*

X

Este libro puede leerse de 6 maneras diferentes… y fue editado en la Edad Media

Arte

Por: pijamasurf - 10/22/2018

Una prueba de ingenio de una época que suele considerarse oscura e ignorante

La Edad Media suele considerarse una época de profunda ignorancia. Frente al apogeo de culturas como la griega o la romana, el Medioevo se suele presentar como una época menos luminosa, llena de represiones para el pensamiento y la expresión creativa, y en general limitada en recursos de distinta índole.

Como todo, esta idea es cierta, pero sólo parcialmente, pues si bien la Edad Media vivió momentos verdaderamente oscuros –la mayor parte propiciados por la guerra, la enfermedad y la codicia del poder económico y político–, ello no impidió el florecimiento de ciertas artes, del pensamiento filosófico y de otras actividades del espíritu humano. 

Una prueba de ello es este libro, verdadero ejemplo de ingenio, tanto de un punto de vista material y técnico como creativo, pues por su formato singular permite la lectura de seis obras distintas en un mismo volumen.

Como objeto, el libro es expresión de un formato de edición no del todo extraño a la publicación medieval, conocido con el término en francés “dos à dos” (“espalda con espalda”). De acuerdo con Erik Kwakkel, historiador especializado en la Edad Media, este tipo de libros se conoció sobre todo en los territorios germánicos, hacia mediados del siglo XVI, donde sirvieron para difundir textos devocionales.

Con todo, llama la atención que haya sido ideado en una época que justamente tiene fama de haber censurado toda expresión creativa. Por sus alcances, pareciera más bien el resultado de un atrevimiento vanguardista del siglo XX, acaso uno de esos libros imposibles que imaginó Mallarmé, para quien todo en el mundo no existe más que para acabar entre las páginas de un libro.

Quizá este libro nos demuestra que después de todo el ingenio triunfa y brilla, incluso ahí donde la noche más oscura se cierra sobre sus posibilidades.

Te podría interesar:

Banksy muestra cómo su pintura debió destruirse completamente; Sotheby's celebra que ahora vale el triple

Arte

Por: pijamasurf - 10/22/2018

El artista británico ha publicado un video en el que muestra cómo debió haberse triturado en su totalidad su pintura "Girl with Balloon"

El evento del año en la comunidad artística seguramente ha sido la destrucción de la pintura Girl with Balloon de Banksy, la cual ocurrió justo después de que fuera vendida en la galería Sotheby's de Londres hace unos días. Sin embargo, la destrucción no ocurrió del todo como se había planeado, según el autor de la imagen y del prank.

El artista urbano ha publicado un video en el que muestra lo que debió haber ocurrido: cómo el triturador debió haberla destruido toda, y no dejar un objeto de culto multimillonario. Esta falla, que ha hecho pensar a algunos que se trató de un fraude o una conspiración e incluso hay quien ha puesto en duda la integridad del propio Banksy, ha sido celebrada por la casa de subastas, quien ha llamado a la pieza "histórica", "la primera obra de arte en la historia que se creó en vivo durante una subasta" y, relamiéndose los bigotes, seguramente Sotheby's celebra que algunas personas hablan de que el valor de la pintura podría haberse triplicado. La pintura ahora se llama Love is in the Bin: el amor que siente la subastadora por el dinero que (ya casi) está en el cesto. Banksy ha dicho que la casa subastadora no tenía conocimiento del incidente y que, simplemente, su travesura política fue fallida.

Al parecer estamos confirmando aquella idea de Walter Benjamin de que el arte tiene un aura, una especie de sustancia espiritual que se traspasa a la obra, pero esta aura, en la era de la reproducción mecánica y los mass media, no es la fuerza creativa del artista, sino la fama y el morbo de las masas. Como suele suceder en nuestra época sin épica, quizá lo mejor de todo esto son los memes que se han generado en torno al arte de la trituración.