*

Cambiar a una dieta vegetariana: fundamental para conservar la naturaleza (ESTUDIO)

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 02/12/2021

Una dieta basada en plantas es crucial para salvar la vida animal del planeta y otras especies, asegura un estudio

El sistema global de alimentación es el principal destructor del mundo natural, un sistema basado en la ganadería de alto impacto (vacas y cerdos), por lo que una transición a una dieta basada en plantas reduciría el daño ambiental

Estos son los detalles del reporte del ​think tank inglés Chatham House.

La agricultura es la principal amenaza para el 86% de las veintiocho mil especies que están en peligro de extinción. Sin un cambio drástico, la pérdida de la biodiversidad seguirá acelerándose y amenazando la capacidad del planeta para sostener vida humana. 

El reporte muestra cómo esta situación ha creado un círculo vicioso que involucra la producción de comida barata, cuyo bajo costo crea una demanda muy grande de comida y a su vez más desperdicios. Mayor competencia y disminución de costos significa devastación de tierras para la agricultura y uso de fertilizantes y pesticidas. 

El reporte además, plantea tres soluciones muy relevantes: 

  • La primera: una la transición a una dieta basada en plantas. La ganadería –principalmente de vacas, ovejas y cerdos– tiene el mayor impacto negativo en el medioambiente. 
  • La segunda: restaurar ecosistemas nativos para incrementar la biodiversidad. Más del 80% de la tierra en capacidad de ser cultivada se usa para criar animales. Revertir la tendencia de alto consumo de carne elimina la presión de seguir despejando tierra para ganado, que finalmente daña a la flora y fauna endémicas.
  • La tercera: cultivar de manera menos intensiva y perjudicial, al mismo tiempo que aceptar un rendimiento más bajo. Los rendimientos de la agricultura ecológica son 75% de los de la agricultura intensiva convencional. 

Arreglar el sistema global de producción alimentaria también contribuiría a detener la crisis climática. Este sistema provoca alrededor del 30% de todas las emisiones de gases, con más de la mitad proveniente de los animales. 

Sin embargo, el cambio en la producción alimentaria también mitigaría los problemas de salud de tres mil millones de personas, quienes o tienen muy poco qué comer o padecen enfermedades como sobrepeso u obesidad debido a la calidad de la comida que consumen. Los problemas de salud cuestan trillones de dólares al año.

Tim Benton, uno de los responsables de este reporte, hace énfasis en que los políticos siguen pensando que su tarea principal es reducir los costos de la comida, sin importar lo tóxico que eso pueda llegar a ser a nivel de salud humana y salud planetaria. 

El reporte muestra que si las tierras de pastoreo permanente regresan a sus estados naturales se restaurarían alrededor de 72 mil millones de toneladas de carbón, lo que equivale a siete años de emisiones globales por combustibles fósiles. 

Este 2021, con dos importantes cumbres de la ONU sobre la biodiversidad y el clima, así como la primera cumbre de la ONU sobre sistemas alimentarios y una cumbre internacional sobre Nutrición para el Crecimiento, presenta una gran oportunidad para diseñar políticas de salud pública en conjunto con políticas de protección del medioambiente.

Brenton también remarca que las naciones están teniendo gastos enormes en sus procesos de recuperación de la pandemia por covid-19, por lo que es el momento indicado para elaborar políticas que den prioridad a la salud pública y planetaria

Cabe aclarar que el reporte en el que se basa esta información no plantea que todas las personas transitemos al vegetarianismo o veganismo. Simplemente sugiere que una dieta que tenga más variedad de productos vegetales, además de ser más saludable a largo plazo, también ayuda al planeta. 

 


También en Pijama Surf: Asociación propone crear impuesto a los alimentos que generan más gases de efecto invernadero

 

Imagen de portada: Chantal Garnier / Unsplash