*

X

Suizos rechazan en consulta popular recibir dos semanas más de vacaciones pagadas

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/14/2012

El pasado domingo, por medio de un referéndum, la población suiza rechazó ampliar de cuatro a seis semanas el periodo de vacaciones laborales pagadas; los sindicatos alegan "sobrecarga de trabajo".

(Más vacaciones = Menos trabajo / No a la iniciativa de vacaciones)

El domingo pasado se celebró en Suiza una consulta que sometió a la consideración de la población electoral la llamada “iniciativa seis semanas” que, como su nombre lo sugiere, buscaba ampliar el periodo vacacional al que tienen derecho los trabajadores en dos semanas, esto es, pasar de las 4 semanas actuales a 6, siempre con goce de sueldo.

La propuesta fue rechazada por poco más de millón y medio de votantes, contra cerca de 770,000 que dieron su voto aprobatorio. En cuanto a la notable diversidad que integra el país suizo, la oposición más marcada se encontró el cantón de Appenzell Rodas Interiores, en donde 82.2% de los votantes se inclinaron por la negativa, en contraste con el 50.7% de Jura, la única región suiza donde, según la empresa demoscópica gfs.bernm, la propuesta ha sido aprobada.

Por su parte el sector patronal suizo se mostró satisfecho por el “sentido de realidad” de los votantes, celebrando, según declaró Jean-François Rime, consejero nacional, que “los suizos son suficientemente razonables”. El principal argumento de la oposición fue que la ampliación del periodo vacacional se traduciría en un aumento en los costos laborales y una pérdida de competitividad de las empresas suizas.

Para los sindicatos, sin embargo, estos resultados se tomaron como un fracaso. “Estamos un poco decepcionados, pero orgullosos de haber puesto a debate el problema de la sobrecarga de trabajo”, declaró al respecto Martin Flügel, presidente del sindicato Travail.Suisse y uno de los principales impulsores de la iniciativa.

[Le Matin]

Te podría interesar:

Detienen a proxenetas en Madrid que marcaban a prostitutas con códigos de barras

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/14/2012

Detienen en Madrid a 22 miembros de una mafia de prostitución que además de torturar a las mujeres con las que traficaban, les imponían una marca en su piel que las distinguía como propiedad suya.

El pasado 24 de marzo se dio a conocer que la Policía Nacional española detuvo en Madrid a 22 personas que operaban una red ilegal de prostitución teniendo su centro de actividad en la calle de Montera. Los sujetos, organizados en dos grupos, se caracterizaban por torturar cruentamente a las mujeres que tenían a su disposición, la mayoría de ellas de nacionalidad rumana, a quienes sometían a diversas agresiones físicas que iban de golpizas inhumanas a cortarles el cabello y las cejas e incluso tatuarlas con códigos de barras que hacían las veces de señal de propiedad y recordatorio de la deuda que las mujeres mantenían con estos grupos criminales.

De acuerdo con las investigaciones policiacas, el primer grupo de esta red la dirigía un ciudadano rumano de nombre Iancu T. que en su país de origen fue condenado a 5 años de prisión por el delito de proxenetismo. Como regularmente sucede en estos casos, Iancu atraía a sus compatriotas con falsas promesas de empleo en territorio español y, una vez ahí, las sumía en el infierno de la prostitución.

Por otro lado, un sobrino del hombre, Iulian T., siguió después los pasos de su pariente, aunque con un grado mucho mayor de crueldad hacia las mujeres que mantenía cautivas, entre las que se encontraba una joven de 19 años que luego de un primer intento de escape recibió un trato mucho peor que antes, al grado de que le fue tatuado en la muñeca un código de barras con el dinero que adeudaba al proxeneta: 2,000 euros.

[Huffington Post]