Si de pronto alguna circunstancia altera el propósito que te habías planteado, ¡recíbela en vez de resistirte! Las resistencias suelen provocar retrasos, a veces incluso sufrimientos y costos no del todo necesarios. Prepárate para encontrar adversidades pero también para que todo marche positivamente. Prepárate para encontrar personas con las que puedes caminar acompañado durante un tiempo y también para cruzar a solas un parte del trayecto. Adáptate tan pronto como sea posible y fluye con la vida.

 

Prepárate para reflexionar

En nuestra época parece que cada vez hay menos espacio para la reflexión, por más que esta es una práctica indisociable de la vida. Los cambios, por otro lado, suelen provocar efectos diversos en la existencia, ¿y qué mejor forma de atravesarlos que mirando con atención lo que traen consigo? Observa, siente, intenta entender. Recuerda además que la reflexión no es solitaria. Aristóteles paseaba con sus alumnos en los jardines del templo de Apolo Liceo y Sócrates hizo del diálogo la mejor herramienta para encontrar la verdad. Piensa con otros: tus amigos, tu familia, tu pareja, tus compañeros de escuela o de trabajo, tus cómplices en el cambio que estás emprendiendo, tus colegas de profesión. Siempre hay otro con quien reflexionar, contrastar puntos de vista y enriquecer así este momento de tu vida.

 

Por último, recomendamos a nuestros lectores el artículo "El desapego es el camino para cumplir tus propósitos y lograr un cambio efectivo en tu vida" publicado hace unos días y que nos parece es un complemento a estos preparativos. ¡Mucha suerte para este nuevo viaje!

 

También en Pijama Surf: 5 verdades de la vida difíciles de aceptar (pero liberadoras cuando por fin las entiendes)

Imagen: Mondaufgang am Meer, Caspar David Friedrich (1822; detalle)