*

X
Por el amor a los datos: cada minuto se hacen más de 690 mil búsquedas en Google, se actualizan casi el mismo número de status en Facebook y se envían 168 millones de correos electrónicos.
Haz click en la imagen para verla más grande

Cantidades exorbitantes de información fluyen cada minuto en el internet, ese cerebro gigante que cubre todo el planeta. El bit es la verdadera moneda de nuestra era, la unidad básica de nuestro intercambio existencial. Aquí un poco de numeralia sobre esta gráfica diseñada por Go-Globe.

-Se envían más 168 millones de emails

-Google arroja resultados para más de 694, 445 búsquedas

-Se registran 70 dominios nuevos en Internet

-Se suben 6,600 imágenes en Flickr

-Se publican 695.000 actualizaciones de status y 510,040 comentarios en Facebook

-Se suben más de 600 videos nuevos en YouTube

-Se abren 100 cuentas nuevas en la red social LinkedIn

-Se bajan 13,000 aplicaciones para iPhone

-Se abren 320 nuevas cuentas en Twitter

-Se tweetean 98000 tweets

Te podría interesar:
El tweet de un DJ desencadenó una serie de disturbios en la premier de una película sobre un rave, haciendo de la función de estreno un rave frustrado para las masas hambrientas de celebrity y fiesta .

La premier de la película Electric Daisy Carnival Experience en Hollywood Boulevard se vio sacudida por una serie de disturbios, aparentemente provocados por el tweet de un DJ.

El estreno sería un evento exclusivo, invitación de por medio, pero el popular DJ Kaskade dijo a sus 90 mil seguidores que se estaba dirigiendo a una fiesta: «ME+BIG SPEAKERS+MUSIC=BLOCK PARTY!!».

Esto hizo que se precipitaran más de mil personas  en búsqueda de los beats de esta fiesta que en realidad era de acceso restringido (el tema de la película es justamente un rave masivo).

La premier logró celebrarse, pero muchos de los invitados  y hasta algunos de sus productores no lograron ingresar al evento y se perdieron la primera función de su película.

La policía de Los Angeles arrestó a dos personas por vandalismo, involucradas en el lanzamiento de rocas y botellas al Teatro Chino y de proyéctiles a unas patrullas del LAPD.

Durante el caos, el apenado DJ Kaskade pidió a sus seguidores que abandonaran la escena y regresaran a casa, pero el poder del social media ya había sido demostrado sin que la fiesta ocurriera.

[LA Times]