*

Japón impulsa una campaña para que los jóvenes retomen el hábito de beber alcohol
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Los jóvenes japoneses han salido de la pandemia sin querer regresar a la cultural del alcohol, particularmente ligada en ese país a la socialización con los colegas de trabajo.

Pero este aprendizaje, que en primera instancia parecería muy sano, se ha encontrado con resistencia por parte del mismo gobierno. El gobierno japonés, a través de su agencia de impuestos, está promoviendo un concurso para estimular que los jóvenes regresen a los bares y contribuyan a la economía bebiendo más (algo que en otras circunstancias sonaría contradictorio).

Se ha lanzado una campaña en la que se invita a persona de 20 a 39 años a enviar ideas que puedan servir para inspirar a que las personas beban más alcohol. La campaña lleva el ocurrente nombre de ¡Sake Viva!

El problema, según reporta el New York Times, es que el mismo gobierno lleva dos años enviando mensajes que desincentivan la vida social, especialmente la vida nocturna, prohibiendo la venta de alcohol en bares y su consumo en las calles. Al parecer debido a esto, o simplemente porque han descubierto que el alcohol no es bueno para ellos, los jóvenes ya no quieren beber.

Al mismo tiempo, actualmente hay más de doscientos mil casos de covid-19 al día en Japón, una situación un tanto extraña. Pero la motivación es, evidentemente, que las ganancias por impuestos sobre la venta de alcohol han bajado notablemente en los últimos años. En 1980, hasta el 5% del total de ganancias por impuestos venía del alcohol; el 3% en 2011 y sólo el 1.7% en 2020. Aunque esta cantidad sigue siendo alta en comparación con otros países desarrollados.   

El gobierno japonés está buscando incorporar ideas nuevas, incluyendo inteligencia artificial y encuentros en el metaverso para hacer que los jóvenes se vuelvan a servir bebidas espiritosas. 

Las autoridades argumentan que la intención no es hacer que los jóvenes se emborrachen, sino que consuman "la cantidad apropiada", al tiempo que toman medidas de "sentido común" contra el virus. Algunos critican este mensaje, pues señalan que beber incluso pocas cantidades de alcohol puede tener efectos negativos en algunos casos.

En otros países, el consumo de alcohol también ha bajado drásticamente desde antes de la pandemia, incluidos Corea del Sur y Estados Unidos.

 

También en Pijama Surf: 15 formas en que la vida cambia cuando dejas de beber alcohol en exceso 

 

Imagen de portada: Wikimedia Commons