*

Dormir después de esta hora tiene efectos importantes sobre tu cerebro y tu comportamiento (ESTUDIO)

Salud

Por: Camila Martínez - 08/21/2022

Si quieres cuidar tu salud cerebral y tu estado de ánimo, procura ir a la cama antes de esta hora
El mejor cotizador de autos en línea

Es bien sabido que la falta de sueño y descanso afecta negativamente a tu salud y bienestar, así como el funcionamiento del cerebro. Pero además del tiempo que duermes, también es importante considerar la hora a la que te duermes, pues permanecer despierto después de la medianoche afecta al cerebro y tu capacidad para tomar decisiones acertadas. Así que piénsalo dos veces antes de pasar la noche viendo un maratón de series, chateando o revisando tus redes sociales.

De acuerdo con el estudio "La mente después de la medianoche", realizado por la Universidad de Harvard y la Universidad de Pensilvania, cuando las personas están despiertas durante la noche biológica circadiana, es decir, después de la medianoche, se producen cambios en el cerebro, los cuales conducen a resultados negativos para el bienestar.

Según dicha investigación, cuando una persona permanece despierta después de medianoche se producen cambios en la cognición y el comportamiento, así como cambios neurofisiológicos en el cerebro que alteran la forma en que se interactúa con el mundo, especialmente en cuanto a las acciones relacionadas con el control de los impulsos, así como el procesamiento de la recompensa y de la información, todo ello sin pensar plenamente en las consecuencias. Entre otras observaciones, el estudio señala lo siguiente:

La noche se asocia con un aumento de los comportamientos impulsivos y desadaptativos. Aquí se consideran los datos empíricos de cuatro de estos comportamientos: suicidio y autoagresión, delitos violentos, consumo de alcohol u otras sustancias e ingesta de alimentos.

"La idea básica es que, desde un punto de vista evolutivo global de alto nivel, el reloj biológico circadiano interno está sintonizado con procesos que promueven el sueño, no la vigilia, después de la medianoche", dice la doctora Elizabeth B. Klerman, investigadora del Departamento de Neurología del Hospital General de Massachusetts, profesora de Neurología de la Facultad de Medicina de Harvard y autora principal del estudio.

De acuerdo con los investigadores, el enfoque de la atención en los estímulos negativos es inusualmente mayor después de la medianoche, lo cual puede propiciar un sistema de recompensa-motivación alterado y provoca que una persona sea especialmente propensa a comportamientos riesgosos como los que se mencionaron previamente: suicidio y autoagresión, delitos violentos, consumo de alcohol u otras sustancias e ingesta de alimentos, especialmente los altos en carbohidratos.

Esto se debe a la influencia del ritmo circadiano en las actividades cerebrales. Dicho ritmo cambia a lo largo del día según las horas de luz y oscuridad, y afecta la forma en que se procesan las experiencias y se responde al mundo exterior.

El ser humano responde de manera más positiva durante el día que por la noche, debido a que la influencia circadiana alcanza su punto máximo por la mañana y su punto más bajo por la noche. Por otro lado, el cuerpo produce más dopamina en la noche, lo que puede cambiar el sistema de recompensa y motivación y podría hacer a una persona caer en comportamientos de riesgo.

Los expertos explican que, durante el día, las actividades neuronales y la capacidad de respuesta se ajustan a nuestro comportamiento habitual. Sin embargo, en la noche los parámetros se ajustan al comportamiento habitual del sueño. Así, las noches de desvelo pueden contribuir a la desregulación del comportamiento y una regulación emocional limitada. 

En el estudio se puede leer lo siguiente: "Entonces, si estamos despiertos en esos momentos (después de la medianoche), la neurofisiología tiende a fomentar la desregulación del comportamiento, especialmente cuando estos efectos de la hora del día se combinan con la pérdida o interrupción del sueño". Por ahora, los resultados de la investigación son sólo una hipótesis, y los autores aclaran que aún faltan investigaciones para llegar a conclusiones definitivas.

 

Contenido cortesía de harmonia.la


También en Pijama Surf: Silencio y sueño: las dos necesidades de la mente que se han vuelto lujos 

 

Imagen de portada: Video musical de "Late Night Talking", de Harry Styles