*

X

Aire, luz, tiempo y espacio no tienen nada que ver con la creación artística: adaptación gráfica de un demoledor poema de Bukowski

Arte

Por: pijamasurf - 10/09/2013

¿Tener un lugar con aire, luz y espacio perfectos, además de el tiempo necesario, son condiciones en las que la creatividad surgirá casí por si sola? O más bien, como dice Bukowski, eso no tiene nada que ver con el arte auténtico y sus manifestaciones.

buko1

La creación artística ha transitado, históricamente, por diversas etapas, aunque en casi todas ha ocupado un lugar más bien marginal, en las orillas de un centro ocupado por otras actividades más provechosas. Posiblemente el Renacimiento europeo fue una de las últimas épocas en que el artista fue reconocido económicamente por su labor, gracias a mecenas que, como los emblemáticos Medici, valoraron monetariamente ese talento al que tan difícil resulta tasar y ponerle precio.

Sin embargo, después de esto, la situación ha sido más bien precaria para los artistas. En El arco y la lira Octavio Paz utiliza la vida de Baudelaire —siempre miserable, siempre ebrio— para ejemplificar esta especie de desprecio que la vida moderna tiene por la poesía y, en general, por el arte. Si bien es posible detectar cierta afectación romántica, lo cierto es que no son pocos los casos de artistas que hoy se elogian, obras que se venden por millones, cuando en su tiempo nada recibieron por su trabajo más que pobreza y desdén. ¿Qué diría ahora Van Gogh, por ejemplo, mutilado y bajos los influjos de la absenta, si asistiera a una de las subastas donde se ofertan sus pinturas?

En los últimos días ha circulado en Internet la adaptación en tira cómica de un poema de Bukoswki que toca este asunto. En “air and light and time and space”, el “viejo indecente” ironiza sobre las supuestas condiciones óptimas para la creación artística, contra las condiciones reales. Si por un lado se cree, como también señaló Cervantes en el Prólogo al Quijote de 1605, que “el sosiego, el lugar apacible, la amenidad de los campos, la serenidad de los cielos, el murmurar de las fuentes, la quietud del espíritu son grande parte para que las musas más estériles se muestren fecundas”, lo más probable es que ocurra justamente lo contrario, y que el artista —o quien se considere tal— tenga que cumplir su vocación en medio de dificultades y obstáculos. Con el posible consuelo de que esa adversidad templará la obra artística.

Dicha adaptación gráfica ya ha sido traducida al español, pero de cualquier forma su original en inglés se encuentra en el sitio Zen Pencils.

También en Pijama Surf: 

TOP: 10 citas de Charles Bukowski sobre la bebida, el alcohol y la virtud de los tragos

Charles Bukowski te dice cómo utilizar tu depresión de manera creativa

Te podría interesar:
La escalera que no lleva a ninguna parte es un motivo recurrente en el arte moderno,¿cuál es su simbolismo o su predicación poética?

SalvadorDaliLadder

Una escalera que no llega a ninguna parte o que se precipita en el vacío, acariciando sólo un losange de cielo, desfilándose en un campo de abstracción y posibilidad no manifestada. Éste es un tema que se repite en el arte moderno y que podría estar significando un sueño (roto o solamente insinuado) de infinito, una manifestación del deseo vertical (que quiere penetrar la curvatura celestial), del ascenso pero también de la caída, de arrojarse al abismo (y es que si el gnóstico intuye bien: como arriba, es abajo) y dejarse caer, soltarse a lo desconocido, tal vez sea la mejor forma de subir hacia los mundos superiores. Así también la escalera que se detiene en medio del vacío, generalmente alcanzando un poco de ese aire más sutil de la atmósfera empírea, continúa invisible, en otro estado de percepción, arquitectura etérea. Una escalera que continúa sólo para el espíritu.

El mismo mito de la semilla y la enredadera que crece al cielo, o de la torre demasiado alta, se entremezclan en una cortina abigarrada, con la escalera utópica, que llega a ninguna parte y ahí finca su estaca (como quien avienta la línea de una caña de pescar al cielo, confundiéndolo con el mar). Es lo mismo una empresa baladí, una muestra de la soberbia y el delirio humano que una hazaña espiritual (andar el camino invisible con fe y fuerza). Esta es la dualidad de la escalera que se aventura al cielo.

“Mientras uno riega la bhakti-lata-bija, la semilla retoña, y la enredadera crece al punto que penetra las paredes de este universo y va más allá del río Viraja, que yace entre el mundo espiritual y el mundo material. Alcanza brahma-loka, la efulgencia Brahman, y penetrando a través de aquel estrato llega al cielo espiritual y al planeta espiritual Goloka Vrndavana”, Sri Caitanya Caritamrta.

 

[caption id="attachment_66786" align="aligncenter" width="559"]Picture 324 Pozas de Xilitla de Edward James[/caption]

Al surrealismo le pareció muy astuto evocar estas imágenes de escaleras que no tienen un fin útil, que no llevan a ninguna parte per se, no sólo por la atracción de lo absurdo, obviamente también por la lógica onírica que pone en entredicho las leyes físicas de la vigilia. Subir esa escalera que se detiene en el espacio sin una plataforma o una estructura en la que derive, es provocar una puerta invisible, es enfrentar al sujeto con una interrogación metafísica.

 

davidmccrackendiminishandascend1

 

La escultura Diminish and Ascend de David Mcckracken en el Mar de Bondi, en Australia, construida este año, es una de las manifestaciones más recientes de este impulso creativo. Las imágenes de esta escalera que multiplica sus escalones simula el infinito, una extensión que parece fundirse o continuar secretamente en el ombligo del cielo.

 

 

davidmccrackendiminishandascend4

  

[caption id="attachment_66815" align="aligncenter" width="640"]center-of-theworld-stairs "Center of the World", Felicity, California.[/caption]

 

 

[caption id="attachment_66818" align="aligncenter" width="468"]stairways-danny-lane "Stairways", de Danny Lane[/caption]

 

imaginary-f      imaginary-fund  Picture 325

Imágenes del Imaginary Foundation reiteran el motivo recurrente de la escalera que lleva a ninguna parte como un inesperado portal o ventana secreta al cosmos, bajo la máxima holográfica de que la totalidad del universo puede apreciarse en cada una de las partes y de que lo mágico-misterioso nos puede asaltar en cualquier momento.

Twitter del autor: @alepholo