*

X

Este fin de semana (mayo 4, 5 y 6 de 2013) lluvia de estrellas del cometa Halley, las Eta Acuáridas

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/04/2013

Las Eta Acuáridas son los restos que deja a su paso cerca de la Tierra el legendario cometa Halley, una lluvia de estrellas que se observa mejor en el Hemisferio Sur pero que igualmente puede avistarse en latitudes del Norte.

aqua

John Chumack _Observatories/flickr

Probablemente uno de los cuerpos celestes más legendarios sea el cometa Halley, en buena medida debido a la periodicidad de su avistamiento en la Tierra que se cuenta por décadas. La última de sus apariciones, por ejemplo, fue hace casi 30 años, en 1986, y faltan casi 20 para que regrese a las inmediaciones de nuestro planeta (esto a pesar de que anualmente, entre abril y mayo, la trayectoria del cometa y la órbita de nuestro planeta coinciden).

Con todo, por esa última visita el Halley dejó restos que des entonces, por dos ocasiones al año, generan vistosas lluvias de estrellas: en mayo las que se conocen como Eta Acuáridas y en octubre las Oriónidas.

Una de las particularidades de las Eta Acuáridas es que el mejor lugar para apreciarlas son las latitudes australes, en donde se observa la mayor cantidad de meteoritos por hora (hasta 60). En el Hemisferio Norte la lluvia también es visible, pero con una frecuencia notablemente menor  (cerca de 10 meteoritos por hora).

Este 2013 la lluvia alcanzará su mejor momento de avistamiento en el fin de semana del 4, 5 y 6 de mayo. Las Eta Acuáridas se verán desde el punto radiante de la Líradas, esto es, en uno de los puntos más al norte de la bóveda celeste. De dichos días a su vez las horas más propicias para la observación serán las anteriores al amanecer.

Como decíamos, la lluvia será visible en ambos hemisferios de la Tierra, variando solo la cantidad de meteoritos por hora. 

Sin embargo, cabe señalar que en el Hemisferio Norte las Eta Acuáridas permiten la observación de un fenómeno que en inglés se conoce como "earthgrazer", "rozador", pues se refiere a un meteorito que pasa tan cerca de la Tierra que parece tocarla, surgiendo del horizonte con una cola particularmente larga, radiante y colorida, un suceso que sucede en muy pocas ocasiones.

Así que, si tus condiciones locales lo permiten y tu interés lo dicta, prepárate para este impresionante espectáculo.

Con información de EarthSky e io9

Te podría interesar:

La inesperada belleza de la ciencia: ganadores de la competencia de arte científico de Princeton

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/04/2013

Como parte del mundo, la ciencia y sus procedimientos también son capaces de estética. Si la belleza reside lo mismo en las cosas en sí que en el individuo que la descubre, la ciencia no puede ser un territorio exento de esta posibilidad. De los océanos a las estructuras microscópicas, de las fauces de un felino a la corola de una flor, de los fenómenos atmosféricos a una gota de agua que cae y se descompone al chocar contra una superficie sólida, eso que denominamos hecho científico (físico o químico) es capaz de contagiarse de esa cualidad estética que habitualmente creemos exclusiva del arte y sus manifestaciones.

Estas imágenes forman parte de la Competencia del Arte de la Ciencia a la que anualmente convoca la Universidad de Princeton. En esta ocasión hubo 170 participaciones de 24 departamentos universitarios y 6 ganadores: 3 primeros lugares otorgados por el jurado y otros 3 por votación de la comunidad universitaria.

Una modesta muestra de que la ciencia y el arte no son, después de todo, registros distantes entre sí y mucho menos opuestos.

[Wired]