*

X
Tan sólo 20 compañías han producido 30% de los gases invernadero que han detonado el cambio climático; la mexicana Pemex se encuentra en el octavo lugar de esta infame lista.

0-slide-selectedmajorsannotation-960

Aunque el tema divide a muchas personas, parece bastante probable que las emisiones de combustibles fósiles están afectando peligrosamente el clima de nuestro planeta y podrían, de seguir así, crear una crisis en los siguientes años hasta el punto de amenazar nuestra existencia. La mayoría de esta contaminación ambiental ha sido producida por compañías que extraen petróleo, gas y carbón, al permitir que estos combustibles se quemen y alteren nuestra atmósfera.

Richard Heede, del Climate Accountability Institute, en Colorado, ha realizado una detallada investigación sobre  estas emisiones y cómo han acelerado el cambio climático "no con la intención de encontrar un culpable, sino de entender las emisiones históricas como una cuestión fáctica e invitar a considerar la posible relevancia de una política pública". L0s resultados muestran que sólo 90 compañías han quemado dos terceras partes de todos los combustibles fósiles desde el inicio de la era industrial, incluyendo 50 compañías privadas, 31 compañías paraestatales, como Pemex, y 9 otras compañías administradas por gobiernos de China y la ex Unión Soviética. De estas, la mayoría son compañías de energía, sólo 7 cementeras entran en la lista. Para hacer la lista final, Heede únicamente tomó en cuenta compañías que producen más de 8 megatones de emisiones en un año. Resulta un poco perturbador que la mitad de estas emisiones han sido producidas a partir de 1986 —año en el que ya se tenía pleno conocimiento de los efectos que producen, lo cual no resulta muy alentador para nuestro panorama. Heede invita a considerar la implementación de una política pública que modifique esto, algo que ya ha sido intentado antes.

30% de estas emisiones fueron producidas por nada más 20 compañías. Las estadounidenses Chevron (con 3.5% del total) y Exxon encabezan la lista, Saudi Aramco (Arabia Saudita), British Petroleum y Gazprom (Rusia) completan el infame top 5. En sexto lugar se encuentra Shell; la mexicana Pemex ocupa el octavo lugar de las empresas que más han contribuido al calentamiento global. 

El hecho de que muchas de estas compañías sean dueñas ya de grandes reservas fósiles —que no han sido quemadas aún— pone en riesgo al planeta. Según el IPPC, al ritmo actual, en los siguientes treinta años estaríamos "acabando con el presupuesto de carbón" del planeta.

 

0-slide-carbonmajorssodacans0006metric-10-cans-no-te-1

[Guardian]

 

Te podría interesar:

Pequeños cerebros en masa: las parvadas fractálicas de estorninos en los videos de Dennis Hlynsky

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 01/29/2014

Dennis Hlynsky trabaja con videos de parvadas de estorninos para conseguir sorprendentes efectos visuales, fractales sincronizados que nos hacen preguntarnos sobre el instinto como una voluntad dirigida.

Dennis Hlynsky, artista visual, usa una variedad de instrumentos de comunicación para unir la naturaleza con la tecnología. De acuerdo con este artista, su trabajo es un estudio social de las masas a través de la grabación de vuelos fractales de pájaros.

Hlynsky busca encontrar información de los movimientos urbanos de la naturaleza dentro de las dinámicas en masa de criaturas con cerebros pequeños (en este caso, de pájaros), ya que su documentación podría servir como un modelo poderoso para analizar el comportamiento de sistemas más complejos.

Una parte de su proyecto es la grabación del fenómeno conocido como “murmullo de estorninos”, el cual es el vuelo sincronizado de una parvada de dichas aves. Es decir, para lograr una unión transpersonal, cada pájaro se esfuerza en volar lo más cercano posible a los otros miembros, copiando instantáneamente cualquier cambio de velocidad o de dirección. De acuerdo con Paul Stancliffe del British Trust for Ornithology, la lógica de este comportamiento masivo se basa en la supervivencia; estos pájaros buscan mantenerse juntos para evitar estar cerca de depredadores como gavilanes, merlines, entre otros.

Así pues, este vuelo fractal de las aves generó en el artista Hlynsky una serie de dudas que lo llevaron a crear su arte: “¿Estas decisiones son sólo instintivas o son pequeñas consideraciones atentas? ¿Se trata de un solo líder que guía al grupo o hay un cerebro en común? ¿Es un virus una sola criatura o es un cuerpo difundido en el cual habitamos? Muchos de estos patrones son visualizaciones de lo aleatorización. ¿La aleatorización es instintiva o predictiva? ¿Las criaturas son naturalmente propensas al azar que a la organización, a la cual los humanos aspiramos?”

Los videos están editados por un proceso que el artista llama “tiempo extruido”, que se basa en apilar una secuencia de tomas, añadiendo y juntando los pixeles más oscuros. Este procedimiento es repetido hasta que el video esté terminado. Hlynsky explica que no utiliza un lapso de tiempo en el sentido tradicional del mundo, sino que él ofrece un pequeño vislumbre (por sólo unos segundos) de los caminos que estas criaturas toman; ya que encuentra que cada parvada tiene su forma, su ritmo, y su patrón para los glifos que van dejando al deambular.

Y además de cuestionar la complejidad de las almas colectivas (en donde no se sabe si la manera en que actúa un individuo es provocado por los demás o viceversa) de las aves, Hlynsky también explica en su blog la técnica que utiliza para editar y publica videos de otros animales y fenómenos naturales que le ayudan a analizar sus dudas acerca de los sistemas masivos. Por ejemplo: