*

X

¿Qué es la neutralidad web y por qué debería preocuparte ayudar a conservarla? (VIDEO)

Por: pijamasurf - 05/12/2014

El funcionamiento del Internet se asemeja al libre flujo del ciclo del agua --la amenaza de la pérdida de la neutralidad de la red será que, de la noche a la mañana, alguien podría ponerle llaves de paso a los ríos de información. Nuestro deber como generación es impedirlo.

Este video producido por Internet Citizens explica de manera clara y sencilla la importancia de la neutralidad en línea. Este tema está siendo debatido en legislaturas alrededor del mundo: algunas, como la de Holanda, han protegido con leyes a la medida el papel de los proveedores de Internet, en legislaciones como la mexicana la neutralidad se ha visto severamente amenazada.

¿Pero qué es, en sus términos más simples, la neutralidad en línea?

El Internet está formado por el intercambio de inimaginables cantidades de información por segundo, de las cuales cada usuario selecciona y utiliza apenas un puñado; la neutralidad web quiere decir que toda la información intercambiada a través de las redes debe tener la misma prioridad, o en otras palabras, ser tratada de la misma manera por los proveedores de servicios de Internet (ISP providers).

Compañías como Google y proveedores como Verizon han amenazado antes con minar la neutralidad web a favor de ciertos servicios, poniendo en peligro el Internet como lo conocemos.

Es importante recordar que el Internet, esa arquitectura intangible sorprendente que llena nuestras vidas de conocimiento y diversión, además de nuestras fuentes de empleo, es una construcción todavía endeble: Internet Citizens pone el dedo en la llaga cuando afirma que será responsabilidad de esta generación sentar las bases sobre las que la web seguirá desarrollándose. Se trata de tomar una postura política a través de una pregunta muy sencilla: ¿queremos que el Internet como lo conocemos siga existiendo o vamos a permitir que mediadores corporativos decidan (como en el caso de la televisión) qué podemos y qué no podemos ver?

En el mismo sentido cabría tomar en cuenta la perspectiva de gente como Jaron Lanier, cuya experiencia le permite acercarse al fenómeno sin falsos misticismos, así como la de Douglas Rushkoff, que ha enfatizado la importancia de la congruencia para con la construcción de una identidad no fiscalizada por intereses privados. Tal parece que la congruencia y la conciencia son los verdaderos retos de esta generación.

(Imagen de portada via Wired.)

O todos Cuarones o todos Mireles

Por: Maite Azuela - 05/12/2014

Las preguntas son tan precisas como necesarias y no habían sido abordadas en ningún espacio de publicidad gubernamental ni en ninguna entrevista

gravity-alfonso-cuaron1La interlocución del gobierno para enfrentar cuestionamientos sociales no debe ser sencilla. Decidir si se responde a los desplegados de una estrella de cine reconocida internacionalmente o si se realiza una comunicación pública por internet con el fundador de las autodefensas de Michoacán implica colocarse entre la espada y la pared. Ambas espadas de distinto filo.

Por un lado, el 28 de abril, Alfonso Cuarón publicó en diversos periódicos 10 preguntas sobre la Reforma Energética que el mismo el Presidente agradeció por twitter y contestó dos días después la oficina de la Presidencia de la República. 

Las críticas por el hecho de que Peña Nieto diera respuesta a Cuarón han llovido. Las preguntas no necesariamente están resueltas, pero el gobierno hizo al menos un intento por no obviar la solicitud, que dicho sea de paso no sólo plasmaba dudas del cineasta, sino de muchos de los ciudadanos que no contamos con los recursos ni la fama que tiene él, así que si la utiliza para solicitar información que es de interés público ¿por qué molestarse? 

Las preguntas son tan precisas como necesarias y no habían sido abordadas en ningún espacio de publicidad gubernamental ni en ninguna entrevista, pese a que muchos analistas y  políticos de oposición la habían cuestionado. La forma en la que se respondieron con explícita referencia a Cuarón quizá no fue la más democrática. Se hubiera hecho entrega de la regulación secundaria en un acto oficial y enviado una carta al ciudadano Cuarón con las respuestas aparte. Pero de hacerlo como lo hicieron a ignorarlo, más valía hacerlo. Si al día de hoy no hubieran dado una sola respuesta, la omisión les hubiera atraído mayores críticas. Ahora el gobierno deberá decidir si responde a la exigencia del director de cine para que se realicen tres debates abiertos sobre la reforma energética.

Por otro lado,  el martes 6 de mayo, Juan Manuel Mireles Valverde solicitó a través de un video dirigido a Peña Nieto, tener un acercamiento directo a través de Skype. Petición que el presidente no ha contestado todavía. Mireles  hace hincapié en la necesidad de un diálogo directo en el que se evite la desinformación de los intermediarios. Ante los anuncios de los avances del desarme, Mireles deja claro que no hay paz ni condiciones de orden social en Michoacán, con las que el gobierno pueda garantizar la seguridad de la ciudadanía, e insinúa que tanto el Comisionado Castillo como el resto del equipo asesor de Peña Nieto, no llevan información verídica a sus oídos.
 

Hay dos frases rudísimas que utiliza Mireles para solicitar audiencia directa: 

“No se puede desarmar a un pueblo por un discurso. Se tiene que desarmar a un pueblo brindándole seguridad pública, una justa impartición de justicia, oportunidad de empleo, de educación”

“Tienes una esposa muy bella, entre los dos tienen hijas muy bellas, tienes amigos que anduvieron en la primaria y en la secundaria contigo, que se juntaron a barrer la calle, jugaron contigo; qué sentirías que llegara alguien a tu casa y se llevara a tu mujer porque es muy bella y después de regresártela se lleve a tus hijas también porque están muy bellas y después de que vieron que tú te enojas te dejen en la puerta de tu casa las cabezas de tus mejores amigos para que te calles la boca. Eso es lo que está sufriendo en todos los estados de la república”. 

Tras las declaraciones de Mireles el Consejo de las Autodefensas puso en duda su legitimidad e integridad. Sin embargo, tanto su solicitud de extender un diálogo como las peticiones que realizó Cuarón,  generan reflexiones interesantes sobre los retos que está enfrentando este gobierno para generar conversaciones públicas.

Ni Mireles ni Cuaron son los únicos ciudadanos con preguntas y solicitudes legítimas que debe responder el Presidente y su equipo.  Es perfectamente comprensible que ningún país cuente con la capacidad de que su presidente responda personalmente a cada ciudadano que cuestiona sus decisiones.  Sin embargo hay gobiernos que entablan conversaciones cotidianas con los diferentes grupos sociales. Obama, por ejemplo, recibe todos los días a organizaciones de sociedad civil para conversar sobre su agenda. Eso hasta hoy es impensable en la oficina de la presidencia. 

Ya tienen solicitudes emblemáticas de diálogo, no sólo en la puerta de entrada de los pinos, sino en los medios convencionales y en las redes sociales, deberían implementar cuanto antes mecanismos institucionales, flexibles y abiertos para platicar con los ciudadanos. Hace falta información completa que muestre no sólo conocimiento de las causas y consecuencias de las decisiones públicas, sino sensibilidad para explicar con un lenguaje sencillo lo que todos tenemos derecho a saber: en qué afectan y en que mejoran nuestra vida cotidiana. Les queda ver esto como una oportunidad para innovar o como una permanente amenaza en la que no les quedará más que resguardarse en un muro de monólogos.

Twitter de la autora: @maiteazuela

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.