*

X

La muerte de Bowie desencadena la veta artística de miles (para bien o para mal)

Por: pijamasurf - 01/22/2016

La muerte cambia el estado de la materia, pero deja a los espíritus y las memorias libres para reencarnar en otras formas de expresión

En las mitologías, sólo a ciertos dioses o héroes les es dado reencarnar luego de pasar por la muerte, o visitar el reino oscuro para volver después al mundo de los vivos con un tesoro o un conocimiento nuevo. En el caso de David Bowie, sabemos que la desaparición física del músico, entertainer y artista indefinible es definitiva e irreversible en cuanto a su condición humana; sin embargo, como ejercicio de duelo colectivo, Bowie parece resucitar en una oleada de súbita creatividad patente en la inundación de retratos, instalaciones, disfraces, reinterpretaciones, en fin, diversas formas de homenaje que pastan por las praderas de Instagram desde hace al menos 1 semana.

Sin duda, la urgencia de figurar en los rankings de Likes puede despertar al artista que todos llevamos dentro, pero de entre tanta exuberancia es posible extraer algunas miradas que, más allá de la técnica empleada, reflejan el fanatismo no como una especie de "ceguera colectiva" sino como una forma de materializar una intención a través de medios muy distintos. La muerte de Bowie ha sido una conexión por lo menos a nivel electrónico, pero a diferencia de otras "celebridades" lo que está en juego no es el chisme sino el trabajo del artista: volvimos a escuchar los discos, a escucharnos a través de ellos, incluso, pues hay un Bowie para cada generación, y un Bowie para cada fan. Aquí mostramos sólo algunos de ellos.

 

Encuentra más fan art de Bowie en Instagram

Te podría interesar:

Escucha en esta playlist los 25 vinilos favoritos de David Bowie

Por: pijamasurf - 01/22/2016

La genialidad y la originalidad casi siempre proceden de un amplio conocimiento de la materia en que el artista destacará, y ese fue el caso de David Bowie

 

La creatividad es, en buena medida, un asunto de influencias. Su definición no se consideró siempre así, pero lo cierto es que incluso una breve revisión de las grandes obras y personas creativas de la historia nos enseña que eso que en un primer momento nos puede parecer original tiene ecos del pasado, motivos que alguien más utilizó antes, reminiscencias de algo existente. Haydn en la obra de Mozart, los mitos de la antigüedad en obras del siglo XX, la historia que se contó toda la vida en un pueblo retomada por un autor célebre.

Entonces, ¿cuál es el misterio de la creatividad? Por ahora podríamos aventurar la hipótesis de que ser creativo, ser original, consiste en recoger dichas influencias, adscribirse a cierta tradición, recabar y mezclar, pero siempre hacerlo desde el lugar de la propia subjetividad, porque nadie mira el mundo ni vive la realidad como otro. En la subjetividad, podríamos decir, reside la posibilidad de ser considerado o no original por los demás. Se dice que alguna vez Pablo Picasso dijo: “Los grandes artistas copian, los genios roban”.

En esta ocasión hablamos sobre esto para compartir una playlist con los 25 LPs favoritos de David Bowie. Dicho así puede sonar simple, pero quizá lo sea menos si aclaramos que la colección del músico rondaba los 2 mil 500 vinilos, lo cual de algún modo sugiere la dificultad que tuvo para elegir únicamente 1% de ese total.

Pero más allá de esto, tanto la selección como el universo del cual emergió dan cuenta de la enorme exposición previa que de ordinario tiene un artista al mundo en el que después destacará, como si se tratara de la exploración necesaria y no siempre consciente por un territorio desconocido y sin embargo deseado.

La playlist que compartimos fue elaborada por el staff del sitio Open Culture, a partir de un artículo de Bowie publicado en 2003 por Vanity Fair.

 

También en Pijama Surf: El compulsivo magnate brasileño que está comprando todos los vinilos del mundo