*

X
Algo de lo que uno se encuentra en internet: personas tomando psicodélicos y armando muebles de IKEA

Entre esas cosas que uno se encuentra en Internet que sirven para matar un rato preguntándose hasta donde puede llegar la curiosidad, la simpatía y la estupidez humana (todas al mismo tiempo), están estos videos de Hikea (una combinación entre la palabra inglesa "high" e IKEA,la popular compañía de muebles sueca).

Jugando con la idea de que durante los viajes psicodélicos cada detalle puede abrir todo un caudal de maravilla y mistificación y que en ocasiones la coordinación queda comprometida, la gente de Hikea organiza que gente tome psicodélicos como hongos y LSD y se ponga a armar estos muebles, que si bien son relativamente fáciles de ensamblar, requieren de invertirles una buena cantidad de tiempo y concentración. Esta combinación puede parecer genial --estúpidamente genial para un poco de entretenimiento web. Los resultados quedan al mejor juicio de los lectores.

Uno podría pensar que esto es publicidad para las drogas pero después de ver los videos será evidente que no es así, a menos de que lo que uno esté buscando con los psicodélicos es reírse estúpidamente durante un par de horas (intercaladas con frustración).

Este otro individuo llamado Keith toma "hongos mágicos" y arma un armario. Definitivamente es más divertido hacer esto en pareja.

De cualquier manera queda claro que, sea o no muy chistoso de ver, si vas a tomar psicodélicos mejor pasa tu tiempo haciendo algo más interesante que armar unos muebles. De hecho, no necesitas muchos "props", quizá lo mejor que puedes hacer es quedarte en la oscuridad observando tu mente o, en un lugar seguro en la naturaleza, simplemente mirar el cielo y las plantas.

Te podría interesar:

Estos bongs de robots extraterrestres llegan a costar hasta 300 mil dólares

Psiconáutica

Por: Pijamasurf - 12/18/2016

Los bongs también son cooptados por el mercado del arte que ha fumado mucho verde y ahora se elevan a piezas para coleccionistas

Estas figuras están dirigidas a excéntricos coleccionistas de arte de cristal soplado o millonarios aficionados a sustancias psicodélicas, que pueden pagarse "pipazos" en bongs de miles de dólares para condimentar sus experiencias. El siguiente "bong-escultura" de un robot extraterrestre que amamanta a dos tiburones alcanza los 300 mil dólares, probablemente el más caro del mundo.

 

La galería Grey Space Art de Nueva York es la responsable subvertir el mercado de los bongs, los cuales estaban contentos priorizando la función sobre la forma. Recientemente en esta galería se llevó a cabo una expo con bongs y pipas de cristal que oscilaban entre los 20 mil y los 300 mil dólares. Esta galería se precia de "elevar el mercado del arte emergente", coqueteando con una broma y un millón de dólares al mismo tiempo. Al parecer, una combinación de las dos grandes burbujas, la creciente economía de la cannabis y el arte que se ha convertido más en marketing que en creación estética. El siguiente bong metralleta cuesta 60 mil dólares.

Y este invasor extraterrestre alcanza los 30 mil dólares: