*

X

Artistas palestinos crean y bailan en las ruinas (FOTOS y VIDEO)

Por: pijamasurf - 11/08/2014

Las ruinas, materia en tránsito, se vuelven un laboratorio de resistencia para los artistas y atletas palestinos
raed_issa_house_10

Raed Issa (via Electronic Intifada)

 

El arte es la actividad omnívora por excelencia: para persistir, la belleza buscará alguna forma de prevalecer, incluso en las cenizas: y es que desde el recrudecimiento de las acciones militares contra Gaza desde el año pasado, miles de palestinos se ven forzados a representarse una cotidianidad que no conocen, y ante la imposibilidad, algunas muestras artísticas logran articular una vida plantada en el horror.

Grupos de jóvenes hacen parkour entre las ruinas de su ciudad:

El parkour es un deporte urbano que promueve una ideología de "pasar a través de los obstáculos", de la vida o de la destrucción. A través de acrobacia artística y gimnasia casi ninja, el parkour comienza a ser visto como símbolo de resiliencia, resistencia y fuerza.

Raed Issa, artista plástico, también contribuye a esta narrativa de reconstrucción y renacimiento con una exposición de ruinas. La muestra tuvo lugar en su casa, la cual quedó destruida durante la última ofensiva, al igual que muchas de sus pinturas.

raed_issa_house_5

 

raed_issa_house_2

Te podría interesar:

Cómo pasar por las revisiones del aeropuerto como todo un agente secreto

Por: pijamasurf - 11/08/2014

Documentos filtrados de la CIA (cortesía de WikiLeaks) revelan algunas tácticas del personal aeroportuario para detectar posibles sospechosos --y arruinar las vacaciones de turistas nerviosos
[caption id="attachment_88697" align="aligncenter" width="655"]James Bond en "From Russia with Love" James Bond en "From Russia with Love"[/caption]

Los aeropuertos son la materialización burocrática de las fronteras políticas entre los países, y el personal que trabaja en ellos está impregnado de la idiosincracia local, lo que incluye las tensiones geopolíticas en boga. Pero un par de documentos internos de la CIA (publicados por WikiLeaks) pueden enseñarnos a los mortales de carne y hueso cómo atravesar un aeropuerto como todo un agente secreto.

A pesar de que esta información puede pasar por sentido común, existen algunos detalles que pueden ser de suma importancia para evitar revisiones incómodas. Claro que esta información también puede ser útil, bueno, para terroristas, traficantes de drogas y criminales comunes tratando de cruzar un abarrotado aeropuerto a tiempo para reunirse con sus familias en Año Nuevo.

Una primera lista de consejos describe aspectos psicológicos y de comportamiento que el personal del aeropuerto identificará como sospechosos, además de lo relativo al pasaporte y a la manera en que el "sospechoso" adquirió su boleto de avión:

  • Signos fisiológicos de nerviosismo, como temblores, manos sudorosas, respiración agitada sin razón aparente, escalofríos, pulsación de arterias carótidas, rostro ruborizado y el evitar contacto visual.
  • Falta de familiaridad con los datos del pasaporte (ficha biográfica, viajes previos, etcétera).
  • Inhabilidad para hablar la lengua del país que expide el pasaporte.
  • Forma de compra inusual en el lugar de expedición.
  • Compra o cambio de itinerario 24 horas antes de la salida del vuelo.
  • Cambiar de filas o estudiar procedimientos de seguridad.

07GETAWAY_SPAN-articleLarge

Otros consejos incluyen lo relativo al equipaje:

  • Cantidad de equipaje inapropiado para la duración de la estadía.
  • Muchos artículos nuevos (como despertadores o libretas) en el equipaje.
  • Equipaje empacado con descuido cuando el pasajero es supuestamente un experimentado viajero de negocios.
  • Mapas, guías u otra literatura turística sin abrir. Mapas de ciudades no relacionadas en el equipaje de un supuesto turista.
  • Calidad de equipo fotográfico incoherente con el perfil del viajero, o tarjetas de memoria insuficientes para un viaje turístico supuestamente largo.

Si estos consejos de la CIA para espías en aeropuertos te parecen paranoicos, es porque lo son: no imaginamos a nadie más paranoico que al encargado de sorprender "terroristas" en las filas de ingreso al país.