*

X
Mariposas coronan un caimán en el Amazonas mientras beben sus lágrimas para obtener nutrientes

Cuando se trata de poesía, estética o perfección, cuando se trata de belleza, nada se acerca a la naturaleza. El impecable guión que la rige, su súper sofisticada simplicidad y su esencia inabarcable –que guarda sorpresas aún para el más minucioso observador–, hacen de ésta un lenguaje literalmente divino, y las historias que se cuentan a través de él jamas dejarán, por fortuna, de sorprendernos.

La anterior reflexión viene de contemplar una imagen recién capturada por el fotógrafo Mark Cowan, durante una expedición al Amazonas para estudiar la explosiva diversidad de reptiles y anfibios que esta región presume. Se trata de una escena grandiosa e improbable: un caimán portando una corona de mariposas. Y si el momento rebasa la arquitectura de lo imaginario, la explicación es aún más hermosa. 

Al igual que ocurre con esa poética simbiosis protagonizada por tortugas y abejas, en este caso resulta que las mariposas visitan con frecuencia a los caimanes para beber sus lágrimas, las cuales son ricas en minerales, especialmente en sodio. Así, las mariposas se abastecen de nutrientes vitales y aunque no está claro el beneficio que obtienen los caimanes, a juzgar por la atildada generosidad con que opera la naturaleza, seguramente que éstos se benefician de algún modo (además del sublime fashion que implica portar una corona de mariposas).      

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

Te podría interesar:

Las adictivas nueces de betel, la cuarta sustancia psicoactiva más usada del mundo

AlterCultura

Por: Pijamasurf - 09/17/2016

Según la OMS, sólo el tabaco, el alcohol y las bebidas con cafeína son más usadas en el mundo

Sorprenderá a más de uno conocer que las nueces de betel son la cuarta sustancia psicoactiva más popular del mundo, según informa CNN. Las estadísticas de la OMS indican que esta nuez es mascada por hasta una décima parte de la población mundial, lo que significaría que sólo el tabaco, el alcohol y las bebidas con cafeína son más usadas en el mundo. Esto en gran medida debido a que el betel es muy popular en Asia, especialmente en países como India, Myanmar, Taiwán y otros. 

Su efecto es comparable con el café, aunque algunos sugieren que puede también equipararse con las anfetaminas. A diferencia del café, sin embargo, mascar estas nueces es sumamente peligroso y es una cuantiosa causa de cáncer en los países asiáticos donde se tiene esta costumbre. 

Para que las nueces hagan efecto psicoactivo deben mascarse con una pasta de hidróxido de calcio (como las que se encuentra en ciertos abonos de tierra con cal), se combina con las hojas, tabaco o algunas especias Las personas que mascan estas nueces suelen hacerlo por horas seguidas, incluyendo las hojas y escupiendo pedazos cada rato; esta actividad hace que se pueda producir cáncer de boca y quizás contribuye a que las personas se vuelvan adictas, al habituarse a hacer algo por tanto tiempo. Datos de CNN señalan que 9 o 10 pacientes con cáncer en la boca en Taiwán tienen la costumbre de mascar nuez de betel.

En Taiwán, las nueces de betel son usadas como sustitutos del café y del tabaco, ya que son más aceptadas socialmente que éste último. Actualmente se calcula que en Taiwán hay más de 950 mil personas que mascan nueces de betel, una cifra que representa casi 45% menos en sólo siete años, signo de que la campaña gubernamental para prevenir sobre sus efectos cancerígenos está teniendo resultado.