*

X
La ropa inteligente combina LEDs y bocinas con una paleta de multimedia personalizada conectada a la red y a las señales biométricas del usuario para disparar una canción, una imagen, o un mensaje determinado según el estado emocional en el que se encuentre.

La ropa puede ser tu mejor amiga y acompañarte con una biblioteca de multimedia a la medida para asesorar tu situación.

Wearable Absence es parte de un proyecto artístico de investigación, sus vestimentas prototipo monitorean la tempertaura, el ritmo cardiaco y están conectadas a una bases de datos que analiza la información de una persona para determinar su estado emocional. Según el estado en el que el usuario se encuentre, canciones, imágenes y palabras son reproducidas en las bocinas y en las pantallas LED de la ropa para aliviar al usuario.

La ropa está hecha de diferentes texties tejidos con sensores inalámbricos, los cuales registran diferentes biométricas como la temperatura, el ritmo de respiración y la respuesta galvanica de la piel.

Los datos son registrados y usados para detonar una respuesta de la base de datos conectada a la red vía smartphone previamente creada por el usario. Cuando la dat se suma y se detecta un estado particular se escoge entre la mulimedia una particular que encaje con el estado determinado y se reproduce en las bocinas que lleva la capucha de la ropa o en los LEDs. Música, audio, imágenes que incluyen mensajes pregrabados motivacionales del mismo usuario o de sus seres queridos.

El proyecto Wearable Absence es obra de Barbara Layne de la Universidad de Concordia y Jennifer Jeffries del Goldmsith College Digital Studios

No hay duda que la iteración de las pantallas y de los humanos pantallas está en marcha.

Te podría interesar:

Actriz japonesa ofrece sexo a estudiantes para redimir rencores históricos

Buena Vida

Por: pijamasurf - 06/10/2010

Anri Suzuki ofrece sexo gratuito a estudiantes chinos para sanar con su cuerpo rencores históricos entre ambos países

En un apasionado intento por sanar los rencores históricos entre dos naciones, la actriz japonesa, Anri Suzuki, ofreció a estudiantes chinos sexo gratuito para disculparse sobre el conflicto bélico que tuvieron China y Japón en 1937. Actriz de soft porn y doctora en historia universal, Anri asegura que este recurso puede ser realmente efectivo para disipar las cuentas pendientes que pudiera haber acarreado dicho conflicto.

Sin duda una iniciativa que pudiera ser mucho más efectiva que los grises protocolos de las naciones Unidas, para Anri el sexo puede servir como una especie de catalizador tántrico que permita una sanación psicosocial frente a “deudas” históricas que existan entre dos naciones. “Tenemos que respetar la historia y no evadirla. Quiero sanar las heridas de los chinos con mi cuerpo, y estoy practicándolo al tener sexo con estudiantes chinos que residen en Japón. Creo que es una compensación psicológica.”

via Newsolio