*

X

19 horas de David Bowie: su discografía, en orden cronológico, en una playlist

Arte

Por: pijamasurf - 10/20/2018

Un excelente recurso para admirar, una vez más, a uno de los músicos más geniales de las últimas décadas

Cuando David Bowie murió, en 2016, el mundo fue testigo de un tributo que además de ser amplio y espontáneo, de algún modo fue también sorpresivo. Si bien Bowie gozaba ya del reconocimiento generalizado como un músico de valía, su muerte suscitó una explosión sincera de creatividad, por todo el mundo y bajo distintas formas, como si a lo largo de su trayectoria, el artista multifacético que también fue, hubiera inspirado secreta pero constantemente a miles de personas, haciéndoles ver que basta con escuchar la autenticidad que cada cual lleva consigo para liberar ese potencial que también forma parte de nosotros.

En esta ocasión hablamos de Bowie con motivo de una playlist difundida recientemente en el sitio Open Culture que, grosso modo, compila la obra completa del músico, con el añadido de presentarla en orden cronológico.

De este modo, es posible seguir y acaso redescubrir la evolución artística de Bowie, que se desarrolló bajo los signos del desafío, la exploración y el experimento. 

Como suele ocurrir cuando se revisan las obras reunidas de otros artistas, la playlist nos enseña también los altibajos de una trayectoria que aunque en términos generales puede considerarse genial, también conoció momentos menos luminosos.

Sea como fuere, se trata sin duda de un excelente recurso para admirar, una vez más, a uno de los músicos más geniales de las últimas décadas. 

 

También en Pijama Surf: La tabla periódica de David Bowie: la carrera de Bowie resumida en sus influencias y su química con otros artistas

Te podría interesar:

Murakami explica el secreto que anima sus novelas: 'debes atravesar la oscuridad para llegar a la luz'

Arte

Por: pijamasurf - 10/20/2018

Murakami en una entrevista sobre el mundo actual y el viaje a través de la oscuridad que su literatura emprende

Haruki Murakami es uno de los escritores más populares del mundo, uno de los pocos escritores que es considerado a la vez un gran escritor en términos literarios -aunque tiene sus detractores- y además un escritor cuya literatura es del agrado del gran público. Por ello es el eterno candidato al Nobel. En una reciente entrevista, Murakami, quien sigue estando sorprendido por su popularidad, cree que su fama literaria se debe a la confusión y al caos político en el que vivimos. Dice que su literatura fue especialmente popular en los años 90 en Rusia con la caída del comunismo, en una etapa de caos y confusión. Y su nueva novela, traducida al inglés como Killing Commendatore, podría beneficiarse del reino caótico de Trump. Murakami, quien dice que casi nunca sueña en la noche, pues sueña despierto, se ve a sí mismo, más que como un storyteller, como un storywatcher, alguien que observa y que deja que las cosas que mira cobren vida propia.

En un momento de la entrevista particularmente ominoso, Murakami responde a la pregunta de cajón sobre lo que piensa de la política estadounidense actual, de lo que la prensa ve como un momento especialmente oscuro. Notablemente, Murakami traza una parábola entre los acontecimientos actuales y el misterioso éxito de su obra e incluso, la sustancia secreta que opera en ella:

Cuando yo estaba en la adolescencia, en los años 60, vivíamos en la era del idealismo. Creíamos que el mundo sería mejor si sólo lo intentáramos. Las personas ya no creen eso, y pienso que es muy triste. Las personas dicen que mis libros son extraños, pero más allá de esa extrañeza, debe de haber un mundo mejor. Sólo que debemos experimentar la extrañeza antes de que podamos llegar a ese mundo mejor. Ese es el tema fundamental de mis relatos: debes atravesar la oscuridad, por lo subterráneo, antes de que llegues a la luz.

Murakami, que se mostraba reticente a explicar su arte, aquí revela su esencia, una suerte de psicología profunda, de viaje arquetípico envuelto en una atmósfera sumamente rara, entre la cultura pop y un realismo embrujado. Son las pequeñas cosas las que nos hacen poner atención, pero al final lo que nos carga es ese viaje a través de la oscuridad y esa luz que se atisba de repente. No se logra la trascendencia necesariamente, pero lo mágico cotidiano ocurre. Y hay esperanza. Uno encuentra a su gato perdido, como nota el entrevistador haciendo referencia a una famosa novela del escritor japonés. 

 

Foto: The Guardian