*

X

NASA alerta sobre posible tsunami solar producto de una explosión masiva

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/02/2010

Una masiva explosión solar registrada hace dos días podría alterar el clima en la Tierra, así como satélites y redes de comunicación

Este fin de semana el Solar Dinamycs Observatory registró una inesperada y masiva explosión solar. Astrónomos alrededor del mundo presenciaron este pirotécnico espectáculo con sorpresa y ahora tratan de predecir cuales serán los efectos de este fenómeno en cuanto las ondas liberadas lleguen al campo magnético de nuestro planeta.

Aparentemente la explosión se dirige exactamente hacia la Tierra y ha detonado una especie de tsunami solar que avanza a través de 93 millones de millas en el espacio exterior. Astrónomos calculan que los efectos de esta monumental explosión tocarán el escudo magnético que protege a nuestro planeta y alertaron sobre posibles disturbios en satélites y en los respectivos sistemas de electricidad y comunicación que dependen de ellos.

“Una espectacular pirotecnia ha sido producida por el sol. Estas erupciones ocurren cuando inmensas estructuras magnéticas en la atmósfera solar pierden su estabilidad y no pueden ser sostenidas por el eje gravitacional del sol” afirmó la Dra Lucie Green, del Mullard Space Science Laboratory.

La buena noticia en todo esto es que esta inusual actividad solar detonará una significativa intensificación en la aparición de las auroras boreales, aún en latitudes no tan extremas en las que este inspirador fenómeno suele ocurrir muy rara vez.

El marte por la noche se pudieron ver y se grabaron videos de las primeras auroras cósmicas producidas por este tsunami solar, se espera que el jueves el espectáculo de las luces del norte sea aún mayor, con auroras observables en Estados Unidos.

Aunque de una fuerza considerable esta tormenta sola palidece en comparación con la que se espera se detoné en el 2012 o en el 2013 cuando el sol llegue a su máximo de actividad, y que podría provocar un apagón masivo en buena parte del planeta.

via New Scientist

Increíbles imágenes de Auroras Boreales

Te podría interesar:

Código biocósmico: El ADN pudo haberse originado en nebulosa galáctica

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/02/2010

Científicos creen que las nebulosas galácticas son las mejores candidatas para haber dado a luz la vida en el universo.

Tal vez los mayas y otras culturas con una amplia visión cósmica sabían algo que nosotros no cuando escogieron a la galaxia como símbolo de la divinidad (o de la diosa madre). Por distintos sitios se empieza a confirmar que la galaxia tiene una estrecha relación con la vida de nuestro planeta. Por una parte algunos científicos proponen a las nebulosas galácticas como la fuente más probable para la formación de las bases del ADN, el biosello común a todos los seres vivos de nuestra Tierra y quizás allende. Y por otra parte, se ha encontrado una relación entre los ciclos de la órbita galáctica del sistema solar y el aumento en las mutaciones genéticas en nuestro planeta dando lugar a una mayor biodiversidad.

La Vía Láctea se calcula tiene 13 600 millones de años, mientras que la Tierra alrededor de 4.6 mil millones. Los científicos creen que se rerquerirían miles de millones de años para que se mezclaran de forma azarosa los químicos prebióticos y se formara la primera nano partícula que a su vez diera lugar al primer compuesto molecular autorreplicante. Además de que la composición química original de nuestro planeta carecía de algunos elementos necesarios para formar las bases del ADN, como el fósforo que es muy raro en nuestro sistema solar y podría no haber existido en la Tierra primigenia.

Los bloques fundacionales del ADN podrían haberse generado o combinado dentro de las nubes interestelares y el ADN pudo haberse convertido parte del complejo molécula-proteína- aminoácido. Hidrógeno, oxígeno, carbono, calcio, azufre, nitrógeno y fosfóro son continuamente irradiados por iones, que pueden generar moléculas orgánicas evolucionando en moléculas más grandes y complejas las cuales resultan en la formación de aminoácidos y otros compuestos.

La radiación polarizada en una nebulosa lleva a la formación de proteínas, nucleobases y ADN. La combinación del hidrógeno, carbon, nitrógeno y otros elementos, puede crear adenina, una base del ADN, mientras que el oxígeno y el fósforo pueden escalonarse en pares de ADN. La glicina también ha sido identificada en nubes interestelares.

Dentro de las nebulosas están todas las condiciones necesarias, incluyendo el agua, para formar partículas de nano-cristales autorreplicantes. Se puede sugerir que debido a la turbulencia, supernovas, rayos cósmicos y otras fuerzas, estas moléculas orgánicas se combinaron para formar sustancias relacionadas a la vida, lo que eventualmente resultó en el ADN

El siguiente paso fue la vida microbial que empezaría a realizar millones de copias de su propio ADN. Esta teoría evidentemente estaría proponiendo una exogénesis similar a la Panspermia que advocaba el descubridor de la doble hélice del ADN, Francis Crick, y sentando las bases de una biología galáctica, sin duda una ciencia fascinante.

Aunque esta teoría por ahora solo está funadmentada en las condiciones dadas y en la lógica del tiempo de gestación, resuena con un principoo cosmogónico de que la galaxia, la Vía Láctea, es la Gran Madre dadora de vida. La palabra materia y la palabra madre tienen la misma etimología y estrictamente toda la materia de nuestro sistema solar se originó en la nebulosa galáctica, que dio a luz a las estrellas y al sol, que a su vez generó la materia de los planetas de nuestro sistema estelar. Muchas culturas simbolizan a la galaxia como una deidad femenina, como Rhea, la Coatlicue, Arrianrhod, Nut, y la Mariposa Galáctica de los mayas (aunque algunos señalan que Hunab Ku simboliza la galaxia y es de corte masculino). Sería doblemente resonante si además de la materia inorgánica, también nuestro código de vida, el biodiseño que programa nuestra existencia fue también creado en el velo luminoso de la matriz galáctica.

Did Life Originate in Galactic Nebula? Some experts say yes