*

X

Conmovedora imagen de una madre y su hijo dentro una máquina de resonancia magnética

Por: pijamasurf - 12/12/2015

La imagen fue producida utilizando herramientas de investigación científica con fines estéticos, lo que crea la sutil tensión de una de las escenas humanas más primordiales

fmrimotherchild

La iconografía de muchas culturas y religiones del mundo tiene, entre sus representaciones más frecuentes, imágenes de madres e hijos que evocan diferentes tipos de emociones e identificaciones sociales. La Virgen con el Niño en brazos conforma todo un tópico de la pintura renacentista europea, pero también las diosas de la fertilidad en Mesoamérica pueden verse llevando en brazos a uno o varios de sus pequeños retoños. Con el fin de revitalizar y "volver nueva una vieja imagen", la neuróloga Rebecca Saxe produjo un retrato de ella y su hijo utilizando un escáner de resonancia magnética.

Saxe equipara la inmovilidad que se requiere para tomar una placa de este tipo a aquella que se necesitaba hace más de 100 años para hacer el daguerrotipo de una persona, pues el movimiento de los sujetos del retrato apenas unos centímetros sería suficiente para arruinar la nitidez de la imagen, que tarda varios minutos en realizarse.

Fuera de las diferencias específicas entre el cerebro adulto y el infantil (el segundo, más pequeño, en plena fase de desarrollo), es decir, más allá de las consideraciones científicas, resulta bello ver el beso congelado de la madre en la frente del hijo en esta placa monocromática. En realidad el fin de Saxe no era otro que el de producir esta imagen simplemente para poder observarla, a la vez que notar de qué forma "las dos figuras, con su ropa y cabello y rostro invisibles, se vuelven universales, y podrían ser cualquier madre e hijo humanos, en cualquier momento o lugar de la historia".

Puedes leer la descripción de la doctora Saxe en la página de Smithsonian Magazine.

Te podría interesar:

Nuevo mural de Banksy muestra a Steve Jobs como una lección a favor de los refugiados

Por: pijamasurf - 12/12/2015

Banksy le recuerda al mundo que el mundialmente admirado (y envidiado) Steve Jobs fue hijo de un inmigrante sirio

Steve-Jobs-1

Ante la situación de los refugiados sirios en Francia y otras partes, cuyo panorama se ennegreció aún más luego de los ataques consumados en París, hay voces certeras que tienen para nosotros recordatorios más que pertinentes. Nos referimos al británico Banksy, quien presuntamente estrenó una más de sus punzantes piezas, esta vez en el campamento de refugiados de Calais, Francia. 

Aprovechando a uno de los mayores iconos de la nueva cultura pop y empresarial, Steve Jobs (el fallecido fundador de Apple), Banksy expone un brillante recordatorio a favor de la acogida de refugiados provenientes de Siria. Y es que recordemos que Jobs fue hijo de un inmigrante sirio, quien en su momento fue bienvenido en Estados Unidos.

La escena muestra a Jobs cargando un viejo modelo de una Mac y una bolsa con pertenencias, representando a un marginal migrante en su ruta por salvarse. De acuerdo con la BBC la obra, titulada El hijo de un inmigrante sirio, fue acompañada de un comunicado que advierte: “Apple es la compañía más rentable del mundo y paga 7 mil millones de dólares en impuestos y sólo existe porque ellos permitieron entrar a un joven proveniente de Homs (Siria)”.