*

X

5 posibles sedes de famosas sociedades secretas alrededor del mundo

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/29/2016

Se ha especulado mucho sobre algunas de estas sociedades secretas, su agenda y sus sedes. Estos son algunos posibles centros de operaciones

A través de la historia de la humanidad ha habido mucho misterio alrededor de las sociedades secretas, sus actividades, agendas y quiénes han sido miembros de ellas, ya que numerosos personajes históricos han formado parte de sus filas y actualmente sus miembros incluyen a individuos clave en la política internacional, las instituciones religiosas, la investigación científica, el mundo de las finanzas y la milicia. Estas son algunas de las conocidas sedes de importantes sociedades secretas: 

 

 

 

1. El hotel Bilderberg del grupo Bildeberg

 

En 1954 este hotel en Oosterbeek, Holanda, fue el escenario de un encuentro entre delegados de 11 países de Europa del este y 11 de Norteamérica. La concurrencia incluía a un director de la CIA, un príncipe e incluso un primer ministro. A pesar de que no existe una agenda pública fija, votos ni acuerdos de ningún tipo, a partir de ese momento un grupo de líderes internacionales, entre los cuales hay propietarios de emporios mediáticos y políticos, se reúnen aunque no hagan ninguna declaración pública al respecto, así como tampoco se hace pública ninguna lista oficial de participantes. 

 

 

 

2. La tumba de Skull and bones

 

El campus de la Universidad de Yale se encuentra en New Haven, Connecticut, cuenta con el lema “lux et veritas”, que significa “luz y verdad”, y escoge con sumo cuidado a sus estudiantes. También alberga a la sociedad secreta conocida como Skull and Bones o Cráneo y Huesos, que comenzó en el año 1832 y no publicó una lista oficial de sus miembros sino hasta 1971. Ellos se hacen llamar bonesmen y dentro del grupo hay jefes corporativos, oficiales del gobierno, jefes de la Suprema Corte estadounidense e incluso presidentes, de tal forma que ha surgido información sobre cómo algunos de sus miembros controlan la Agencia Central de Inteligencia para avanzar la agenda Illuminati. La base de esta sociedad secreta lleva el nombre de “la tumba” y tiene un estilo que une las columnas dóricas con simbología egipcia. 

 

 

 

 

3. Domus Sanctae Marthae de los Illuminati 

 

Algunos investigadores creen que esta sociedad de “librepensadores, humanistas y académicos” que se oponían a la superstición fue fundada en Bavaria, Alemania, en 1776. No obstante, los teóricos de la conspiración han abundado sobre cómo los Illuminati han infiltrado el gobierno, los bancos y las corporaciones para manipular el estado de la humanidad y su destino. A pesar de lo mucho que se habla de ellos su sede permanece en el misterio, pero diferentes fuentes claman que tienen bases en diversas partes de Estados Unidos y algunos países europeos, incluyendo el Vaticano. De hecho existen teorías que sostienen la iglesia católica ha sido infiltrada por esta sociedad secreta, por lo cual su líder sería el papa. Actualmente el sumo pontífice habita unos aposentos conocidos bajo el nombre de Domus Sanctae Marthae, que se ubican junto a la Basílica de San Pedro. Este edificio de cinco pisos contiene 106 suites y 22 habitaciones sencillas.

 

 

 

 

 

4. Parque Rosacruz de los rosacruces 

 

Existen registros de la “orden del templo de la rosa cruz” desde el siglo XVII, aunque en realidad no se conoce con exactitud el año preciso de su fundación. Si bien este grupo mantenía la religión cristiana, surgió como una fuerza antagónica a la iglesia católica de Roma. Algunos miembros han afirmado que la historia de su conocimiento puede ser rastreada hasta el faraón Tutmosis III, aunque también utilizan ideas de  Pitágoras y Tales. La antigua mística orden de la rosa cruz tiene su sede en el Parque Rosacruz ubicado en San José, California, que tiene una superficie de una cuadra completa y contiene varias estructuras tales como una biblioteca, un planetario y un templo que alberga las cenizas del fundador, Harvey Spencer. 

 

 

 

5. La Biblioteca Nacional de Francia del Priorato de Sión

 

Si bien ciertos investigadores afirman su existencia hay quienes creen que la idea de este grupo proviene de un mito, el cual indica que el Priorato de Sión era un grupo encargado de proteger a los descendientes del linaje de Jesus de Nazaret y María Magdalena cuando éstos huyeron a Francia. En 1970 hubo aspavientos debido a que se filtró información sobre ciertos archivos que apuntaban a que la sede del Priorato de Sión estaba ubicada en Francia y que esta información estaba en manos de la Biblioteca Nacional de Francia, situada en París. Aparentemente el archivo contenía mapas, genealogías y una lista de los grandes dirigentes del Priorato de Sión en la cual aparecían personajes como Leonado da Vinci e Isaac Newton, aunque la autenticidad de estos documentos ha sido cuestionada y rastreada a Pierre Plantard, quien se cree que sembró el material en la biblioteca. A pesar de ello los rumores sobre el Priorato de Sión, su existencia y su agenda continúan. 

