*

X

Casa Blanca niega que Obama haya sido teletransportado a Marte

Por: pijamasurf - 01/04/2012

La Casa Blanca niega la versión ventilada por dos supuestos ex agentes de DARPA de que el presidente Barack Obama formó parte en los ochenta de un misterioso programa de exploración espacial

¿El presidente Barack Obama un cosmonauta capaz de utilizar un portal que dobla la geometría del espacio para teletransportarse al Planeta Rojo? Esto es lo que afirman dos supuestos ex agentes de DARPA, Andrew D. Basiago y William Stillings, quienes sostienen que durante el programa secreto Pegasus de esta agencia militar coincidieron con el ahora presidente de Estados Unidos (entonces el joven agente Barry Soetero). Por más estrambóticas que suenen, estas declaraciones mercecieron la detallada aclaración de un vocero de la Casa Blanca, quien se atrevió a señalar que "el presidente jamás fue a Marte". He ahí algo que les puede salir caro después --especialmente si Obama (o el vocero) es sometido a un detector de mentiras intergaláctico: no solo estaría mintiendo sobre su identidad sino sobre su historial militar.

Basiago y Stillings, que extrañamente se describen como "crononautas" (suponemos que es porque el tiempo y el espacio son parte de un mismo continuum y no porque hayan viajado a Marte en la época de los dioses marcianos que dieron a luz a nuestra civilización), concedieron una entrevista al sitio Exopolitics --sitio que difunde una gran cantidad de información del tipo "Anuncian oficialmente que hemos vencido a los extraterrestres reptilianos"-- en la que revelan que fueron parte, junto a Obama-Soetero y la ahora dirigente de DARPA Regina Dugan, de un grupo piloto de "crononautas" que pisaron la superficie del planeta rojo al principio de los ochenta. Basiago dijo (no vacilando) a Expolitics que vio a Obama "caminar de regreso a la cámara de brinco desde el terreno marciano". 

La intención del programa era "establecer un regimen de defensa para proteger a la Tierra de amenazas espaciales", así como avanzar en el reclamo legal de la "soberanía territorial", lo cual hace de Obama una especie de conquistador de Marte. Para esto tuvo también que "aclimatarse a los humanoides y animales marcianos". Porque sí, Marte está habitado.

Que existe un programa secreto de teletransportación a Marte es algo relativamente popular en la web conspiranoica y ha sido expuesto extensamente en el imperdible y surrealista simposio de Delfines y Teletransportación 2011 (porque los cetáceos de alguna manera tienen las llaves al viaje intergaláctico). Que Obama es (o fue) un agente secreto de la CIA ha sido expuesto obstinadamente por el periodista conspiracionista Alex Jones (también acusado de ser él si un agente de la CIA). Esta combinación de desaforadas teorías de conspiración nos parece mejor --Obama Mars Mission-- como una obra de lasagna voladora o un eco misterioso de la gran película de Richard Kelly, The Box. Explica además por qué Obama no quiere que el hombre regrese a la Luna y sí a Marte: seguramente dejó ahí su hoverboard  ¿o tal vez  un amor perdido con la chica de los tres senos de Total Recall?

[Wired Danger Room]

 

Te podría interesar:

5 increíbles proyectos de energía solar

Por: pijamasurf - 01/04/2012

Un bosque en el Sahara, una misma planta que provea de energía a países europeos, africanos y del Oriente Medio o un complejo corporativo que funciona enteramente con energía solar, son algunos de los más ambiciosos proyectos en torno a esta fuente energética tan limpia y tan desaprovechada.

Se dice que una de las fuentes energéticas más limpias y amigables con el medio ambiente es la energía solar. Y también una de las más desaprovechadas, pues a pesar de que los rayos del sol bañan el planeta, hasta ahora no se han implementado las medidas necesarias para convertir, a gran escala, toda esa energía en una fuente útil para las actividades humanas.

En el mundo hay, sin embargo, un puñado de grandes y ambiciosos proyectos que intentan revertir esta situación, acaso para que su ejemplo se imite y otros apuesten por aprovechar el alimento que diariamente nos ofrece el astro solar.

  • El arco solar de Sanyo

Como parte de los festejos por su quincuagésimo aniversario, la empresa japonesa Sanyo construyó una enorme estructura recubierta en su superficie por más de 5,000 paneles solares, de ahí que ostente el mérito de ser el edificio más grande del mundo con estas características.

  • Corporativo de oficinas en China

También en Oriente, particularmente en la provincia de Shangdong, en el norte de China, se encuentra un complejo corporativo que opera únicamente con energía solar. Por su forma semicircular, que simular un reloj de sol, le permite aprovechar aún más la energía recibida.

  •  Las Torres solares de EnviroMission

La empresa australiana EnviroMission planea construir estas torres de casi 750 metros de altura cuya principal característica es que la energía solar se utiliza para calentar el aire que activa un turbina, proceso mediante el cual se obtiene energía eléctrica de manera mucho más limpia.

Por ahora la idea de EnviroMission es solo un proyecto cuyo costo ronda los 750 millones de dólares, pero en California las autoridades del ramo ya han aprobado que EnviroMission se convierta, con este método, en su proveedor de energía.

  •  Un bosque en el Sahara

Especializado en arquitectura biomimética, Michael Pawlyn ha propuesto un proyecto sumamente singular y más que atractivo: plantar un bosque en pleno desierto del Sahara. En el proyecto también participan el diseñador Charlie Paton y el ingeniero Bill Watts.

Se espera que en 2015 este proyecto se eche a andar y, si funciona como se tiene previsto, los beneficios ambientales en la zona serán mayúsculos, desde el impacto en las condiciones en que se producen los alimentos, hasta la posibilidad de reforestar otras áreas lastimadas por la erosión.

  • Iniciativa Desertec

La Desertec Industrial Initiave es el proyecto solar más ambicioso en el mundo. Su presupuesto es de 550 mil millones de dólares, mismos que se destinan a desarrollar “un sustituto de energía seguro, sustentable y amigable con el ambiente”. El sitio de su instalación será también el desierto del Sahara y se planea que brinde energía a todos los países del Norte de África, los del Medio Oriente y Europa entera.

La primera planta ya se encuentra en construcción: una fuente de 150 megawatts con 20 kilómetros cuadrados de superficie.

[inhabitat]