*

X

Fabulosas imágenes de David Bowie como un brujo japonés en la técnica clásica ukiyo-e

Arte

Por: pijamasurf - 06/18/2018

En estas ilustraciones japonesas, Bowie es llevado a la apoteosis

David Bowie, el gran camaleón, uno de los grandes iconos de la historia de la música, no deja de sorprendernos a través de su imagen. A los numerosos tributos que ha recibido Bowie debemos añadir este del artista japonés Masumi Ishikawa, quien ha realizado una serie de imágenes utilizando el método tradicional de impresiones xilográficas ukiyo-e. Inspirado en la estética del kabuki, el peculiar género de danza dramática, Ishikawa ha reimaginado a Bowie como una especie de hechicero envuelto por animales totémicos como un perro y un dragón.

Para conocer más sobre el fascinante método de producción de estas imágenes puedes visitar el Instagram del Ukiyo-e Project, página de diferentes artistas japoneses que han realizado impresiones de diferentes artistas.

Te podría interesar:

Henri, el gato existencialista francés, dice au revoir y abandona la filosofía (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 06/18/2018

Henri, le Chat Noir, el gato filósofo más famoso, ya no nos regalará su feroz comentario social, pues se retira de la palestra

Una leyenda de la filosofía youtuber, Henri le Chat Noir, el gato existencialista, ha dicho au revoir: dejará de musitar sus profundos y pesimistas pensamientos y, presumiblemente, se retirará a descansar. Henry manifestó estar harto de la estupidez humana y de sus compañeros felinos. Desde ahora, su persecución de la verdad será solitaria y en silencio.

Henry había amasado una grey de millones de seguidores por sus videos llenos de ennui y reflexiones sobre lo absurdo de la existencia, reflexiones envueltas en música melancólica e imágenes monocromáticas.

A lo largo de 11 capítulos pudimos ver sus reflexiones abismales, su filoso análisis de la monotonía, su irónico y feroz comentario social. Henry analizando a los humanos, al veterinario, a los perros y a otros gatos, con su siempre perezosa superioridad y su interminable ennui. Camus ha regresado al mundo como un gato, pero tal "reencarnación" no es una caída, sino una promoción de su condición -si bien, su condición existencial sigue siendo la de estar arrojado, caído en el mundo-.