Te podría interesar:
La luz es la gran legisladora del mundo y en el curso del Sol están los patrones y ritmos para llevar una buena vida

Manly P. Hall, pese a no tener una formación académica, fue sin duda uno de los grandes expertos del siglo XX en las religiones antiguas y en los misterios iniciáticos de Occidente y Oriente, de aquello que llamó las tradiciones de la sabiduría (Wisdom Traditions). En sus estudios de las "enseñanzas secretas" de la masonería, el rosacrucianismo, la alquimia, el cristianismo, el hinduismo, el orfismo o de los misterios egipcios, entre otros, Hall encontró la reiteración del culto solar, una astroteología en la que el Sol y la luz son símbolos de la verdad y la vida. El Sol es la manifestación visible de un poder invisible todo-abarcante que es la vida como unidad indivisible.

Hall celebraba todas las semanas charlas en la Philosophical Research Society de Los Ángeles (la cual es hoy en día una universidad). En una de esas sesiones abordó el tema del solsticio de invierno, pero, como le caracterizaba, esta charla se convierte en una profunda discusión sobre la naturaleza de la luz, el simbolismo del Sol y la vida en general. 

El Sol encarna uno de los grandes arquetipos, el gran héroe de las mil máscaras cuyo curso por el cielo se representa en las vicisitudes de los hombres de manera analógica. Dice Hall:

No ha habido ningún pueblo que no haya atravesado algún tipo de de fase de simbolismo solar en su filosofía, ciencia y teología, el Sol ha dominado todas las artes, ha estado involucrado en todas las teorías de armonía musical [recordemos que Pitágoras, según la tradición es el hijo de Apolo, el dios de la métrica y de la luz]. Encontramos registros de esto en todas partes porque el Sol  [y particularmente sus equinoccios y solsticios], representa la restauración anual de la vida, símbolo de la gran resurrección de todas las cosas existentes, la gran redención, la elevación de toda la vida de la oscuridad a la luz.

El solsticio de invierno es la noche más larga del año y por un momento el Sol parece detenerse en el cielo, para luego revirar su curso (la palabra solsticio significa "sol quieto"). Dice Hall:

En el solsticio los antiguos se preparaban para el futuro... veían las piedras de Stonehenge o las sombras de las pirámides para detectar el momento sagrado, el instante divino en el que la vida regresaba al mundo. Aunque era obvio que la vida no se iba del todo, ya que todas las cosas se habrían disuelto en la gran noche del Kali Yuga --solamente disminuía, y en esta disminución dejaba problemas sin resolver, pero a la vez se volvía una gran fuerza moral; algo pasaba que los antiguos sabían: la oscuridad es nuestro desafío, es en nuestros propios corazones y almas que debemos transformar la noche en el día eterno. Cuando hacemos esto vivimos en la luz de la realidad para siempre... Todo esto pasaba por las mentes primitivas, solemnes y humildes que dependían de un poder divino, que no creían poder ser autosuficientes.

Estos pueblos, algunos de los cuales establecieron complejas civilizaciones, pero que se regían por lo que ha sido llamada una religión natural, se sabían parte de una red de interdependencia y creían que su ser estaba en el espíritu del mundo, en el Sol, en el cosmos, en la divinidad. Prosigue Hall:

La adoración de la naturaleza es la adoración de las realidades de las cosas con una humildad comprometida por aprender las lecciones de la luz y la vida, de que, con el tiempo, nos convirtamos en honrados sirvientes de esta Casa de la Refulgencia. Todas las religiones han tenido dioses de la luz y estos dioses de la luz son dioses del amor. Son deidades que protegen, preservan, elevan y redimen toda forma de vida en la naturaleza. 

Y dentro de esta luz tenemos todas las leyes de la vida, y las leyes de la vida son los mandamientos, los métodos, los principios a través de los cuales la vida logra la perfección.

[...] Todo lo bueno de la tierra viene de una sola cosa, que es la vida en sí misma. El Sol antiguamente era entendido como sinónimo de la vida, era el gran símbolo de la vida y estaba él mismo vivo. Porque estaba vivo, podía dar vida, podía propagar vida, podía restaurar y revivir la vida de las cosas que estaban fallando o se estaban apagando. Esta vida era la propiedad común de todos nosotros, el gran regalo, la insuperable magnificencia de la que todos dependíamos, desde el más pequeño átomo a la más grande estrella, la luz es un símbolo de la presencia de la vida

Esta vida que conocemos brillando eternamente ha sido distribuida como la fuente de la vida individual, luz individual. Y así también la luz como la vida penetra en nuestro interior; el gran núcleo de luz-vida en nosotros es el corazón. El corazón es donde eternamente late el tambor de los dioses. Es aquí donde late el tambor de Shiva, según los sabios de la India, el sonido que emana el pulso que sostiene la vida. En todos lados encontramos símbolos, y en donde hay símbolos encontramos la historia del Sol Victorioso, la misteriosa luz universal que iluminó el ser de todas las cosas, y esta luz y este poder es la vida de los hombres. Es la vida de toda la creación, distribuida a través de las hojas de pasto, atravesando toda forma en el vasto árbol de la vida; por ello, en el análisis final, toda la vida es una sola vida, y esa vida es la eterna Luz-Vida en sí misma, el poder de la divinidad en toda la creación.

Manly P. Hall vincula el solsticio con la Navidad, algo que al parecer también hicieron los romanos, sustituyendo las fiestas de dioses de la luz que celebraban alrededor de estas fechas (las Saturnales, las fiestas de Mitra, etc.) con la Natividad de Jesús. Según Hall, el espíritu del solsticio también es la generosidad, el compartir la luz y la sabiduría y en esto podemos conectarlo con la Navidad y hacer un virtuoso sincretismo de estas dos fechas que se unen en la profundidad.

 

Twitter del autor: @alepholo