*

X

Un nuevo planeta azul (en el que llueve vidrios)

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/18/2013

Astrónomos encontraron un nuevo punto azul en el universo, sólo que aquí las tormentas de vidrio y los vientos hacen imposible que haya vida.

300px-Hd189733b_blue_planet_artUn planeta orbitando la estrella HD 189733, alrededor de 60 años luz de la Tierra, acaba de ser descubierto. Lo increíble es que se parece mucho a la imagen que el Voyager 2 mostró de la Tierra a finales de los años noventa. Es como un nuevo “pálido punto azul”, como escribió Carl Sagan, pero un poco menos hospitalario que  nuestro planeta.

Conocido como HD 189733b, este planeta es un mundo gigante y gaseoso que se parece a Júpiter, pero mucho más caliente. Con una temperatura ambiental de 980°C, tormentas de vidrio (sí, vidrio) y vientos que alcanzan 6,400 k/h, no es remotamente posible que albergue flora y fauna.

La medición de su color es un parteaguas para la exploración del Universo: proporciona claves importantes acerca de la composición de la atmósfera, lo cual podría informar a los científicos algo sobre los orígenes y la composición del planeta mismo. Y aunque con la tecnología actual no es posible hacer esto, observaciones como esta allanan el camino para estudios sobre verdaderas Tierras espejo.

 

 

[Time]

Te podría interesar:

Artista visualiza la densidad de redes Wi-Fi que atraviesan el espacio público de Washington D.C.

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/18/2013

En nuestro tiempo, especialmente en las grandes ciudades, el número de redes Wi-Fi que coexisten en una misma área puede contarse por decenas aun en espacios reducidos. Un edificio habitacional, por ejemplo, con 20 o 30 apartamentos, puede albergar igual número de routers, en una calle donde, además, puede haber otros 4 o 5 construcciones de condiciones similares.

Para evidenciar esta densidad de las redes solamente en algunos puntos de Washington D.C., la capital de Estados Unidos, el artista visual Nickolay Lamm realizó una serie de ilustraciones en las que colorea vívidamente las señales Wi-Fi que como una red invisible se tiende sobre el espacio público de la metrópoli.

Según Lamm, el ejercicio no tuvo otro propósito más que satisfacer su curiosidad con respecto al asunto, aunque igualmente vale la pena aclarar que para realizarlo contó con la colaboración de Browning Vogel, astrofísico y antiguo empleado de la NASA, quien asistió en la representación gráfica de los campos de energía. En cuanto al procedimiento, Lamm consultó un mapa de la cobertura Wi-Fi en Washington D.C., extrapoló esta información e imaginó las ondas en formas tridimensionales.

Y si bien las imágenes son estéticamente sugerentes, estimulantes, la visualización también nos hace preguntarnos por todas las señales que nos atraviesan a cada momento, casi en cualquier lugar, con consecuencias que no están del todo aclaradas.

En Ecoosfera: El Wi-Fi hace que los árboles se enfermen

En Pijama Surf: El Wi-Fi podría alterar la capacidad de tu esperma

[Co.Design