*

Elección presidencial de Estados Unidos al límite: estos son los estados donde todo podría definirse

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/04/2020

Estados cruciales todavía no pueden ser proyectados; la elección presidencial de Estados Unidos podría demorarse días e incluso semanas

La elección presidencial de Estados Unidos está sumamente reñida, hasta el punto de que actualmente hacer una predicción es sumamente problemático. Es muy posible que tenga que pasar un día o más para conocer al ganador, al menos hasta que finalice un conteo verdaderamente minucioso de las boletas en estados clave como Pensilvania, Michigan, Wisconsin, Georgia y Carolina del Norte.

A las 8 de la mañana de Nueva York, la mayoría de los medios daba 238 votos a Joe Biden y 213 a Donald Trump. Para declarar al ganador son necesarios 270. Los estados cuyos resultados resta por conocer pero para los cuales se perfila ya una preferencia son Arizona, con 11 votos electorales para Biden; Alaska, con 3 votos para Trump y Maine con 4 votos para Biden. El triunfo de Biden en Arizona, un estado tradicionalmente republicano, podría ser la clave. También están por definirse los 16 votos de Michigan, donde Trump lidera por 0.5%. Georgia otorga 16 votos del colegio electoral y ahí Trump lidera con un 50.5% de las preferencias, frente a un 48.3% de Biden, y esto cuando aún falta por contar el 8% de los votos emitidos, al igual que los 6 votos de Nevada, donde Biden lidera por 0.7% con un conteo del 86%. En Pensilvania, estado clave en 2016 y el cual otorga 20 votos, Trump aventaja con 55% de las preferencias a Biden, quien cuenta con el 43.6% (con apenas 75% de los votos totales). En Carolina del Norte, el conteo da una ventaja del 50.1% a Trump, frente al 48.6% de Biden, cuando falta por contarse el 5% de los votos. En Wisconsin, estado enormemente reñido que cuenta con 10 votos del colegio electoral, Biden aventaja a Trump por apenas 0.06%, cuando falta por contarse el 8% de los votos. Biden necesitaría ganar estados como Nevada, Michigan y Wisconsin para obtener los 270 votos que necesita para ser declarado presidente.

El proceso electoral de este año podría ser muy largo debido no sólo a lo reñido de la contienda sino a la gran concurrencia de los votantes, muchos de los cuales optaron por votar anticipadamente vía correo (y contar estos votos tarda más). Particularmente este es el caso del estado de Pensilvania, uno de los estados "bisagra" ("swing"), con 20 votos del colegio electoral. Aunque actualmente Trump lidera con una buena ventaja, el hecho de que falten más de 2 millones de votos por contar hace que sea posible que Biden dé la vuelta. Los cambios fuertes en las tendencias no son raros, pues en ocasiones los votos que faltan son de ciertos condados o ciudades en los que un candidato tiene importante ventaja. Por ejemplo, Biden ha dado la vuelta a Trump en Wisconsin, pues muchos de los votos que faltaban eran de ciudades como Green Bay y Milwaukee, donde al parecer Biden gozaba de las preferencias electorales.

El estado de Michigan, en el que Trump aventaja con un margen de menos de 2%, es otro estado que podría variar en las siguientes horas, pues faltan votos de la ciudad de Detroit, donde Biden tiene preferencia y, como ocurre también en el estado de Pensilvania, el conteo de los votos recibidos por correo se lleva a cabo al final, y de nuevo, la tendencia observada en todo el país es que Biden tiene la ventaja en este tipo de votos. Biden parece tener la ventaja en centros urbanos, muchos de los cuales faltan por computar. Así que podemos ver muchos cambios todavía.

De cualquier manera, la elección de 2020 ha mostrado de nuevo lo poco confiables que son las encuestas y la enorme polarización que vive Estados Unidos. Si seguimos solamente las tendencias actualmente, el triunfo presidencial sería para Donald Trump, algo que, como ocurrió en 2016, volvería a sorprender a gran parte de los medios y los expertos, mostrando que Estados Unidos alberga por los menos dos países y dos realidades. Ahora bien, es muy probable que Biden pueda alcanzar el triunfo por lo que ya explicamos relacionado a los votos que faltan, pero no obstante, Trump habrá mostrado que tiene una increíble popularidad incluso entre los latinos del estado de Florida, lo cual en sí mismo es sorprendente.

La elección de este año ya está siendo disputada. Ayer por la noche, Trump se declaró ganador y dijo que había un fraude. No será demasiado raro si en este caso, como ocurrió en el año 2000, es necesario recurrir a instancias legales y a un segundo conteo. En el año 2000, Al Gore perdió por sólo 537 votos totales y los resultados oficiales se dieron un mes después.

 


También en Pijama Surf: Elecciones 2020 en Estados Unidos: ¿qué está en juego si Trump repite mandato o si gana Joe Biden?