*

X
La ropa inteligente combina LEDs y bocinas con una paleta de multimedia personalizada conectada a la red y a las señales biométricas del usuario para disparar una canción, una imagen, o un mensaje determinado según el estado emocional en el que se encuentre.

La ropa puede ser tu mejor amiga y acompañarte con una biblioteca de multimedia a la medida para asesorar tu situación.

Wearable Absence es parte de un proyecto artístico de investigación, sus vestimentas prototipo monitorean la tempertaura, el ritmo cardiaco y están conectadas a una bases de datos que analiza la información de una persona para determinar su estado emocional. Según el estado en el que el usuario se encuentre, canciones, imágenes y palabras son reproducidas en las bocinas y en las pantallas LED de la ropa para aliviar al usuario.

La ropa está hecha de diferentes texties tejidos con sensores inalámbricos, los cuales registran diferentes biométricas como la temperatura, el ritmo de respiración y la respuesta galvanica de la piel.

Los datos son registrados y usados para detonar una respuesta de la base de datos conectada a la red vía smartphone previamente creada por el usario. Cuando la dat se suma y se detecta un estado particular se escoge entre la mulimedia una particular que encaje con el estado determinado y se reproduce en las bocinas que lleva la capucha de la ropa o en los LEDs. Música, audio, imágenes que incluyen mensajes pregrabados motivacionales del mismo usuario o de sus seres queridos.

El proyecto Wearable Absence es obra de Barbara Layne de la Universidad de Concordia y Jennifer Jeffries del Goldmsith College Digital Studios

No hay duda que la iteración de las pantallas y de los humanos pantallas está en marcha.

Te podría interesar:

La ley de los brujos: charlatanes podrán ser sancionados en México

Buena Vida

Por: pijamasurf - 06/10/2010

Una nueva ley podría sancionar a las personas que lucran por medios esotéricos: brujos, yerberos, adivinos podrán ser penados si se aprovechan de la ignorancia de sus clientes.

Pocos países con una posibilidad esotérica, con un matiz místico, como México, tal vez sea por esto que abundan tanto los adivinos, los brujos y los seudo-chamanes que se aprovechan de la gran fe y de la tendencia supersticiosa que tiene el pueblo mexicano.

Después de un caso en San Luis Potosí en que un hombre sacrificó todos sus ahorros para ser "limpiado" por un hechicero, ya que creía que estaba embrubjado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estableció que los brujos, espiritistas o yerberos que se aprovechen de supersticiones de sus clientes, podrán ser enjuiciados por fraude.

Esta decisión para algunos suena como un chiste más de la rídicula política vernacula, puesto que es difícli legislar algo con mayor abritrariedad que la zona invisible de lo espiritual y energético. Si la ley en muchos casos queda sujeta a la apreciación, en este tipo de caso no hay otro juez que la capacidad perceptiva de un individuo.

Las reacciones han sido diversas, los brujos, protegiendo su industria, dicen que es un ataque de "fuerzas oscuras" (parece que en su cosmovisión la luz es el dinero y la oscuridad es aquello que lo aparta de ellos). Muchos clientes y gente en general señalan que es imposible comprobar un fraude cometido por "espíritus", y los ministros de la Corte aseguran que sólo buscan proteger a las víctimas.

Pese a la dificultad de la aplicación de esta ley, su "espíritu" de proteger a aquellos que son engañados esotéricamente es digno de rescatarse. Sólo que debería de ser aplicado a todo tipo de charlatanes, como políticos y proselitistas religiosos, los cuales ciertamente están mejor parados con aquellos que hacen las leyes.

El artículo dispone que comete el delito de fraude quien, “para obtener un lucro indebido, explota las preocupaciones, las supersticiones o la ignorancia de las personas, por medio de supuestas evocaciones de espíritus, adivinaciones o curaciones u otros procedimientos carentes de validez técnica o científica”.

En las últimas décadas con el capitalismo salvaje, el consumismo y el new age hemos visto la llegada de la comercialización del espíritu... el marketing del alma, o cualquier otro tipo de proceso energético como parte del mercado, la idea central es que todo se puede comprar y sobre todo que alguien o algo fuera de nosotros nos va salvar. Uno de los principios de la medicina alquímica es que el mejor doctor, el único que realmente se puede curar, es uno mismo. Y en todo caso, los verdaderos brujos difícilmente se estarán anunciando: tan necesitados de tú dinero para sobrevivir, pues ¿para que son brujos si dependen tanto del dinero? O ¿acaso su brujería no es precisamente la extorsión monetaria-energética?