*

X

Robot compra drogas y obtiene pasaporte falso

Arte

Por: pijamasurf - 01/05/2015

Estamos acercándonos a la era de los "crímenes sin autor", una interesante laguna legal en la que los algoritmos podrán tal vez burlar la ley

Screen shot 2015-01-05 at 12.35.39 PM

 

Dos artistas/programadores hicieron un bot diseñado para realizar compras aleatorias en la deep web con un presupuesto de 100 dólares en bitocoins a la semana. Las compras fueron reunidas para la exposición  The Darknet: From Memes to Onionland. Entre los objetos que adquirió este Random Darknet Shopper están un cargamento de 10 pastillas de éxtasis y un pasaporte húngaro falso (que parece, evidentemente, verdadero). Las compras de este bot han generado polémica sobre quién es responsable de sus actos ilegales y si en el futuro se debe de castigar a los programadores (o hasta a los mismos bots) de actos que violen la ley.

Según Ryan Calo, de la Universidad  de Washington, la ley requiere de mens rea (una mente con intención) por lo que el recipiente del paquete ilegal, aunque haya programado al bot, no podría ser penado --siempre y cuando haya programado al bot aleatoriamente, no con la intención de comprar material de contrabando.  Calo sostiene que este y otros casos crean el emergente concepto de "crímenes sin autor", un término legal similar a la muerte del autor del posmodernismo. Sin embargo, esto se mantiene en una suerte de laguna donde se podrían crear algoritmos para burlar la ley; programar a un bot para que compre cosas en la deep web tiene la posibilidad intrínseca de que se adquieran productos ilegales, lo que puede disimular una intención.

En un proyecto similar, aunque tal vez más fascinante todavía, el escritor Andrew O'Hagan creó una identidad falsa, basada en un joven que había muerto, y realizó todo tipo de compras e interacciones en la deep web y en las redes sociales de la superficie por todos conocida, obtuvo un pasaporte y un número de seguridad social y sostuvo relaciones virtuales con numerosas personas, de alguna manera haciendo real ante el Big Data a una persona que había muerto. En el futuro puede que no sea tan fácil saber si las "personas" con las que interactuamos en la red, y por las cuales incluso tenemos afecto, son bots o humanos.

Te podría interesar:

100 años de Alan Watts: la lucidez del pop zen

Arte

Por: pijamasurf - 01/05/2015

Un poco del satori de Alan Watts a 100 años de su nacimiento

 

alanwatts4

El pasado 6 de enero, el Día de los Reyes Magos, se cumplieron 100 años del nacimiento de Alan Watts (1915-1973), el filósofo y teólogo británico que popularizó en Occidente antiguas ideas espirituales encontradas en las tradiciones del budismo zen o del taoísmo. Aunque a veces clasificado dentro de la literatura de autosuperación y new age (y es que el acto de forzosamente tener que encasillar crea estos predicamentos), Watts escribió sobre temas diversos --incluyendo la tecnología, los psicodélicos y por supuesto todo tipo de religiones-- y siempre con una enorme lucidez --quizás su capacidad de hacer las cosas sencillas y quitarles su aparatosidad es lo que hace que algunas personas piensen que la filosofía pop de Watts no tiene el nivel de otros filósofos más abstrusos. De cualquier manera, Watts legó una serie de libros, platicas, conferencias y conversaciones que siguen contribuyendo a enriquecer el alma del mundo --podemos ver en Watts a una especie de Carl Sagan de la filosofía y de la religión, una persona que nos enseñó a disfrutar del conocimiento y maravillarnos del misterio de la existencia. Sus palabras tienen ese efecto de "galvanizar mentes", altamente contagioso, pero sin exigirnos una fe o un dogma.

Compartimos aquí algunas citas (satori en bits) y algunos links a manera de introducción al pensamiento de Watts:

La mayor parte de la actividad humana está diseñada para hacer permanente aquellas experiencias y alegrías que sólo son deseables porque son cambiantes.

El zen no intenta confundir la espiritualidad con pensar sobre Dios mientras se pelan las patatas. La espiritualidad zen es sólo pelar las patatas.

Si te das cuenta que el "Yo", en el sentido de la persona, el frente, el ego, realmente no existe. Entonces... no se te subirá a la cabeza demasiado cuando te despiertes y descubras que eres Dios.

Una persona que piensa todo el tiempo no tiene otra cosa en qué pensar más que pensamientos. Por eso pierde la noción de la realidad, vive en un mundo ilusorio.

Eres una función de lo que el universo está haciendo.

Tratar de definirte  a ti mismo es como tratar de morder tus propios dientes.

Para descubrir a Dios es necesario dejar de pensar completamente.

Dios también gusta de jugar a las escondidillas, pero como no hay nada fuera de Dios, no tiene nadie con quien jugar más que él mismo. Pero supera esta dificultad fingiendo que no es él mismo. Esta es una forma de esconderse de sí mismo. Finge que es tú y yo y todas las personas del mundo, todos los animales, todas las plantas, todas las piedras y todas las estrellas. De esta forma vive extrañas y maravillosas aventuras, algunas de las cuales son terribles y atemorizantes. Pero estas son sólo como pesadillas, porque cuando se despierta desaparecen.

La sabiduría zen de Alan Watts ilustrada por los creadores de South Park

El juego de escondidillas cósmico 

Alan Watts predice en 1966 el internet, la supervigilancia y el transhumanismo

Si el dinero no fuera importante, ¿buscarías lo que realmente deseas?