*

X

Astrónomo amateur descubre nebulosa de 'balón de fútbol'

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/29/2011

Un astrónomo amateur halló una nebulosa planetaria con forma de balón de futbol producido por la expiración de una estrella gigante.

El estornudo de una estrella mortecina ha generado una concha de gas que hace pensar en una gran pelota de futbol azul (aunque para algunos la textura se asemeja más a un cerebro).

El descubrimiento puede ayudar a entender la formación de las "nebulosas planetarias" —llamadas así debido a que astrónomos del siglo 18 confundieron las nubes estelares por planetas gigantes de gas.

El astrónomo amateur Matthias Kronberger descubrió "la nebulosa del balón de futbol" revisando una serie de imágenes de los ochenta que estaban siendo digitalizadas. Después, al alertar a los astrónomos profesionales, un zoom con el Observatorio Géminis reveló la forma de esta nebulosa a 13 mil años luz de distancia en la constelación Cygnus, una rara joya si se le compara con las más de 3 mil nebulosas planetarias ya descubiertas. La mayoría de estas nebulosas son cilíndricas o tienen formas de mariposas.

Nuestro Sol está justo en el límite en su masa y no se sabe si será capaz de crear una nebulosa planetaria de su última (auto)bocanada de helio e hidrógeno.

[National Geographic]

Te podría interesar:

Para Rusia los días de la Estación Espacial Internacional están contados

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/29/2011

Según un alto directivo de Roscosmo, la Estación Espacial Internacional pronto será regresada a la Tierra en calidad de chatarra y sus restos arrojados al Pacífico. La NASA y otras instancias del gobierno estadounidense disienten.

Hace pocos días nos enteramos, no sin sorpresa, que la época de los trasbordadores espaciales había llegado a su fin con el último aterrizaje del Atlantis, una de las flotas espaciales más emblemáticas del programa estadounidense y de la carrera espacial humana, 30 años de transportación interespacial que ahora ya solo existen en los registros al respecto.

A manera de colofón o como queriendo dar la puntilla a los proyectos espaciales iniciados el siglo pasado, quizá para hacer ver que esta nueva época necesita nueva tecnología en la investigación presencial de nuestro universo cercano, Vitaly Davydov, subdirector de la Agencia Espacial de la Federación Rusa, popularmente conocida como Roscosmo, aseguró que la Estación Espacial Internacional podría terminar pronto sus días como cualquier cacharro, carcomido por las aguas salinas del Océano Pacífico.

En la administración Bush estaba previsto que la ISS (por sus siglas en inglés) dejaría de orbitar la Tierra a principios de 2016, sin embargo, al llegar Obama a la presidencia de Estados Unidos, fue autorizada una extensión de su vida útil hasta 2020, fecha después de la cual, a decir de Davydov, no tendría mayor sentido conservar el armatoste girando sobre nuestras cabezas ni como basura espacial que ponga en riesgo la integridad de satélites todavía útiles y futuras naves espaciales:

“Estaremos obligados a hundir la ISS. No podemos dejarla en órbita porque es un objeto muy complicado y pesado”, dijo Davydov en entrevista con una cadena de televisión rusa. “Justo ahora hemos acordado con nuestros socios que la estación se utilizará, aproximadamente, hasta 2020”, agregó.

Sin embargo, recordemos que la ISS fue posible gracias a la colaboración conjunta de los gobiernos estadounidense y ruso, quienes pactaron la cooperación luego de los notables resultados obtenidos durante la Guerra Fría, además de Canadá, Japón y la Agencia Espacial Europea, que también forman parte de la Estación Espacial Internacional. Por esta razón, el destino del centro de investigación espacial más importante de los últimos años no depende del arbitrio ruso.

Según el vocero de la NASA, Joshua Buck, la administración conjunta de la ISS está trabajando para evaluar los elementos en órbita hasta 2028. Por otra parte, en el Congreso estadounidense se dijeron sorprendidos por las declaraciones de Davydov, aunque aseguraron también que “esta no era la primera vez que Rusia se presentaba con una propuesta que parecía salida de sus propios cuarteles”.

Así que, si lo dicho por Davydov resulta cierto, dentro de pocos años miles de millones de dólares terminarán juntado sal y óxido en alguno de los mares de nuestro planeta.

[The Register]