*

X

Pantone humano: fotógrafa registra toda la gama de colores de piel existentes

Arte

Por: - 05/03/2017

'Humanae' muestra que incluso nuestros rangos diferenciadores para los colores de piel son sumamente simplistas y llenos de prejuicios

Hace poco, un experimento sobre pruebas de ADN conmovió al mundo cuando los participantes (quienes anteriormente compartieron sus prejuicios raciales) descubrieron que es inexistente tal cosa como "la raza pura".

Cada uno tenía descendencia de más de dos países, incluso aunque su árbol genealógico apuntase a la misma nacionalidad desde muchas generaciones atrás. Esto es parte de la información que está convirtiéndose en referente científico contra los argumentos racistas, aunque a la lucha aún le quede muchísimo por delante.

Entre la generación de información al respecto se diversifican también las corrientes que la propulsan, como el arte. Como ejemplo, a inicios de este año, la fotógrafa brasileña Angélica Dass inició con un proyecto llamado Humanae desde el cual busca dar a conocer la gran variedad de tonalidades de piel existentes, incluso dentro de los simplistas rangos que usamos (y con los cuales se han justificado atrocidades durante siglos), como negro, blanco, trigueño, etcétera.

Los humanos somos diversidad, y sin embargo, venimos todos del mismo lugar, del mismo y misterioso fenómeno que nos ha dotado de la capacidad de “darnos cuenta”. A pocos meses de su lanzamiento, y siendo un proyecto en continua construcción (por su titánica tarea), Humanae ha sido reseñado ya por numerosos medios y ha encontrado muchos seguidores. 

 

 

Encuentra más de las fotos de Humanae aquí.

Te podría interesar:

El artista que logró captar el máximo horror de los sueños (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 05/03/2017

Pocas personas han logrado capturar la esencia más oscura de los sueños como Zdzislaw Beksinski

Las imágenes embrujantes del pintor polaco Zdzislaw Beksinski han cobrado enorme popularidad en los últimos años en Internet, de manera póstuma. Sus pinturas de paisajes posapocalípticos, de monstruos metafísicos, de la angustia existencial y de cierto horror cósmico que recuerda a Lovecraft son, de alguna manera, parte de la visión distópica de una realidad que se mezcla con los sueños.  

Entre las pocas referencias que se tienen del autor, se cita que él mismo quería "pintar como si estuviera fotografiando mis sueños". Si estos eran sus sueños, uno debe preguntarse por la inquietante condición de su imaginación, ciertamente profusa pero a la vez espeluzante.  

El mismo artista mantuvo que "lo que importa no es lo que aparece a tus ojos y puedes nombrar, sino lo que aparece en tu alma". En el cristal del alma se reflejan negros mundos llenos de criaturas y demonios, paisajes crepusculares plagados de símbolos y una cierta belleza de la hondonada.

 

Más imágenes aquí.