*

X

Roden Crater, la obra maestra de James Turrell, finalmente abrirá al público (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 04/29/2019

Una de las cumbres de la arquitectura moderna contemplativa podría estar cerca de concluirse

James Turrell es uno de los grandes artistas contemporáneos. Como casi ningún otro artista Turrell, de 75 años, puede afirmar que su materia prima es la luz y sus efectos en la percepción humana. Después de más de 40 años de trabajo, la fecha se acerca en la que su obra maestra, Roden Crater, podría abrir al público, según ha informado la Universidad de Arizona State, involucrada en el proyecto. 

Aparentemente gracias a una nueva ola de donaciones, incluyendo 10 millones de Kanye West, y a la disposición de Turrell en los siguientes 5 años el proyecto estará concluido. En total se necesitan 200 millones para completar el trabajo, el cual incluye un laberinto debajo de un volcán extinto en el desierto de Arizona, un domo para seguir los movimientos celestes, así como un observatorio. Esto es lo más parecido que ha hecho el hombre a los antiguos templos para ver estrellas, como encontramos entre los mayas o los babilonios, donde también se buscaba crear un estado de conciencia alterado, incluso una iniciación espiritual. Este sublime espacio cuenta también con cámaras llenas de agua que reflejan el amanecer o una habitación en la que los visitantes pueden ver su sombra con la luz de Venus. Es sin duda un palacio subterráneo para la contemplación y la meditación.

Al interior del cráter, Turrel ha diseñado diversas salas que funcionan para observar eventos celestes específicos, mientras que la forma misma del cráter permite filtrar todas las luces externas para concentrarse en la observación del cielo. El cielo ha sido sujeto de otras de sus investigaciones en el pasado, cuando ha demostrado a través de gigantescas instalaciones que afectando un poco las propiedades de la luz se puede cambiar incluso el color con el que percibimos el cielo.

Según Turrell: "Tomamos luz a través de nuestra piel y creamos vitamina D. Así que literalmente somos comedores de luz. Pero también tiene una fuerte carga emocional, que es en gran medida con lo que trabajo --el tipo de situación que es en realidad un estado theta, que es pensamiento, pero no pensamiento con palabras. Así que esto es un arte que puede ser un poco difícil de describir. Y es eso mismo lo que la gente siempre tiene dificultad [para describir]: el lado espiritual de la luz."

Avezado en ingeniería, matemáticas, astronomía, literatura, historia, aviación, ranchero experto y con algunos estudios en psicología, Turrell vuelve a poner en nuestra mente al artista del Renacimiento, para el que ninguna materia del conocimiento humano es ajena. En el pasado, el artista ha dicho que la pintura desde Rembrandt hasta Rothko no es sino el estudio de la luz. Pero Turrell ha diluido la frontera entre objeto y representación haciendo de la luz misma una forma de arte.

Te podría interesar:

Rumi sobre considerar lo esencial: la muerte, el espíritu, el mar

Arte

Por: pijamasurf - 04/29/2019

"Has escuchado descripciones de ese mar. Ahora flota, confía y goza su moción"

Yalal ad-Din Muhammad Rumi es actualmente uno de los poetas más leídos en todo el mundo, y seguramente el más leído en países que hablan persa. Rumi nació en el noroeste del imperio persa en el siglo XIII, en lo que hoy es Afganistán. Tempranamente emigró a Anatolia. Su padre era parte de un linaje de sufíes, la corriente de misticismo islámico (hoy perseguida) que predica la unión extática con la divinidad. Rumi logró zurcir la teología y la filosofía mística en sus versos con una luminosa integridad que pocos otros poetas en la historia han si acaso igualado. Para muchos, la poesía de Rumi es uno de los testimonios más altos de la espiritualidad humana.

Presentamos aquí un poema de Rumi tomado de la antología The Soul of Rumi, traducido al inglés por Coleman Bark. Nos preguntamos aquí por la moción del mar, por ver la eternidad en las formas y dejar que opere a través de nosotros la marea... dejar las cuitas en la orilla y dejarse llevar... meditando en el rostro divino, en el rostro oceánico,  la más alta guía.

 

Flota, confía, goza

 

El Profeta dijo: nadie voltea hacia atrás

y se lamenta de dejar

este mundo. ¡Lo que se lamenta

 

es cuán real pensamos que era!

Cuánto nos preocupamos

de las apariencias y qué poco

 

atendimos a aquello que se mueve

a través de la forma. "¿Por qué pasé

mi vida negando la muerte? ¡La muerte

 

es la clave de la verdad!"

Cuando escuchas lamentos como ese

di, en voz baja, para ti

"Aquello que te movía entonces

todavía te mueve, la misma

energía. Pero ahora entiendes

 

perfectamente que no eres

esencialmente un cuerpo, tejido, huesos,

cerebro o músculo. Disuélvete

 

en la lúcida visión. En vez

de mirar abajo hacia la tierra

del camino enfrente

 

mira hacia arriba: ve ambos mundos,

el rostro del rey, el océano

esculpiendo y llevándote

 

consigo. Has escuchado

descripciones de ese mar. Ahora

flota, confía y goza su moción".