*

X

5 mujeres convierten el sexo casual en un hermoso proyecto artístico

Arte

Por: PijamaSurf - 03/24/2017

Las artistas convirtieron el sexo casual de la mujer en arte. El resultado: una exposición con el nombre #OneNight en la Doomed Gallery de Londres

En términos generales, el feminismo es un movimiento que busca la equidad de género –y sexos– mediante el empoderamiento de la mujer. Si bien las luchas feministas en Europa son distintas a las que surgen en América Latina, e incluso en África o Asia, existen temas que convergen hacia el bienestar global tanto de la mujer como del hombre como, por ejemplo, la libertad sexual. 

Ejemplos pueden sobrar en torno a este tema, pero quizá hay uno con mayor popularidad: él, en su afán de mostrar destellos de su hombría, es capaz de enlistar con cuántas mujeres ha tenido sexo casual; ella prefiere guardarse esa información para evitar que la tilden de “zorra” o directamente de “puta”. En otras palabras, si la mujer decide tener una vida sexual casual igual de cotidiana que un hombre puede provocar reacciones no sólo negativas sino también contrarias a las que obtendría el sexo opuesto. 

Con el objetivo de generar una toma de conciencia y normalizar la sexualidad de la mujer,  un colectivo de mujeres que surgió en el London College of Communication, en el Reino Unido, dio vida a Skin&Blister. Mediante una serie de fotografías profesionales, Sophie Davis, Marta Gut, Francesca Oldfield, Dafne Salis y Laura Solomons decidieron enfocar el sexo casual –también conocido en inglés como one night stand– de las mujeres.

El resultado, aquel en que las artistas convirtieron el sexo casual de la mujer en arte, derivó en una exposición en la Doomed Gallery de Londres con el nombre #OneNight. En palabras de Davis:

Quisimos montar una exposición que transmitiera un poco más de reto que antes, una exposición que encarnara la libertad y la falta de inhibición que el acto físico de ‘sexo casual’ sugiera. A todas nos gustó el hecho que implicaba el título pues podía sugerir muchas cosas, y la naturaleza provocativa relacionada con lo sexual –en especial desde la perspectiva femenina.

Mediante el proyecto fotográfico, las cinco mujeres examinan cada aspecto de la masculinidad y los estrípers masculinos (Oldfield), la vida continua de los úteros en bronce (Salis), una instalación sonora de la fantasía femenina (Solomons), retratos formales (Gut) y retratos de desnudos de The Unresolved –un documental de Davis acerca de extraños que conoció en clubes, cafés y otros sitios. De alguna manera las cinco mujeres, de diferentes edades, bagajes culturales y experiencias, usaron su deseo de sororidad para apoyar las carreras creativas de cada una de ellas. 

El objetivo de Skin&Blister, esperan sus creadoras, es que pueda compartir experiencias que puedan dar apoyo a otras mujeres que lo necesiten. 

 

Fotografías: Broadly Vice

 

 

Te podría interesar:

Warner Bros prepara una nueva película de 'The Matrix'

Arte

Por: pijamasurf - 03/24/2017

Warner Bros minará 'The Matrix' y producirá una nueva cinta próximamente

La revista Hollywood Reporter ha informado que Warner Brothers, la productora a la que le pertenecen los derechos de la saga The Matrix, ha decidido producir una nueva cinta de esta franquicia. Warner Bros tiene control total de The Matrix y está considerando traer de vuelta al productor Joe Silver. Sin embargo, se cree que las hermanas Wachowski no se subirán al barco. Se especula que el papel principal será otorgado a Michael B. Jordan.

El motivo del reboot de The Matrix parece ser meramente económico y ha generado más rechazo que anticipación en los fans originales. La idea de regresar a la vida The Matrix es parte de lo que Martin Scorsese ha detectado como la muerte del cine, que implica convertir todas las producciones en un parque de atracciones, y lo que ha notado Ridley Scott: en el 2015 ocho de las 10 películas más taquilleras fueron franquicias; los estudios simplemente ya no se arriesgan con ideas originales sino que buscan fórmulas que garantizan el éxito en la taquilla. El cine ha dejado de ser un arte masivo, para limitarse completamente a una burda máquina de entretenimiento.

Y es que cuántas personas no irán a ver The Matrix por simple nostalgia, fastidio con la realidad cotidiana o incluso sin razón, solamente para distraerse, incluso aunque Warner Brothers esté estropeando una saga que definió a una generación en su interrogación de la realidad.

Acaso Warner está explotando este momento cultural de irrealidad, lo que hemos llamado la Matrix de Donald Trump.