*

X

Muere João Gilberto, el músico que inventó la bossa nova

Arte

Por: pijamasurf - 07/07/2019

Hoy falleció a los 88 años de edad el músico brasileño João Gilberto, el talento detrás de la bossa nova

Este domingo 7 de julio, el mundo de la música perdió a uno de sus personajes más destacados: el compositor e intérprete brasileño João Gilberto, quien pasó a la historia por inventar un género que a su vez marcó toda una época, la bossa nova.

El músico comenzó su trayectoria a los 18 años, con suma valentía, pues en esa época decidió abandonar la escuela para seguir el sueño de la música. Su padre, descontento con esa decisión y con la renuencia del joven a encontrar un trabajo “normal”, hizo que lo internarán en un hospital psiquiátrico, en el cual pasó apenas un par de semanas, pues era evidente que no tenía ningún problema más allá de querer desarrollar su existencia al hilo de su deseo más profundo y auténtico.

Su esfuerzo, su talento y su trabajo persistente encontraron poco a poco su recompensa. A los 21 años realizó sus primeras grabaciones y algunos años después comenzó a trabajar con otros músicos igualmente talentosos, en especial Antônio Carlos Jobim, una pieza fundamental en su carrera y en general en la música brasileña de la segunda mitad del siglo XX.

A João Gilberto se le considera el inventor de la bossa nova, o al menos uno de sus artífices principales. Este género combinó algunos ritmos populares de Brasil (en especial la samba) con el desarrollo que el jazz había tenido en décadas precedentes, de lo cual resultó una música calma, agradable al oído, con ciertos ecos tropicales y exóticos y también de alguna manera cálida y nostálgica. En fin, por alguna razón fue el género que necesitaba un mundo recién salido del horror de la guerra, en el cual la gente volvía a salir, a divertirse y a intentar recomponer las cosas.

Gilberto, nacido en 1931 en el nordeste brasileño, en el estado de Bahía, falleció como culminación de una enfermedad que lo aquejaba desde hacía varios meses. Por lo demás, los medios reportan que desde hace algunas décadas el músico enfrentaba problemas de salud mental y financieros, una doble situación que lo llevó a vivir solo en Río de Janeiro y también a retirarse de la vida pública.

Sea como fuere, su obra y su influencia permanecen, y sin duda pasará mucho tiempo antes de que se extingan.