*

X

¿Por qué son delgados los fumadores de cannabis?

Por: pijamasurf - 06/13/2015

La marihuana mejora el apetito, pero parece ser que el "munchies" que da luego de consumirla no se refleja a la larga en el índice de masa corporal

tripp_nyc_cannabis_pot_leaf_marijuana_denim_jeans_3_

Comúnmente asociamos a los consumidores de marihuana con apetitos voraces y consumo inusitado de pizzas con la orilla rellena de queso. Sin embargo, a pesar de que algunos usuarios aumentan su consumo de calorías a unas 600 extra cada día, su índice de masa corporal no lo refleja. La investigación de un equipo interdisciplinario de médicos de varios países consistió en identificar la relación entre la cannabis y la obesidad; sus hallazgos son impactantes.

Los investigadores (pertenecientes a la Universidad de Nebraska, la Harvard School of Public Health y el Beth Israel Deaconess Medical Center) analizaron información de 4 mil 600 adultos, de los cuales 12% se identificó como usuario de marihuana y otro 42% reportó haberla consumido alguna vez en la vida. Se hicieron pruebas de control de azúcar, insulina y niveles de glucosa, así como de colesterol y circunferencia de cintura.

La primera evidencia circunstancial proviene de que la cintura de los fumadores de marihuana era comparativamente menor que la de los no usuarios, incluso después de ajustar factores como edad, sexo, uso de alcohol y tabaco y niveles de actividad física. En los consumidores de cannabis los niveles de HDL ("buen" colesterol) también eran superiores. En contraposición, la resistencia a la insulina se reduce en fumadores hasta en un 17%.

La investigación hace notar que no existe una correlación entre cuánta marihuana se haya fumado y niveles de resistencia de insulina y algunos otros factores; aunque no saben exactamente cómo pasa, se buscará demostrar que la marihuana ayuda a mejorar el control de insulina y a regular el peso, y tal vez explicar por qué los usuarios suelen tener menos incidencia de diabetes. Además de controlar el azúcar en la sangre, la cannabis podría ser la sustancia adelgazante del futuro.

Te podría interesar:

Así era el año 2000 que ilustradores franceses imaginaron en 1900

Por: pijamasurf - 06/13/2015

Un ejercicio de futurismo con un siglo de distancia: así fue como artistas franceses pensaron que sería el mundo en el año 2000.

¿El ser humano siempre ha especulado sobre su futuro? Posiblemente sí. Quizá se trata de un comportamiento propio de nuestra naturaleza intentar adivinar qué nos deparan los días que aún no existen pero creemos que llegarán. Sin embargo, también puede decirse que esto no se ha hecho siempre de la misma manera, que, culturalmente, ciertas circunstancias han provocado que dicho ejercicio tome formas distintas.

En este sentido, podríamos ubicar momentos en que la tecnología da un salto en su desarrollo y, de manera paralela, la imaginación colectiva comienza a generar escenarios en donde dicha intervención tecnológica sobre el presente se despliega exponencialmente.

Dicha hipótesis nos sirve para pensar las varias expresiones futuristas que surgieron como efecto de la Revolución Industrial y la irrupción de las máquinas en la vida cotidiana del hombre. Como quizá no había sucedido antes en la historia, desde finales del siglo XVIII la vida común comenzó a poblarse de mecanismos que realizaban acciones que antes solo correspondían al ser humano, lo cual detonó un intenso fantaseo en torno a la comunión entre el hombre y la máquina.

A esa época pertenece, por ejemplo, la fascinación por los autómatas, esa especie de antecesor del robot en donde se condensó el sueño de fabricar seres inertes idénticos a los humanos para que ejecutaran tareas simples. Además de la historia de los autómatas, sorprendente por sí misma, al respecto también pueden consultarse el ensayo de Edgar Allan Poe sobre el famoso turco jugador de ajedrez o el cuento “El hombre de arena”, de E. T. A. Hoffmann.

Otras expresiones igualmente fantásticas son las postales que ahora compartimos, obras de artistas franceses realizadas entre 1899 y 1910 para adornar cajas de cigarros y puros, en parte por causa de la Exposición Universal que tuvo lugar en París en 1900. El motivo fue el año 2000, que entonces estaba a un siglo de distancia. ¿Cómo sería el mundo entonces? Jean-Marc Côté y otros artistas respondieron a esa pregunta desde las condiciones de su presente. Curiosamente, las imágenes pasaron desapercibidas y cabría decir que quizá incluso ignoradas hasta que el gran Isaac Asimov las recopiló en el libro Futuredays: A Nineteenth Century Vision of the Year 2000, publicado en 1986.

Las predicciones son sin duda extravagantes y, como tantas otras que se hicieron antes de arribar a dicha época, distan mucho de lo que sucedió en realidad. Una prueba, quizá, de que nuestra imaginación vuela ahí donde nuestras posibilidades solo caminan.

También en Pijama Surf: Predicciones de Isaac Asimov para el año 2014 (escritas en 1964)