*

Trabajadores de Google se organizan y crean el primer sindicato de su tipo en Silicon Valley

Sociedad

Por: Pijamasurf - 01/05/2021

Trabajadores de la matriz de Google, Alphabet, han creado su propio sindicato, un movimiento histórico en la compañía

Alphabet Inc. es una empresa estadounidense cuya principal filial es Google y desarrolla productos y servicios relacionados con internet, software y múltiples tipos de dispositivos electrónicos. Alphabet también tiene empresas de diferentes sectores como la biotecnología, la salud, las telecomunicaciones y la domótica (la rama de la robótica especializada en los sistemas que automatizan una vivienda).

A través de un comunicado publicado ayer en el diario The New York Times, los trabajadores de Alphabet anunciaron la creación de un sindicato. Este movimiento de organización laboral puede considerarse el primero de su tipo en las empresas de tecnología asentadas en Silicon Valley, California, cuyo auge económico puede considerarse más o menos reciente.

Paul Koul y Chewy Shaw, el presidente y vicepresidente del nuevo sindicato, explican las razones por las cuales los trabajadores han decidido formar un sindicato. La principal razón y la que le da el título a su comunicado es esta: "Nosotros construimos Google. Esta no es la compañía para la que queremos trabajar" ("We Built Google. This Is Not The Company We Want to Work For").

Esta historia se remonta al 1 de noviembre de 2018, cuando aproximadamente veinte mil trabajadores de Google, junto con trabajadores de Waymo, Verily y otras compañías de Alphabet, pararon sus labores en muchas ciudades alrededor del mundo. 

En aquella ocasión, las protestas fueron producto de experiencias de acoso laboral y discriminación dentro de la compañía. Una de las pancartas exclamaba: "Yo reporté y a él lo promovieron". Otra decía: "Lugares de trabajo injustos crean plataformas injustas". 

Desde entonces, han sido por lo menos dos años de protestas contra las inconformidades en el ambiente laboral. Pero el suceso que terminó de incentivar a los trabajadores de formar un sindicato fue el despido de la Dra. Timnit Gebru

La Dra. Gebru es una respetada experta e investigadora en el campo de la ética y el uso de la inteligencia artificial. Es muy conocida por su trabajo sobre el sesgo racial que existe en la tecnología, como el reconocimiento facial, y ha sido muy crítica con los sistemas que no reconocen caras negras. 

Después de haber enviado un correo a los trabajadores de Google en el que acusaba a la compañía de “silenciar voces marginalizadas”, Gebru fue despedida. 

De acuerdo con la versión de Gebru, ella se estaba preparando para tomarse unas vacaciones y la citaron para discutir un artículo del cual ella fue coautora. Gebru afirma que le ordenaron retractarse del artículo y que Google, como empresa, no estaba preparada para discutir los temas que este artículo trataba. 

Después de la junta, envió un correo a un grupo interno llamado Brain Women and Allies (Mujeres con inteligencia y aliados; aquí puedes ver una copia del correo de Gebru).

Además del despido de la Dra. Gebru, los miembros de esta compañía se han movilizado en contra del Proyecto Maven, el cual tiene colaboración directa con el Pentágono de Estados Unidos para perfeccionar la inteligencia artificial de sistemas militares (por ejemplo, para el mejoramiento de drones de ataque).

Finalmente, otra de las grandes quejas es la manera en la que la compañía ha manejado las denuncias de acoso sexual. 

Nicki Anselmo, directora de programas en Alphabet, dijo que este sindicato provee una estructura sustentable para asegurar que los valores que comparten los trabajadores de la compañía sean respetados.

El sindicato fue organizado por ingenieros de software, pero está abierto a todos los trabajadores de la empresa en Estados Unidos y Canadá, incluyendo trabajadores temporales y contratistas. 

Koul y Shaw afirmaron que todos las personas que trabajan en Alphabet, desde conductores de camiones hasta programadores, vendedores y personal de limpieza, tienen un papel importante en el desarrollo de tecnología, sin embargo, en este momento, son sólo unos pocos ejecutivos ricos quienes definen lo que la compañía produce y cómo los trabajadores son tratados. 

Los trabajadores que deseen unirse y ser miembros del sindicato contribuirán con el 1% de su salario. 

En un tweet, los organizadores escribieron: "Queremos que Alphabet sea una compañía donde los trabajadores tengan voz y voto en las decisiones que nos afectan a nosotros y a las sociedades en las que vivimos". 

 


También en Pijama Surf: 6 paros de mujeres que cambiaron el curso de la historia