*

X

Estremecedores retratos de personas antes y directamente después de morir

Por: pijamasurf - 04/01/2015

El fotógrafo Walter Schels realizó un extraño y hermoso proyecto en el que retrató a individuos un momento antes y justo después de morir. En los rostros vemos cómo se va la vida

Walter_Schels_Sangbastian_11

EL fotógrafo Walter Schels estaba aterrorizado de la muerte. Tanto que, cuenta, se rehusó a ver a su madre después de que murió. Toda su vida se dedicó a la publicicdad y a tomar retratos de políticos y artistas y animales hasta que, en 1975, le pidieron documentar el nacimiento de un bebé y su rumbo cambió.

“Ahí es cuando vi el rostro de un recién nacido por primera vez. Pero no era un ser sin rostro; tenía una antigua, sabia mirada con un pasado”.

Desde entonces Schels se enfocó en los rostros y en observar la existencia humana en condiciones extremas. A los 70 años de edad decidió encarar a la muerte y creó un extraño y hermoso proyecto que consistió en retratar a individuos antes y directamente después de la muerte. Sus retratos en blanco y negro son una confrontación clínica con lo desconocido. Las imágenes se presentan una al lado de la otra (antes/después), acompañadas de pequeños recuentos del fallecido justo antes de morir.

 

Walter_Schels_Behrens_03

Walter_Schels_Andersen_01

Walter_Schels_Cao_05

Walter_Schels_Schmitz_12

Walter_Schels_Bening_04

Walter_Schels_Foege_06

Walter_Schels_Genthe_07

Walter_Schels_Lauermann_10

Walter_Schels_Kotzahn_09

Te podría interesar:

Artista deja mandalas de flores en el bosque como un regalo (FOTOS)

Por: pijamasurf - 04/01/2015

Artista estadounidense crea círculos mandálicos de flores como parte de una meditación en movimiento

 Screen Shot 2015-04-02 at 7.30.57 PM

Para Kathy Klein, salir a caminar al bosque es un acto en el que confluyen la disciplina artística y la práctica espiritual. Sale de su casa en Arizona guiada por una intención desconocida, y se detiene a meditar en algún sitio elegido intuitivamente. Después de realizar esta meditación recolecta pétalos de flores, tallos de plantas exóticas y semillas, para crear patrones simétricos que evocan los diseños mandálicos del arte budista. Por cierto, desde hace siglos se ha abordado la práctica de hacer mandalas como un vehículo de sanción, una premisa en la que Jung profundizó bastante

Estos arreglos florales imprimen cierta espiritualidad en algo generalmente considerado como meramente decorativo. Klein llama a estas representaciones florales del orden cósmico “danmalas” (palabra en sánscrito que significa “dador de guirnaldas”), y en pocas palabras se trata de ofrendas espontáneas para fuerzas invisibles o simplemente para quien pase por ahí y las descubra.

Más allá de la estética o la generosidad implícitas en este proyecto, el proceso creativo de Klein también promueve una reflexión en torno al acto de hacer arte de manera local, usando solamente las herramientas y los objetos naturales que se tiene al alcance en el entorno inmediato.

La belleza de los arreglos de Kathy Klein puede apreciarse en la galería que tiene en su sitio, donde el conjunto de las imágenes parece conformar un mandala macrocósmico. Especialmente notable es su mandala realizado con conos de pino, los cuales simbolizan el tercer ojo; esta obra cumple la función de estimular a la mente para que se depure la visión interna.

P4170278-e1406790052471

DSC05857570-e1407093205607

DSC06284593-Version-3-e1407093002410

 

Screen Shot 2015-04-02 at 7.41.12 PM