*

X

Sociedad de preservación elige al animal más feo del mundo (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 09/13/2013

En votación que contó con la participación de más de 3 mil personas, la Sociedad para la Preservación de los Animales Feos eligió a la especie que destaca en la naturaleza por su aspecto repulsivo, casi fantástico.

ajolote

Sabemos de sobra que la naturaleza posee ejemplares que nos mueven a la sorpresa, que despiertan en nosotros la sensación de lo increíble y aun de lo imposible, especies que se creerían sacadas de un bestiario imaginario pero que, pese a su aspecto y su apariencia, viven en ecosistemas definidos y son el resultado de condiciones naturales específicas.

Partiendo de esta característica especial, existe una agrupación que hace de estos animales una especie de reino en sí mismo, un conjunto hermanado en la característica común de la fealdad física (o aquello que humana, culturalmente, definimos como “fealdad). Se trata de la Sociedad para la Preservación de los Animales Feos, una organización que aunque parece tan fantasiosa como los seres a los que protege, se encarga de generar cierta conciencia en torno a la importancia que una especie tiene para la totalidad del mundo natural.

Recientemente la Sociedad organizó una votación para elegir al “animal más feo del mundo”, una competencia en línea en la que participaron poco más de 3 mil personas y en la cual, con 795 votos, el triunfante resultó ser esta criatura: 

Ugly Animal Preservation Society :  voted world's ugliest animal : Blobfish

El ganador es la especie Psychrolutes marcidus, conocida en el ámbito hispánico como pez borrón, pez gota o Janira, el cual vive en las aguas profundas de los mares de Australia y Tasmania, y es justo dicho hábitat el que da sentido a la consistencia gelatinosa de su cuerpo, pues solo así puede desplazarse en la profundidad en la que vive, flotando sin nadar.

De acuerdo con Simon Watt, presidente de la asociación, la fealdad de un animal puede convertirse en portaestandarte de las especies en peligro de extinción.

Otros animales que compitieron por el susodicho título fueron el kakapo —un perico gigante pero incapaz de volar, natural de Nueva Zelanda—, el ajolote —la salamandra mexicana— y la rana del Titicaca.

Ugly Animal Preservation Society : Kakapo

[Guardian]

Te podría interesar:
Robert Wilson logró esta extraordinaria grabación de unos grillos, la cual evoca un coro de ángeles en la hierba.

¿Cuántos ángeles caben en la punta de un aguja?, reza la frase popular. Muchos de nosotros en la infancia asociamos el canto de los grillos con las estrellas, con noches en las que salíamos al bosque. Los grillos parecen ser tan innumerables como las estrellas; las estrellas parecen ser los ángeles, como decía Borges, ya que son lo único que podemos comprobar que existe en el cielo. Las estrellas, nos dice la sabiduría pitagórica, hacen una música: la armonías de las esferas. Matemáticamente, reduciendo la velocidad de una grabación de grillos, sin ningún otro efecto, Robert Wilson ha conjurado un coro angelical. Los ángeles están en la hierba.

Los grillos producen su emblemático sonido --llamado "estridulación" -- frotando sus alas con sus fémures. Éste, por supuesto, es un sonido sexual. Chirp, Chirp, así soñamos que también hacen las estrellas: onomatopeya del brillo, cintilación sonora.

 Sobre el trabajo de Robert Wilson, dice Tom Waits: "Wilson siempre está jugando con el tiempo. Oí hace poco una grabación de unos grillos. Suenan como un coro, suena como música de los ángeles. Algo brillante, celestial, lleno de armonía y bajos, no podrías creerlo. Como un arrobador coro del cielo, y sólo está ralentizado, no manipularon la grabación para nada".

Twitter del autor: @alepholo