*

X

Este autorretrato de Leonardo da Vinci fue ocultado de Hitler para evitar que le confiriera poderes mágicos

Arte

Por: pijamasurf - 11/03/2014

El curioso caso de un autorretrato de Da Vinci que parece irradiar una fuerza mística

Leonardo_da_Vinci_-_presumed_self-portrait_-_WGA12798

 

La personalidad de Hitler es probablemente la más mítica de la época moderna --cada vez más difícil de observar sin prejuicios. ¿Hasta qué punto realmente Hitler estaba interesado en el ocultismo y buscaba obtener poderes supernaturales o encontrar artefactos mágicos para consolidar su poder? Es difícil decirlo, pero ciertamente hay evidencia de que algún interés por el ocultismo era parte de los intereses del Führer.

En este tenor, la BBC reporta sobre la exposición al público de un autorretrato de 500 años de Leonardo da Vinci, realizado con gis rojo, con una mirada imponente, el cual supuestamente ejerce un poderío místico que se puede transferir a quien lo observa, como si el genio renacentista hubiera codificado una energía de poder en el papel.

El retrato fue llevado a un escondite en Roma durante la Segunda Guerra Mundial, al parecer con el propósito de que Hitler no pudiera obtenerlo de la Biblioteca Real de Turín, donde solía estar. El ocultamiento al parecer ha hecho mella en el retrato, que ahora es una especie de desvaída reliquia mística. Actualmente, sin embargo, se encuentra bien protegido en una cripta museográfica especial junto con otras obras de Leonardo, un artista que también ha sido vinculado con numerosas sociedades secretas y con un velado interés por el ocultismo.

Seguramente el efecto en vivo debe de ser mucho más intenso, pero no hay duda que el autorretrato irradia un gravitas en la mirada que conmueve y sobresalta, haciendo que el arte llegue a ser confundido con lo sobrenatural al despedir esa aura especial que Walter Benjamin consideraba la característica esencial del arte.

 

Te podría interesar:

El canto de este pájaro comparte escalas matemáticas con los humanos; escucha

Arte

Por: pijamasurf - 11/03/2014

¿Los orígenes de la música son biológicos o culturales? El zorzal ermitaño es el compositor más matemático del reino animal, y ello puede acercarnos a una respuesta. Escucha su canto armónico

Hermit_Thrush

¿Los orígenes de la música son biológicos o culturales? La discusión es extensa, pero un pájaro está ayudando a que finalmente demos con la respuesta: el zorzal ermitaño (Catharus guttatus). Este pájaro cantor norteamericano ha ganado el aplomo tanto de músicos como de ornitólogos porque su canto suena marcadamente musical, casi como un instrumento de viento.

Resulta que detrás del canto de esta ave hay matemáticas básicas; los zorzales ermitaños, al parecer, prefieren cantar en series armónicas, un componente fundamental en la música humana. Como sabemos, las canciones humanas se basan en matemáticas: una serie armónica incluye una nota base fundamental seguida de notas que incrementan la frecuencia basada en múltiplos de esa nota.

El zorzal ermitaño, como podemos escuchar abajo, canta todo tipo de escalas musicales, que incluyen la mayor, menor y pentatónica. La compositora Emily Doolittle y su colega, el biólogo Tecumseh Fitch usaron grabaciones de laboratorio para analizar el pitch de 144 cantos distintos en 14 zorzales ermitaños machos. A primera vista no parecían ser muy armónicos, pero cuando alentaron las grabaciones quedaron sorprendidos.

 

 

Versión lenta:

Por cualquiera que sea la razón, el zorzal ermitaño prefiere las escalas armónicas; quizá, anota Doolittle, porque es más fácil recordarlas. Pero, ¿qué significa para los humanos que compartamos proclividades musicales con pájaros?

“Ello sugeriría que puede haber algo en nuestra biología compartida que nos predispone a encontrar ese aspecto interesante, o atractivo, o fácil de cantar”, apunta la compositora. El estudio del zorzal refuerza la noción de que la música humana es producto tanto de la biología como de la cultura; pero quizá hay más biología en la ecuación de lo que pensábamos.