*

X
Los propósitos y los usos reales de una invención casi nunca coinciden, e Internet no es la excepción, pues según el padre de la web, Tim Berners-Lee, nunca esperó que los gatos proliferaran de tal manera en la red.

gatoHace unos días se cumplieron 25 años de la creación de Internet, probablemente el invento más revolucionario de nuestra época y sin el cual ésta no podría explicarse, en varios sentidos. Asimismo, se trata de una cifra significativa para realizar un balance: qué promesas se cumplieron y cuáles han quedado pendientes, de qué manera su origen como proyecto militar ha determinado el viraje que ha tomado a acciones de espionaje, las amenazas en torno a la libertad que permite la red (de expresión, de disidencia, de libre flujo de contenidos) y si es posible potenciar su decidida vocación humanista.

O casi. Porque como usualmente sucede con toda invención, los propósitos con que fue creada y los usos que adquiere van distanciándose poco a poco conforme transcurre el tiempo. En Internet, prueba de ello es la devastadora cantidad de gatos que proliferan en todo tipo de sitios, en millones de variaciones. Para sorpresa, incluso, de Tim Berners-Lee, el “padre” de la Red.

En un chat que sostuvo con usuarios de reedit el miércoles pasado, Berners-Lee afirmó que entre sus muchas expectativas, nunca consideró que los gatos se apoderarían del contenido de Internet. Paradójicamente, él nunca ha contribuido a la causa, aunque confiesa que una vez subió una foto de su perro.

Por otro lado, en asuntos de mayor importancia (aunque quizá no por casualidad menos visibles), Berners-Lee también habló sobre Edward Snowden, a quien evitó calificar de héroe o de villano pero a cambio sostuvo que personas como él deberían ser protegidas, pues los “soplones” (whistleblower) tienen la posibilidad de salvar a la sociedad de las imperfecciones y las fallas de los gobiernos.

Te podría interesar:
Así fluye en tiempo real la macrodata en internet: una abrumante cantidad de transferencia de información cada segundo



El sitio Penny Stocks te permite visualizar la cantidad de información que se genera en tiempo real en los sitios más populares de internet mediante contadores que van registrando los flujos de data que se apilan desde que entraste a la página. Las cantidades son abrumantes. Si bien podemos almacenar esta información y detectar que está fluyendo, supera por mucho nuestra capacidad de darle sentido y contextualizarla. Nos movemos en una superabundancia de datos que, en muchos casos, nos distrae de lo que está enfrente de nosotros.

Por ejemplo, en 2,729 segundos se intercambiaron 61,604,446 GB y se gastaron 65,550,970 dólares en Amazon, se generaron 147,667,899 likes en Facebook , se subieron 6 mil horas más de videos en YouTube y Google ganó más de 5 millones de dólares en publicidad.

Así fluye la maquinaria de bits y silicio 24/7.