*

X

Bob Mankoff, editor de caricaturas de la revista The New Yorker, ha compilado una serie dedicada a los cartones de vino. Pedantería mezclada con refinación e inteligencia aguda, humor rojo y seco con cuerpo, lleno de gota. Un poco de relevo humorístico que hace catering a los connoiseurs: a la vez que se burla de los enológos, los seduce. Así es el vino, divino líquido; con Dionisio y sus amigas francesas, compartamos estas pinceladas.

Ve aquí la serie completa.

 

 

 

Te podría interesar:
Quizá ya lo hacías, pero no sabías porqué. Dormir con uno o ambos pies fuera de las cobijas te ayudará a conseguir más rápido el sueño

08-feet-sleep.w529.h352.2x

He aquí un extraño pero útil hack para aplicar a la hora de dormir: mantén uno o ambos pies fuera de las cobijas. Según reveló un investigador a Science of Us, esto te hará dormir mejor y caer dormido más rápido.

Este es el tipo de hack que posiblemente ya has aplicado inconscientemente alguna vez, pero que no estabas seguro del porqué. Natalie Dautovich, portavoz de la National Sleep Foundation y profesora de psicología de la Universidad de Alabama, hace investigación de cronopsicología (la cual investiga cómo nuestras rutinas y ritmos biológicos fluctúan a través del día afectando nuestra salud) y explica que no existen investigaciones serias que indaguen por qué pasa esto. Sin embargo, ella piensa que tiene que ver con la relación que existe entre el sueño y la temperatura corporal.

Los investigadores del sueño saben que, justo antes de que tu cuerpo caiga dormido, tu temperatura empieza a descender hasta alcanzar su temperatura más baja cuando entras a la etapa de sueño profundo (1 o 2 grados por debajo de lo normal). Hay quien cree que las temperaturas bajas causan somnolencia y, aunque el enfriamiento sucede de manera natural, hay formas de hacer que esto suceda más rápido, como tomar un baño caliente antes de dormir, por ejemplo, pues al salir de la regadera tu cuerpo se enfría rápidamente y empieza a sentirse adormilado. Una bebida caliente puede surtir el mismo efecto.  

Pero, ¿qué sucede con los pies? Los pies y las manos cuentan con una superficie única; son de las pocas partes de nuestro cuerpo que no tienen pelo, y albergan vasos sanguíneos diseñados específicamente para disipar el calor. Ahora, sólo tenemos que juntar las piezas: si dejas destapado un pie, el calor se disipa rápidamente y te invade el sueño.

Como dato adicional, se sabe que la gente duerme mejor en cuartos con temperaturas de entre 15 y 20 grados. Entonces, si quieres mejorar tu sueño, quizá sea buena idea descubrir tus pies o al menos tener cerca un ventilador que tenga tu cuarto en la temperatura ideal para el sueño.