*

X

Daniel Tammet, el savant y sinesteta capaz de prodigiosas operaciones mentales

Salud

Por: pijamasurf - 06/02/2010

Habla 11 idiomas pero puede aprender uno nuevo en una semana, es capaz de recordar más de 20 mil dígitos o substituir a una calculadora.

Los savants son personas que pese a padecr algun desorden mental, como el autimos, poseen una sorprendente habilidad o habilidades mentales específica.

Muchos de los llamados savants, capaces de realizar prodigios mentales de memoria u operaciones matemáticas extraordinarias describen su proceso mental como un enjambre de sinestesia. Tal es el caso de Daniel Tammet, un joven autista, para quien cada número entero del 1 al 10 mil tiene una forma, textura, color y sensación distintiva. Tammet describe a pi como un "paisaje deslizante lleno de colores cambiantes". Tammet aprendió islandés en un par de semanas y es capaz de realizar operaciones matemáticas como una calculadora.

Por ejemplo se le puede preguntar cuantos es 27 a la séptima potencia y te dirá en unos segundos 10,460,353,203.

Tammet puede aprender un idioma en 7 días y tiene el récord de momorización de decimales del Número π con 22.514 dígitos.

El profesor Allan Snyder, de la Universidad Nacional de Australia, explica que el caso de Tammet es único, porque mientras “los autistas generalmente no son capaces de describir cómo hacen lo que hacen -simplemente, llegan a ello- Daniel puede describir lo que su mente ve.

Personas como Tammet prueban que el cerebro humano es enormente subutilizado y es capaz posiblemente de superar a la computadora más veloz si se usa a toda su potencia. Por demás, parece que el universo entero existe, por ahora veladamente, dentro del cerebro humano.

Los 10 savants más asombrosos

Te podría interesar:

Bebés en la sombra: 3 millones de recién nacidos ocultos en China

Salud

Por: pijamasurf - 06/02/2010

A causa de la política gubernamental que prohíbe tener más de un bebe por familia, tres millones de recién nacidos son mantenidos ocultos en la sombra cada año

Para contrarrestar el desbordante crecimiento de su población, la cual supera los 1,300 millones, el gobierno chino impuso hace más de tres décadas una política que prohíbe a las familias tener más de un hijo. Sin embargo, más allá de haber reducido las tasas de crecimiento en la población, esta prohibición ha desatado un peculiar fenómeno: aquellas familias que rebasan el límite deciden ocultar a sus bebes.

Un investigador ha calculado que anualmente más de tres millones de bebes son mantenidos bajo la sombra, ocultos ante el permanente monitoreo de la autoridades encargadas de regular esta norma. En caso de no cumplir con esta regla, los ciudadanos enfrentan amenazas, multas, e incluso el encarcelamiento. “Soy el mayor disidente de la política de un niño por familia” afirma sonriente Fu Yang, un habitante rural del sur de Xiamen que asegura haber procreado siete hijas a lo largo de diez años.

Desde 1978 el gobierno chino impuso esta política para mitigar el crecimiento demográfico en el país más poblado del mundo. Para vigilar su cumplimiento se ha instaurado un sistema de vigilancia con comités vecinales para monitorear a las mujeres embarazadas. Los oficiales de Planeación Familiar tienen el poder de forzar a mujeres que sobrepasan su cuota a tener un aborto o incluso a obligar una esterilización.

via Telegraph