*

X
Carlos Castaneda, María Sabina, John Lilly, "Sasha" Shulgin, Burroughs, Kerouac, Cassidy, Ginsberg y otros personajes célebres en la historia moderna de las drogas y los estados alterados aparecen en una serie de ilustraciones psicodélicas

castaneda_by_rosenfeldtown-resize

El artista argentino Nico Rosenfeld ha creado una serie de ilustraciones en las que rinde homenaje a la aristocracia de la psicodelia. Grandes psiconautas, chamanes, tecnochamanes, químicos y artistas captados en su medio, generalmente con su droga o planta preferida en una exhalación de su mundo imaginario y sus arquetipos. La obra de Rosenfeld retrata a esta tribu alternativa de exploradores de los espacios interiores con una clara influencia del arte psicodélico, con colores brillantes y telas fractales, como genios locales en su propio lugar de poder. Quizás más que elogiar su técnica, lo notable es su selección: un trabajo de edición en un portafolio que reúne a algunas de las personas contraculturalmente más brillantes, a la vez que los homenajea polémicamente celebrando a personas que han sintetizado químicos ilegales o que han ofrecido una visión contestataria  y cuestionado la realidad establecida. 

 

Arriba: Carlos Castaneda, con una superluna agigantada por los enteógenos, es sometido a las vejaciones transformadoras del brujo yaquí Don Juan Matus. Vemos a los hongitos y a Mescalito derramarse del traje del brujo, con cuervos --la nave del nagual-- picoteando los botones. Una noche en el desierto para enfrentar el pavor divino. Castaneda es una de las figuras más enigmáticas de la antropología y el new age, con su saga de libros sobre brujería que oscilan entre la literatura fantástica y un profundo corpus de sabiduría milenaria.

 

john-c-lilly

John Lilly en su famoso tanque de aislamiento resolviendo los problemas cósmicos, desprogramando su biocomputadora entrando a samadhi-4. El psiconauta por excelencia, Lilly arriesgó la cordura como nadie convirtiéndose en un conejillo de indias interdimensional al realizar los experimentos más radicales tomando LSD y ketamina en tanques de privación sensorial. Al final Lilly consiguió mapear los estados alterados y contactar inteligencias incorpóreas que son parte de la programación del universo.

syd_barrett_in_the_acid_sea

Syd Barrett en el mar de ácido. El ex vocalista de Pink Floyd que padeció una serie de problemas mentales exacerbados por su uso de LSD y otras drogas, aparece aquí en un dorado mar lisérgico. 

maria_sabina_colores

La famosa curandera mazateca Maria Sabina,  "la mujer-árbol-estrella" que inició a numerosas celebridades en el camino de los hongos mágicos en ceremonias sincréticas que preservaban la tradición indígena con toques católicos. María Sabina parece ser la guardiana de un portal, el cual aparece en una cuenta de un rosario, que es a la vez el sombrero de un hongo y una de las perlas del collar fractal de Indra.

shulgin_by_rosenfeldtown-d7req87 

"Sasha" Shulgin, el recientemente fallecido químico maverick creador de cientos de drogas de diseño, incluyendo el 2C-B y responsable de la reintroducción del MDMA, en el mar de la conciencia alcaloide, pescando nuevas moléculas psicoactivas a la vez que se interna en su propio cerebro, en el Sol.

 

nicholas_sand_by_rosenfeldtown-d680co6

Nicholas Sand en el laborartorio, con una estética que recuerda a Breaking Bad. Sand es uno de los químicos underground más famosos de la historia, responsable de haber producido más de 3 millones de dosis de ácido Orange Sunshine y también de haber sintetizado el DMT y no sólo extraerlo de fuentes naturales.

 

beat-generation

 

 

El ómnibus de la generación beat recorriendo la noche en su farra interminable, exprimiendo siempre literatura de lo más sublime y sórdido de la experiencia humana, tecleando frenéticamente. Su notable experimentación con las más diversas drogas jugando un papel importante en el ensamble, con  el famoso inicio de Aullido, de Ginsberg, en el centro de la máquina.

Más retratos psiconáuticos en el sitio de Rosenfeld.

Twitter del autor: @alepholo

 

Te podría interesar:

Artista contrae cáncer en la glándula pineal y pinta extraordinarias obras psicodélicas

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 08/11/2014

Durante los seis años en los que Shawn Thornton tuvo cáncer en la glándula pineal experimentó estrafalarias visiones que documentaría en sus pinturas

 pineal4

Un extravagante caso de arte, psicodelia y "pinealidad" se registró en la vida de un estudiante de arte que contrajo cáncer en la glándula pineal. A lo largo de seis años Shawn Thornton padeció cáncer en esta glándula, un órgano protagónico en diversas tradiciones ocultistas y místicas. Afortunadamente fue operado y libró la enfermedad, pero esta etapa resultó en un peculiar legado pictórico que, en cierto modo, documenta la riqueza de la data que almacenamos en ese punto del cuerpo.

La glándula pineal mide apenas entre 5 y 8 milímetros, y se ubica entre los hemisferios cerebrales, junto en tercer ventrículo (digamos que un par de centímetros arriba de tu entrecejo y a la mitad del camino entre tu frente y tu nuca). Entre sus funciones destaca la secreción  de una hormona llamada melatonina. Además, usa la luz solar para regular nuestras frecuencias anímicas.  

Screen Shot 2014-08-22 at 3.04.39 PM

En las tradiciones alquímica, brahamánica e hinduista existen múltiples referencias a la glándula pineal, también llamada "el tercer ojo". En el siglo XVII, Descartes la etiquetó como “asiento del alma”, advirtiendo que aquí residía el punto de unión entre el cuerpo y la mente. En las últimas dos décadas, así como ha ocurrido con muchos otros preceptos de misticismo milenario, la glándula pineal se ha puesto relativamente de moda. En un artículo anterior con algunas recomendaciones para, supuestamente, desintoxicar este órgano, advertimos:

Múltiples conceptos del New Age se asocian con el despertar de  este órgano, y su popularidad ha aumentado en la última década gracias a la desbordada irrupción del consumo de N-dimethyltryptamine (DMT) en la cultura pop. A pesar de que aún no está plenamente probado, existen buenas razones para pensar que esta misma sustancia es secretada en nuestra glándula pineal en determinados momentos, por ejemplo, en nuestra concepción y muerte. También se le asocia a fenómenos como los sueños lúcidos y la creatividad.

En resumen, y a pesar de que es una pieza esencialmente misteriosa, parece difícil discutir la importancia que esta glándula tiene tanto en el plano biológico como en el psicológico y, aparentemente, en el espiritual. Por eso resulta particularmente curioso que Thornton haya experimentado estas visiones mientras su glándula fue invadida por un tumor cancerígeno. Al parecer, el peculiar estímulo que recibió su órgano en ese lapso detonó una serie de coreografías visuales con alusiones claramente místicas y explosivamente coloridas, las cuales, por fortuna, quedaron documentadas en la obra que este artista produjo durante ese lapso. 

Consulta aquí el portafolio completo de Thornton.

pineal3

 

 

 

pineal2